Le amputan piernas y brazos a una mujer por el lametón de su perro

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Mujer amputada

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

La bacteria capnocytophaga, común en perros y gatos, ha sido contagiada a una mujer de 54 años por dejar que su perro la lamiese.

Esto ha hecho que a la mujer la hayan tenido que amputar brazos y piernas. Y es que la infección le provocó, en un primer momento fiebre y nauseas, y fue empeorando cuando desarrollo sepsis y gangrena, por lo que tuvo que ser ingresada en el hospital.

A Mari Trainer, los médicos tuvieron que inducirle un coma por la gravedad de la situación. Tras pasar 10 días, se despertó y comprobó que para seguir con vida le habían tenido que cortar parcialmente los brazos y las piernas para salvar su vida.

La afectada era estilista y dueña de un salón de belleza

La mujer contaba a Fox 8 que mostraba mucho aturdimiento tras despertarse. No sabía dónde se encontraba, y para ella fue muy duro y difícil descubrir que le habían tenido que amputar brazos y piernas.

Lleva más de 80 días en el hospital, y ha tenido que ser intervenida en 8 ocasiones. Los médicos creen que a la mujer se infectó con esta bacteria, cuando la saliva de su perro entró en contacto con un pequeño corte en su brazo.

Tanto ella como su marido, no tienen intención de separarse de sus dos perros, y tras operarse, la mujer le preguntó a los médicos que sí podría volver a verlos.

"Los trajeron al hospital dos veces para que pueda verlos y solo eso me hizo sonreír", aseguró en declaraciones a la CNN

Pero no todo es oscuridad para esta mujer, sino que su comunidad se ha volcado con ella, y han creado una página en GoFundMe para ayudarla con los gastos médicos.

Esta campaña ha conseguido recaudar casi 20.000 dólares. Asimismo, la comunidad que está ayudándola, organizó un torneo de billar para recaudar fondos.

La emocionada Marie Trainer mostró su total agradecimiento a todas esas personas, tanto de Ohio como de otros estados de EEUU, que hayan aportado su granito de arena. No se esperaba esa ola de ayuda hacía ella.

La mujer espera poder asistir el 31 de agosto al próximo evento de recaudación de fondos. Además, asegura que su principal apoyo ha sido su familia.

Añadir nuevo comentario