Airbus y los sindicatos se reúnen el martes tras anunciar el fin del A380

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
15188712w

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Madrid, 3 mar (EFE).- La dirección de Airbus y el comité de empresa europeo celebran este martes en Toulouse (Francia) la primera reunión informativa tras la decisión del grupo, anunciada a mediados de febrero, de dejar de fabricar su modelo A380 en 2021 por falta de encargos.

El anuncio se vio precipitado por la reducción de los pedidos de su principal cliente, Emirates, que ha sustituido parte de sus encargos por los modelos A330-900 y A350-900, quedándose finalmente con 123 unidades del A380, 39 menos de las previstas.

Airbus ha cifrado entre 3.000 y 3.500 los puestos de trabajo que pueden verse "potencialmente afectados" en Europa durante los próximos tres años por esta decisión.

La compañía considera, no obstante, que el aumento de la producción del modelo A320, actualmente en marcha, y el nuevo pedido de aviones de cabina ancha realizado por la aerolínea Emirates ofrecerán "un número importante de oportunidades de movilidad interna".

Los sindicatos prevén que la compañía les informe el martes del análisis que está llevando a cabo sobre la repercusión que tendrá el fin de la producción del A380, el avión de pasajeros más grande, en España, Francia, Alemania y Reino Unido.

En este sentido, fuentes sindicales explican que es complicado saber el número de españoles que se verán afectados ya que hay personal que trabaja para varios programas, no solo el A380.

La parte sindical reconoce que la medida era previsible dada la falta de ventas que experimenta este modelo desde 2017, que ha pasado de una producción que llegó a alcanzar incluso las 18 unidades a los 6 actuales.

De hecho, esta reducción en la carga de trabajo se ha hecho de una forma progresiva a fin de alargarla en el tiempo ya que, de haberse mantenido la actividad a ese ritmo, el fin de la producción del modelo A380 hubiera llegado antes de 2021.

Los sindicatos confían en que el fabricante apueste por aprovechar la nueva carga de trabajo y por recolocar al personal en España en otras divisiones, como por ejemplo la militar o los helicópteros, dado que todos los trabajadores en España tienen las mismas condiciones laborales.

El grupo emplea en España a cerca de 12.700 personas a través de todas sus divisiones, tanto de aviones comerciales (3.400 trabajadores), como militares, helicópteros y actividades espaciales, según los datos oficiales de la compañía. EFE

kot/ltm

Añadir nuevo comentario