Por un futuro sin Hepatitis

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
28/07/2021 - 08:00
Muestra de sangre con Hepatitis

Lectura fácil

La Hepatitis vírica está considerada como uno de los mayores problemas de la salud pública mundial. En concreto es una infección del hígado que puede estar causada por varios virus diferentes: A, B, C, D y E.

Juntas, las Hepatitis B y C son la mayor causa de muerte, con 1,4 millones de defunciones al año. En plena pandemia de COVID-19, las Hepatitis víricas siguen matando a miles de personas cada día.

Ambas variantes, B y C, de la Hepatitis, enfermedad cuyo virus se transmite por vía sanguínea y sexual, destacan sobre otros tipos de hepatitis por su capacidad de cronificación y el riesgo de desarrollar una enfermedad hepática avanzada.

La Hepatitis A y la E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados.

La infección aguda puede acompañarse de pocos síntomas o de ninguno; también puede producir manifestaciones como la ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, fatiga intensa, náuseas, vómitos y dolor abdominal.

La prevención de la enfermedad se basa fundamentalmente en la vacunación, el manejo adecuado de la sangre, los fluidos corporales y los hemoderivados a nivel clínico, así como en la puesta en práctica de medidas que impidan la transmisión por vía sexual.

325 millones de personas tienen Hepatitis vírica B y C

Es posible un futuro sin Hepatitis si luchamos juntos. La OMS pide a todos los países que colaboren para eliminar las Hepatitis víricas como problema de salud pública de aquí al año 2030.

En cifras: A finales de año hay aproximadamente 325 millones de personas con hepatitis crónicas. Se estima que hay en el mundo 71 millones de personas con infección crónica por el virus de la Hepatitis C. El 10 % de los casos de Hepatitis B y el 19 % de los de Hepatitis C saben que están infectados. El 42 % de los niños reciben la dosis de la vacuna contra la Hepatitis B prevista al nacer.

Recomendaciones de la OMS por un futuro sin Hepatitis
Recomendaciones de la OMS por un futuro sin Hepatitis

Estrategia mundial del sector de la salud contra las Hepatitis víricas

La primera estrategia mundial del sector de la salud contra las Hepatitis víricas se publicó el pasado año 2016. Se basa en dar cumplimiento a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Abarca los primeros seis años del programa de acción sanitaria después de 2015, es decir, el periodo 2016-2021, y está fundamentada en un documento titulado 'Prevención y control de las hepatitis virales: marco para la acción mundial y en dos resoluciones sobre las hepatitis víricas aprobadas por la Asamblea Mundial de la Salud en 2010 y 2014'.

La Estrategia aborda los cinco virus de la Hepatitis (A, B, C, D y E), con atención especial a las Hepatitis B y C debido a la carga relativa para la salud pública que estas representan.

[Puedes consultar el documento aquí]

¿Qué puedes hacer tú por el Día Mundial contra la Hepatitis?

Eliminar la Hepatitis es una lucha de todos. Por ello es importante que empieces a actuar. Para ello, toma nota de estos consejos:

  • Infórmate y organiza un evento de visibilidad de la enfermedad. Por ejemplo: una actividad deportiva, un concierto o algún evento para recaudar fondos.
  • Difunde los materiales de comunicación en redes sociales.
  • Participa en la campaña por un #FuturoSinHepatitis utilizando dicho hashtag en redes sociales. También puedes seguir la cuenta de Twitter @NoHep, un movimiento comunitario general de apoyo a la eliminación mundial de la Hepatitis.

#HaciaElFinalDeLaC

La Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH), Apoyo Positivo y el Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt-VIH), con la colaboración de las compañías biofarmacéuticas AbbVie y Gilead, y el aval científico de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), presentan con motivo del Día Mundial de la Hepatitis, la campaña “Hacia el final de la C”.  

La iniciativa pretende concienciar sobre el mejor la Hepatitis C, promover el diagnóstico y el tratamiento precoz, así como las buenas prácticas asociadas, y facilitar así la eliminación de una enfermedad que no suele presentar una sintomatología que facilite su detección temprana. 

La campaña llama la atención de la población general y anima, sobre todo, a los que tengan sospechas o hayan estado expuestos al virus a acudir de forma voluntaria al médico y se articula en torno cápsulas de vídeo alojadas en redes sociales, (Facebook y Twitter) con los hashtags #HaciaelFinaldelaC y #StopVHC.

Añadir nuevo comentario