La AP-4 y la AP-7 serán gratuitas a partir del 1 de enero de 2020

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Autopista entre Sevilla y Cádiz.

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

A partir del próximo 1 de enero hay varias autopistas que levantarán su peaje y volverán al Estado: los dos tramos de la AP-7 entre Tarragona y Alicante y la AP-4 Sevilla-Cádiz. 

Varias autopistas pasan a ser propiedad del Estado

El 1 de enero del 2020 finaliza la concesión de las autopistas AP-4 entre Sevilla y Cádiz y el tramo de la AP-7 entre Tarragona, Valencia y Alicante, ambas actualmente gestionadas en concesión por Abertis, por lo que a partir de ese momento serán gratuitas.

Ambas siguen a la AP-1 Burgos-Armiñón, que en diciembre de 2018 se convirtió en la primera vía de pago en culminar su contrato de concesión, desmantelar las barreras de peaje y revertir al Estado.

"Contratos de emergencia"

Ministerio de Fomento encargó a FCC, Sacyr y API, a través de "contratos de emergencia", que se encarguen del mantenimiento de los dos tramos de la autopista AP-7 y de la AP-4 a partir del próximo 1 de enero.

Fomento ha tenido que recurrir a encomiendas "de emergencia" ante el recurso que Abertis, actual concesionaria de las vías y de su mantenimiento, interpuso contra el contrato que el Ministerio licitó en noviembre para buscar una empresa que realizara la conservación de las autopistas a partir del próximo año.

Subida del 0,84 % a partir del próximo 1 de enero de 2020 en las autopistas

El precio medio del peaje de las autopistas que conforman la red estatal subirá un 0,84% a partir del próximo 1 de enero de 2020, según informaron fuentes del sector.

La subida se aplicará en todas las autopistas dependientes de la Administración General del Estado, salvo en las nueve que fueron 'rescatadas' por el Estado al quebrar durante la crisis y que actualmente gestiona el Ministerio de Fomento.

Seittsa no aplica subida

Seittsa, la firma pública que explota estas vías lo hace a través de un contrato que no es de concesión, por lo que no se les aplica la subida fijada para contratos concesionales, según explicaron fuentes de Fomento.

Estas nueve autopistas, que suman unos 700 kilómetros, son las cuatro radiales de Madrid, la M-12 que une la capital y el aeropuerto, la AP-41 Madrid-Toledo, la AP-36 Ocaña-La Roda y los tramos de la AP-7 entre Cartagena y Vera, y la Circunvalación de Alicante.

La subida para 2020 tampoco se aplicará a otras dos autopistas, las que con el fin de año terminan su contrato de concesión, vuelven al Estado y suprimen el cobro de peaje. La subida media de los peajes para 2020 se aplica no obstante al grueso de la red estatal, esto es, en un total de 1.270 kilómetros de vías de pago.

Tres años de subidas

Se trata de un incremento inferior al del 1,67% y el 1,91% que, respectivamente, se aplicaron en 2019 y 2018. No obstante, supone encadenar tres ejercicios de subidas tras los descensos registrados en 2016 y 2017.

El tráfico en las autopistas y túneles de peaje de la Red de Carreteras del Estado se incrementó un 4,5% entre enero y noviembre de 2019, al registrar una Intensidad Media Diaria (IMD) de 20.760 vehículos. Según las estadísticas del Ministerio de Fomento, el tráfico de vehículos pesados por estas vías se situó en 3.373 vehículos, experimentando un crecimiento superior al de la media, en concreto del 12,1%.

Añadir nuevo comentario