Alertan del mayor brote de una enfermedad rara que afecta al sistema nervioso, sobre todo en niños

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Niños enfermedad rara mielitis

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Detectan el mayor brote de la enfermedad rara llamada mielitis flácida aguda (AFM, por sus siglas en inglés), que ha afectado a 233 niños en 2018. Según las cifras de los investigadores, publicadas en su último informe Vital Signs, los brotes se registran forma estacional y bianual, con picos máximos entre los meses de agosto y octubre. Así, el anterior brote se dio en 2016, con 149 casos, y previamente se detectó otro en 2014, cuando hubo 120 casos y comenzaron a seguir de cerca esta enfermedad.

Comienza como un virus y continúa con pérdida de movilidad y reflejos

En un análisis de casos confirmados en 2018, detectaron enterovirus y rinovirus en casi la mitad de los especímenes respiratorios y fecales. Todos ellos dieron negativo en las pruebas para la detección del virus poliomielítico, un enterovirus relacionado que puede causar mielitis.

Según se explica en un comunicado, la mayoría de los pacientes son niños —de una media de edad de 5 años— previamente sanos que presentaron síntomas respiratorios o fiebre indicativos de infección viral menos de una semana antes de notar debilidad en los brazos y las piernas.

La mielitis puede progresar rápidamente

Esta enfermedad rara requiere intervención médica urgente, la detección precoz de los síntomas y la hospitalización de los pacientes son clave, añaden los facultativos, para que el paciente pueda llegar a desarrollar una vida normal. Sin embargo, fueron 18 días de media los que transcurrieron desde los primeros síntomas hasta el diagnóstico.

¿Cómo reconocer los síntomas?

Repentina pérdida fuerza en brazos y piernas, disminución de la musculatura y pérdida de reflejos.

Algunas personas también experimentan dificultades para mover los ojos o caída de los párpados, flacidez en la cara, incluso dificultad para tragar y hablar.

¿Existe cura?

Actualmente no existe cura para esta enfermedad rara pero grave, ni forma de prevenirla con vacunas específicas. Los médicos especialistas en el tratamiento de enfermedades cerebrales y de la médula espinal (neurólogo) pueden recomendar ciertas intervenciones caso por caso.

Añadir nuevo comentario