Ábalos aguanta mientras la oposición pide su dimisión

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
El ministro Ábalos durante la sesión de control al Gobierno | Foto: PSOE

Lectura fácil

Piden la dimisión de José Luis Ábalos, ministro de
Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El Partido Popular, Vox y Ciudadanos
piden la dimisión de José Luis Ábalos
por su reunión con la vicepresidenta venezolana,
Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas
hace tres semanas.
Han interrumpido la sesión del Congreso
para pedir su dimisión.

Noticia completa

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, rechazó este miércoles en el Congreso de los Diputados dimitir por su encuentro con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas mientras los diputados del PP, Ciudadanos y vox clamaban por su dimisión.

Así discurrió la sesión de control al Gobierno de la Cámara Baja, donde este asunto acaparó siete preguntas al Gobierno por parte de estas formaciones parlamentarias, además de una interpelación urgente.

Llaman mentiroso al ministro por sus cambios de versión

En el caso del titular de Transportes, las preguntas fueron de las diputadas del PP María Valentina Martínez y Belén Hoyo, así como del diputado de Ciudadanos Edmundo Val. Todos ellos coincidieron en tachar al ministro de “mentiroso” por las distintas versiones ofrecidas sobre dicha entrevista.

En la defensa de la interpelación, a la que respondió también Ábalos, la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, acusó al Gobierno de España de amparar a “una torturadora” de “un régimen criminal” y de despreciar a “un demócrata”, en referencia a Juan Guaidó, al que calificó de “legítimo presidente de Venezuela”.

Por ello pidió “una pública rectificación” del presidente del Gobierno, antes de vincular este asunto con Cataluña diciendo que “el señor Sánchez siempre elige entre sus aliados a los delincuentes”.

Ábalos alega que la vicepresidenta de Venezuela no incumplió las reglas comunitarias

Por su parte, Ábalos aseguró que la vicepresidenta venezolana no pisó territorio Schengen, con lo que España no habría incumplido las restricciones fijadas por la Unión Europea.

Además, destacó que su actuación permitió “no añadir más problemas en las relaciones diplomáticas con un Gobierno”, relaciones que según sostuvo, “restableció Mariano Rajoy”.

A este respecto, defendió que “si queremos tener elecciones libres en Venezuela, se tiene que hacer con acuerdo entre las partes” y reprochó a la oposición que no haya unidad en este asunto.

El ministro de Fomento aguanta las críticas

En esta línea, añadió que “posicionarse sólo de una parte del conflicto, menospreciar y humillar al Gobierno venezolano e instrumentalizar a la oposición de Venezuela es renunciar a la responsabilidad histórica que España tiene con Venezuela”.

Además, acusó a los diputados de estos grupos de querer “poner en cuestión la credibilidad de España” y de “enfrentarnos a Estados Unidos en un momento delicado por los aranceles, así como a nuestros socios europeos”.

Por último, restó importancia al debate en el Europarlamento sobre la creación de una comisión de investigación “porque salvo dos todos eran españoles”, además de ironizar con que “España va tan bien que, según ustedes, sólo tenemos que hablar de otro país”.

Sánchez sale en defensa de Ábalos

Por su parte, Sánchez dejó claro que Ábalos cumplió con su “deber”: “evitar una crisis diplomática con su intervención” y presentó las contradicciones de Abascal sobre este particular, cuando hasta el “líder de la oposición” venezolana, en referencia a Juan Guaidó, ha afirmado que Venezuela mantiene “las mejores relaciones con España”, país al que considera “aliado de la democracia y de la libertad”.

Añadir nuevo comentario