Prevención contra los desastres naturales

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest

Lectura fácil

Cada 13 de octubre se celebra el Día Internacional para la Reducción de Desastres Naturales. 

Con el término desastres naturales se hace referencia a las pérdidas de vidas humanas y materiales
como consecuencia de fenómenos naturales, como por ejemplo, inundaciones, tsunamis, terremotos...

La mayoría de muertes a causa de desastres naturales se deben a eventos meteorológicos en especial, inundaciones, tormentas y olas de calor.

Otra parte importante se da por eventos geofísicos extremos,
en especial terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas.

Realmente el objetivo de este día es generar una cultura de prevención ante fenómenos naturales,
y para ello, lo primordial es la educación.
Infórmate sobre las cosas que puedes hacer para estar preparado
y poder ayudar en caso de un desastre.
No se trata de estar permanente asustado, pero sí de saber prevenir y responder.

Por ejemplo, cuando entres en un edificio observa cuál es la salida de emergencia más cercana.
Lee en Internet sobre cómo responder ante un terremoto o una alerta de tsunami.
Educa a los más pequeños en cómo protegerse a sí mismos.

Hoy tiene lugar la celebración del Día Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales. Durante esta jornada, diferentes organismos trataremos de promover una cultura mundial para la reducción de los mismos que tiene como objetivo poder prevenirlos, mitigarlos y estar preparados para ellos.

A lo largo del año son muchos los fenómenos naturales que se producen a nuestro alrededor. El ser humano los ve con preocupación ya que suelen acabar con fallecidos y muchas pérdidas económicas.

13 de octubre: Día Internacional para la Reducción del Riesgo de los Desastres Naturales

Con el término desastres naturales se hace referencia a las pérdidas de vidas humanas y materiales como consecuencia de fenómenos naturales.

En tiempos en los que los desastres relacionados con el clima y la meteorología son cada vez más frecuentes, los conocimientos sobre los efectos de la urbanización y el crecimiento demográfico son fundamentales.

Debemos saber que las inundaciones constituyen un gran riesgo natural para la población, pudiendo arrastrar graves consecuencias económicas.

La mayoría de muertes a causa de desastres naturales se deben a eventos meteorológicos en especial, inundaciones, tormentas y olas de calor que han duplicado sus cifras durante los últimos 40 años.

Otra parte importante se da por eventos geofísicos extremos, en especial terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas.

Durante los últimos 20 años, más de 1,2 millones de personas han perdido la vida como resultado de la exposición a amenazas naturales

La Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción de Riesgo de Desastres (UNDRR, por sus siglas en inglés) ha examinado las consecuencias de más de 7.300 desastres naturales que cumplen alguno de estos requisitos: han matado al menos a diez personas, afectado a un mínimo de un centenar, provocado la declaración de un estado de emergencia o una petición de ayuda interna.

Además, más de 4.000 millones de personas han tenido que desplazarse y se han quedado sin hogar, o han resultado heridas, lesionadas, o han tenido que recurrir a algún tipo de ayuda de emergencia.

Miles de infraestructuras y servicios básicos han sido destruidos y paralizados, causando más daños a la población y a la economía de los países afectados.

Los desastres naturales, muchos de ellos, consecuencia del cambio climático, hoy por hoy son inevitables, pero los daños que causan pueden minimizarse si se toman algunas medidas concretas.

El uso del conocimiento científico y de informes elaborados por profesionales son fundamentales en la reducción del efecto de estos desastres naturales

Concretamente son los gobiernos locales y regionales los que tienen que hacer un esfuerzo para la preparación y la respuesta a las catástrofes.

Por eso, en los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOUs) es requisito imprescindible realizar estudios de impacto ambiental , que nos sirven para evaluar los posibles riesgos que pueden producirse. De esta manera, dentro de estos proyectos encontramos la posibilidad de realizar estudios de inundabilidad, entre otros.

Añadir nuevo comentario