Sánchez defiende “el diálogo" con el independentismo para "resolver conflictos políticos"

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Sánchez Torra Cataluña

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, defendió este viernes que “el diálogo es el método para resolver conflictos políticos como el que se vive ahora mismo” en Cataluña.

Puntualizó que “el diálogo y la seguridad jurídica en el marco de las leyes democráticas” guían las negociaciones con ERC.

Desde Bruselas, tras participar en el Consejo Europeo, Sánchez empleó así un lenguaje que recordó al de la Declaración de Pedralbes que suscribieron conjuntamente el Ejecutivo central y el catalán hace justo un año.

Diálogo efectivo

Se apostó por “un diálogo efectivo” que se produzca “en el marco de la seguridad jurídica”.

En su día, el Ejecutivo explicó que el término de ‘seguridad jurídica’ conlleva a la Constitución porque es la norma suprema que rige todo el ordenamiento jurídico español.

En sus últimas comparecencias públicas, ya con la negociación en marcha entre PSOE y ERC, Sánchez aseguró que el acuerdo sería “público”.

Dentro de la Constitución

“Dentro del marco de la Constitución”. En esta ocasión, se ha empleado el término “seguridad jurídica”, lo que hizo recordar al acuerdo de Pedralbes.

El candidato a la investidura también se refirió en esta comparecencia a la entrevista que el presidente de ERC, Oriol Junqueras, preso por delitos de sedición, ha concedido a ‘La Razón’.

En ella, entre otras cosas, advierte de que “si no hay mesa de negociación entre gobiernos, votaremos ‘no’” a la investidura.

“Un poco los extremos de su entrevista son conocidos, es la posición que ha manifestado ERC a lo largo de estas semanas desde las elecciones del 10 de noviembre”, dijo Sánchez a este respecto.

Acto seguido, explicó que “el planteamiento” que se está haciendo a ERC en las negociaciones se basan en el “diálogo” dentro del “marco de la seguridad jurídica que emana de las leyes democráticas que tenemos”.

Diálogos con Torra

Sánchez admitió que le llama la atención que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, “critique el diálogo con él y el resto de presidentes autonómicos” cuando lo ha estado “reclamando”.

“La vocación de diálogo que manifiesta el Gobierno de España es inclusiva, no excluyente”, se reafirmó.

El jefe del Ejecutivo en funciones juzgó “positivo” que el proceso de investidura se impliquen “todas las instituciones”.

“No sólo los partidos” con representación y que votarán en el Congreso de los Diputados en la sesión de investidura.

¿Terceras elecciones?

Hizo especial hincapié en que “no puede ni debe haber terceras elecciones”.

En el caso de que hubiera algún partido que así lo quisiera, le urgió a aclararlo ante la opinión pública.

“Los españoles han hablado ya” hasta en tres elecciones este año, recordó Sánchez.

En este punto, habló sobre las “tres actitudes” que, a su juicio, hay en la política española: “la de aquellos que dimos un paso al frente olvidando nuestras rencillas y proponiendo un Gobierno de coalición; otras fuerzas que han dicho que no van a bloquear; y el PP y la ultraderecha que han dicho que van a bloquear”.

Parlamento fragmentado

Ante este Parlamento “muy fragmentado” que ha resultado de los comicios del 10-N, Sánchez sostuvo que haber sumado 155 escaños (120 del PSOE y 35 de Unidas Podemos).

Es un número “suficientemente sólido como para que sea tomado en cuenta por el resto de formaciones presentes” en el Congreso.

Finalmente, volvió a mostrar su sorpresa por la posición del PP. “Me llama la atención”, comentó ante la negativa del partido de Pablo Casado a abstenerse en su investidura mientras.

“Le dice a Navarra Suma y Ciudadanos que tienen que abstenerse o facilitar”. “Consejos doy que para mí no tengo”, analizó.

En palabras de Sánchez, “es bastante sencillo” porque “se podría abstener el PP”.

“Sabe perfectamente que no existe otra opción de gobierno que la liderada por el PSOE”. Según su reflexión, lo que ocurre es que los populares “no quieren y no aceptan que gobierne el PSOE”.

Añadir nuevo comentario