Detenido por causar conatos de incendio en plena ola de calor en Barcelona

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Conatos

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre que el pasado domingo provocó varios conatos de incendio en Santa Fe del Penedès; en plena ola de calor y con las autoridades pidiendo que se extremara la prudencia porque aún seguía activo el incendio de la Ribera d'Ebre.

Llevaba dos mecheros y las manos manchadas de ceniza cuando le arrestaron

Según han informado a Efe fuentes policiales, el detenido, de 37 años, tiene nacionalidad española y es vecino de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Además, llevaba dos mecheros y las manos manchadas de ceniza en el momento de ser arrestado.

Varios conductores llamaron al 112 el pasado domingo por la tarde para advertir de que había un hombre haciendo fuegos que generaban columnas de humo muy visibles. Todos junto a la C-15, que estaba muy transitada ese domingo, entre Santa Fe del Penedès y Vilafranca del Penedès.

Delito de incendio forestal

Agentes de seguridad ciudadana de los Mossos d'Esquadra de la comisaría de Vilafranca del Penedès se dirigieron al lugar y detuvieron al sospechoso, acusado de un delito de incendio forestal.

Tras ser detenido, el hombre, que coincidía con la descripción que habían hecho varios de los testigos que llamaron al 112, mantuvo un discurso muy incoherente y fue trasladado a un hospital, donde el médico lo derivó a un centro psiquiátrico, en el que ha quedado ingresado, según las fuentes.

Las columnas de humo que se originaron con los pequeños focos de incendio que provocó en zonas de vegetación crearon una gran alarma social, al producirse en plena ola de calor y con el incendio en la comarca tarraconense de la Ribera d'Ebre, uno de los más importantes de los últimos años en Cataluña, aún activo.

El humo dificultaba la visibilidad en la C-15

Cuando los Mossos d'Esquadra se dirigieron al lugar, cortaron la carretera para evitar accidentes, y también para facilitar la llegada de los Bomberos. 

Uno de los agentes de los Mossos observó que en una carretera secundaria paralela a la C-15, la C-15z, había un pequeño incendio reciente junto a la vía, por lo que se dirigió al lugar y vio al sospechoso, que fue arrestado.

Los bomberos del parque de Vilafranca (Barcelona), situado a menos de tres kilómetros de los focos, lograron extinguir el incendio rápidamente, tras afectar a una zona de unos 800 metros cuadrados de vegetación.

Añadir nuevo comentario