Lactancia Materna: el primer acto de alimentación que ayuda a tener un planeta sano

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Una mujer prácticando la lactancia materna con su bebé

Lectura fácil

La primera semana de agosto celebramos la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

La celebración de este día se hace para apoyar y concienciar al respecto de esta práctica.

Este 2020 la OMS junto a UNICEF y la WABA llevan como lema "Apoye la Lactancia Materna por un planeta saludable".

Este año el lema quiere demostrar que la lactancia materna tiene un vínculo muy grande con respecto

al cuidado del planeta.

Del 1 al 7 de agosto de cada año se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Fueron la OMS y UNICEF los organismos que establecieron este día con el fin de proteger, fomentar y apoyar esta acción.

Y es que las organizaciones comparten que la lactancia cuenta con numerosos beneficios a la salud de la madre y el bebé. Además, la celebración de este día también cuenta con la participación de la Alianza Mundial Pro Lactancia Materna (WABA, son sus siglas en inglés)

El lema de este 2020 es "Apoye la lactancia materna por un planeta saludable". Durante esta campaña se pretende resaltar los vínculos que hay con la salud del planeta, así como tratar el impacto de la alimentación infantil en el medio ambiente.

La lactancia materna nos puede ayudar con el cuidado del planeta

Y es que, como venimos repitiendo en GNDiario, la relación entre las personas y el planeta es enorme, y por ello necesita de la búsqueda de soluciones sostenibles.

Desde casa podemos reducir las emisiones de carbono y el impacto ecológico que comienzan con un acto tan simple como es la alimentación de nuestros bebés.

Según la OMS, y las Organizaciones Pro Lactancia Materna, nos recuerdan que "la lactancia es una de las mejores inversiones para salvar vidas de la niñez y mejorar la salud, el desarrollo social y económico de individuos y naciones".

Además recalcan que "la protección, promoción y apoyo de este proceso son estrategias importantes que necesitan la colaboración de actores dentro y fuera del movimiento de lactancia materna".

Esto son los cuatro objetivo que se persiguen durante esta semana:

  • Informar a las personas sobre la relación entre la lactancia materna y el medio ambiente/cambio climático.
  • Anclar este proceso como una decisión climáticamente inteligente.
  • Comprometerse con individuos y organizaciones para un mayor impacto.
  • Impulsar acciones para mejorar la salud del planeta y de las personas a través de este proceso.

La lactancia materna sirve de ejemplo para dar a conocer la profunda conexión entre la salud humana y los ecosistemas de la naturaleza, pues que se trata de un proceso natural, renovable y ambientalmente seguro.

Concienciación y apoyo

Es de vital importancia crear entornos que propicien la práctica óptima de alimentación de lactantes y de los pequeños, protegiendo, promocionando y apoyando esta práctica.

La lactancia materna ofrece a los niños el mejor comienzo en la vida. Aporta beneficios en la salud, tanto a nivel nutricional como emocional, en el bebé y la madre.

Se trata de un sistema alimentario sostenible, pero, a pesar de ser un proceso natural, no siempre resulta fácil. Las madres necesitan apoyo, para iniciar la lactancia y para mantenerla.

En este caso, los servicios de asesoramiento cualificado pueden ayudar para que madres y familias reciban ese apoyo. Por otro lado, pueden otorgar información, consejo y la confianza que se necesita para alimentar a los bebés de una manera óptima.

El asesoramiento ayudará a las madres a sentirse más seguras, respetando sus circunstancias y decisiones personales. Por otro lado, puede empoderar a las mujeres para superar dificultades y dar la espalda a las prácticas alimentarias y de atención que perturben un amamantamiento óptimo.

Desde la OMS y UNICEF comparten recomendaciones para conseguir una óptima alimentación de lactantes y niños pequeños:

  • Inicio temprano de la lactancia materna, dentro de la primera hora después del nacimiento.
  • Lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida.
  • Lactancia materna continuada hasta los dos años de edad o más, con la incorporación de alimentos sólidos complementarios nutricionalmente adecuados.

Apoyemos la lactancia materna, derribemos tabúes y malas prácticas. Debemos de concienciarnos de una vez por todas para de que nosotros estamos totalmente conectados con el planeta, y si él cae, nosotros también.

Añadir nuevo comentario