Día Internacional del Implante Coclear

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Niña con implante coclear

Lectura fácil

El 25 de febrero se celebra el Día Internacional del Implante Coclear

El implante coclear cumple ya 63 años desde que se inventó.

Es un avance tecnológico y de la medicina que ha permitido a muchas personas con pérdida auditiva volver a escuchar y mejorar su calidad de vida.  

El implante coclear es un dispositivo médico capaz de sustituir el sentido de la audición.

El implante se coloca justo detrás del oído externo.

Está compuesto por un micrófono y un procesador de sonido.

El procesador transforma el sonido en estímulos eléctricos y éstos son recogidos por medios electromagnéticos por cuenta de una antena implantada quirúrgicamente a la persona.

Este 25 de febrero se celebran 63 años de vida del implante coclear. Un avance tecnológico y de la medicina que le ha permitido a miles de personas con pérdida auditiva volver a escuchar y mejorar su calidad de vida. 

¿Qué es el implante coclear?

Este es el único dispositivo médico capaz de sustituir el sentido de la audición. Un implante coclear se coloca justo detrás del oído externo. Está compuesto por un micrófono y un procesador de sonido. El procesador transforma el sonido en estímulos eléctricos y éstos son recogidos por medios electromagnéticos por cuenta de una antena implantada quirúrgicamente que dirige la señal a unos electrodos internos que estimulan el nervio auditivo.

Un hito importante en su historia, ocurrió en 1977, cuando la doctora en Ingeniería Eléctrica y actual CEO de Med-El, Ingeborg Hochmair y su esposo, el profesor Erwin Hochmair, desarrollaron durante su vida académica el primer implante coclear multicanal microelectrónico del mundo: este avance tecnológico es el único producto capaz de reemplazar el sentido natural del oído.

Cerca de 1.100 millones de personas entre 12 y 35 años están en riesgo de quedar sordas

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen más de 466 millones de personas con pérdida auditiva. Cerca de 360 millones sufren de pérdida auditiva incapacitante.

Actividades como escuchar música con un alto volumen o permanecer en sitios con alta exposición al ruido, como es el caso de los aeropuertos, podrían dejarnos sordos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), otras de las principales causas de pérdida la audición son enfermedades genéticas, complicaciones al momento del nacimiento, meningitis, algunas enfermedades infecciosas, lesiones, accidentes, traumas o accidentes, el uso inadecuado de medicamentos específicos y procesos naturales como el envejecimiento.

Una de las alternativas para ayudar a quienes sufren de pérdida auditiva es el implante coclear, único dispositivo médico capaz de sustituir el sentido de la audición.

El implante coclear, uno de los mayores avances en la historia de la medicina

La Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS) recuerda que el pasado año el Ministerio de Sanidad actualizó la prestación sanitaria para la renovación de los componentes externos de los implantes, incluidos en la Cartera Ortoprotésica del Sistema Nacional de Salud, que las comunidades autónomas han de incorporar a sus propias carteras autonómicas para su gestión.  El plazo concluyó el pasado diciembre y algunas comunidades aún no han llevado a cabo este proceso de actualización.

La norma estableció el 31 de diciembre de 2019 como fecha límite para que las comunidades autónomas adecuaran conforme a la misma sus respectivas Carteras Ortoprotésicas, debiendo regular también aspectos sobre los que tienen competencias en exclusiva.

La inclusión del implante coclear en la cartera de servicios

A fecha de hoy, no todas las comunidades han realizado la actualización, dejando a muchas personas con sordera usuarias de implante coclear y a sus familias en una situación de incertidumbre y desprotección. 

Por esta razón, desde FIAPAS hacen un llamamiento a las administraciones autonómicas para que no se demore más esta actualización y determinen las condiciones regulatorias de esos otros aspectos de especial relevancia para las personas con sordera y sus familias, que son de su competencia y cuya regulación en un sentido u otro podría ensombrecer una situación que de partida mejoraba sustancialmente la prestación en materia de implantes cocleares.

Refiriéndose en concreto a:

  • La determinación de los plazos de renovación de los diferentes componentes.
  • La determinación del procedimiento de abono de la prestación, sin que las familias o las personas sordas tengan que adelantar unos costes a los que en la mayoría de los casos no pueden hacer frente.
  • La posibilidad de adquisición de productos no incluidos en la Cartera, abonando el usuario la diferencia, cuyas prestaciones den una respuesta más ajustada a sus necesidades reales si así lo indica la prescripción facultativa.
  • La determinación del procedimiento y mecanismos para la activación, programación y revisiones de los implantes, incluida la dispensación del soporte técnico.
  • Y, por último, la supresión de cualquier tipo de copago, dado que en este momento no se prevé en ningún caso en la legislación estatal que es de aplicación en esta materia.

Añadir nuevo comentario