Sencillos trucos para ahorrar siendo sostenible

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
31/10/2020 - 11:00
Huchas con forma de cerdito / Pixabay

Lectura fácil

El Día Mundial del Ahorro se celebra todos los años el 31 de octubre, desde que fue instaurado en el año 1924.

¿Por qué se celebra el Día Mundial del Ahorro? En 1924 tuvo lugar, en la ciudad de Milán, el Primer Congreso del Ahorro, en el que más de 300 representantes de 27 países se reunieron para analizar varias cuestiones sobre la organización y legislación de las cajas de ahorro. Entonces se creó el Instituto Mundial de Cajas de Ahorros y se instituyó el 31 de octubre como el Día Mundial del Ahorro coincidiendo con la clausura del congreso.

La intención inicial del Día Mundial del Ahorro era concienciar a la población de todo el mundo sobre las ventajas que tenía depositar sus ahorros en una entidad bancaria en una época en la que mucha gente los seguía guardando debajo del colchón.

Pero, sin duda, el momento de mayor auge de la celebración fueron los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, cuando esta efeméride se convirtió en una tradición de países como Austria, donde la mascota del ahorro, llamada Sparefroh («el ahorrador feliz»), cuenta incluso con una calle dedicada a su nombre.

Nuestro futuro empieza ahorrando

Ahorrando en consumo, ahorramos también en nuestras facturas mensuales. Siguiendo estos sencillos trucos, ¡tu bolsillo y el planeta lo notarán!

En ocasiones puede ser complicado llegar a final de mes y, además, conseguir ahorrar una parte de nuestros ingresos. Sin embargo, hay hábitos, como hacer un presupuesto y “preahorrar”, que nos ayudarán a lograr este objetivo.

Toma nota de los siguientes consejos y empieza a ahorrar

Ante todo, planifica tu ahorro: Fíjate un objetivo, define cuánto y cuándo vas a ahorrar, lleva un presupuesto y separa el dinero de tu nómina cuando esta sea ingresada, sin esperar a final de mes.

Además de esto, puedes reducir gastos de la siguiente forma:

Ahorra gasolina

  • Es muy fácil ahorrar en combustible si revisas la presión de tus neumáticos para que no consuman de más. El filtro del aire debe estar en buen estado.
  • Si circulas a menos de 90km por hora puedes ahorrar combustible llevando las ventanillas bajadas. A más velocidad es recomendable poner el aire acondicionado.

¡Comparte coche o utiliza la bicicleta!

Ahorra electricidad

  • A la hora de comprar nuevos electrodomésticos mira siempre su etiqueta energética.
  • Reduce el consumo energético: racionaliza el consumo y evita desperdiciar energía.
  • Evita los enchufes y regletas o los modos 'standby' de muchos aparatos electrónicos. Consumen casi como si estuviesen dos horas encendidos.
  • Pásate a la tarifa nocturna de tu compañía de electricidad. Muchas veces ahorrarás hasta un 40% en tu factura.

Ahorra agua

  • Recicla todo el agua que puedas.
  • Elige siempre ducharte antes que darte un baño, ¡no olvides cerrar el grifo mientras estás enjabonándote!
  • Aprovecha al máximo el lavavajillas y la lavadora.

Ahorra en la oficina

  • Apaga totalmente los sistemas electrónicos y luces cuando no haya nadie.
  • Recicla el papel y reduce al máximo la impresión.

Ahorra en productos y servicios

  • Si necesitas algo, infórmate, puedes conseguirlo mediante un intercambio. Elimina gastos prescindibles: algunas actividades de pago pueden sustituirse por otras similares, pero gratuitas.
  • Utiliza los bancos de tiempo.
  • Practica la regla de las 3R.
  • Lleva el dinero justo para evitar compras compulsivas.
  • Come en casa o de 'táper'.

Añadir nuevo comentario