Dinero fácil y rápido a través de las financieras que ofertan por Internet

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Manos de hombres sobre una mesa con ordenadores

Lectura fácil

Los préstamos rápidos son un producto financiero que cada vez tiene más adeptos en Internet.

Empresas y particulares piden préstamos rápidos para evitar las pesadas colas en los bancos
o la necesidad de presentar una nómina o de conseguir avales. 

A veces es necesario disponer de dinero rápido debido a imprevistos o a problemas puntuales.

Cada vez son más las empresas privadas que ofertan financiación a través de créditos rápidos
por Internet.

Aquellos consumidores que deseen darse un capricho, hacer un viaje, o comprar cualquier cosa
pueden pedir prestamos rápidos online sin apenas esfuerzo. 

Una de las mayores ventajas de estos productos financieros 
es que en su gran mayoría no requieren al cliente que presente una nómina

Si se necesita financiación urgente y no se quiere acudir a un banco,
o se sabe que es una pérdida de tiempo recurrir a ellos,
entonces lo mejor es ponerse a la búsqueda de aquellos que sí financien esas necesidades de liquidez. 

Los préstamos rápidos y los préstamos sin necesidad de nómina son productos regulados.

Los préstamos rápidos son un producto financiero que cada vez tiene más adeptos en Internet, puesto que son cada vez más demandados por los consumidores, tanto particulares como empresas, para evitar las pesadas colas en los bancos o la necesidad de presentar una nómina o de conseguir avales. 

A veces es necesario disponer de dinero rápido, tener liquidez en el momento, debido a imprevistos o a problemas puntuales. La externalización de los bancos y la necesidad de capital por parte de las familias ha llevado a que empresas de capital privado cada vez oferten más financiación a través de créditos rápidos por Internet.

Es el propio cliente el que busca asesoramiento rápido y sin tener que dar explicaciones de para qué se quiere emplear el dinero o para qué se necesita con celeridad. En el momento en que se busca este tipo de asesoramiento financiero automáticamente aparecen en los buscadores las páginas web que recopilan las diferentes ofertas que brindan las empresas de capital privado. 

Estas páginas web tienen como objetivo fundamental hacer de rastreadores entre las mejores ofertas según la tipología del cliente y el capital que necesite. 

Aquellos consumidores que deseen darse un capricho, hacer un viaje, o comprar cualquier cosa pueden pedir prestamos rápidos online sin apenas esfuerzo. En un solo clic se pueden conocer todas las ofertas posibles y la información sobre las condiciones de contratación de este producto financiero.

La necesidad de disponer de dinero de forma urgente por un apuro económico o falta puntual de liquidez ya no es un problema, puesto que estas entidades ofertan financiación para cantidades pequeñas (desde 50 a 10.000 euros) y con devolución a corto plazo. En un plazo de 15 minutos desde que se acepta la solicitud el dinero puede estar ingresado en el banco, sin que sean necesarias nóminas ni avales, y, por supuesto, sin preguntas sobre su privacidad o gastos ni papeleos tediosos.

¿Se pueden pedir créditos sin nómina?

Una de las mayores ventajas de estos productos financieros de aporte de liquidez rápida es que en su gran mayoría no requieren al cliente que presente una nómina. Por determinadas circunstancias, hay momentos en los que es necesario disponer de dinero de forma rápida, y no se tiene una nómina estable en el tiempo que presentar en la entidad financiera. 

Los prestamos sin nomina no tienen tanta dificultad para conseguirse como en un principio se espera. La costumbre indica que para conseguir un préstamo en un banco es necesario cumplir varios requisitos, entre ellos tener la nómina domiciliada en esa entidad bancaria, o contratar otros productos financieros de su cartera. Pero muchas de las empresas financieras que operan en Internet permiten la concesión rápida de préstamos de no mucha cantidad dineraria sin que sea una condición presentar la nómina del cliente. 

Si se necesita financiación urgente y no se quiere acudir a un banco, o se sabe que es una pérdida de tiempo recurrir a ellos, entonces lo mejor es ponerse a la búsqueda de aquellos que sí financien esas necesidades de liquidez. 

Los préstamos rápidos y los préstamos sin necesidad de nómina son productos regulados y que se rigen por las mismas normativas de cualquier otro préstamo, es decir, la ley protege a quien los pide si se detectan anomalías. Evidentemente hay que saber a quién se le está pidiendo el dinero y con quién se está firmando el contrato. Es fundamental contar con la tranquilidad de que la empresa con la que se va a trabajar es segura y fiable. Para ello se debe identificar el sitio web en el que se solicita el crédito sin nómina y cerciorarse de que es legal. 

Para identificar que el sitio cuenta con las garantías necesarias, entre otras cosas se aconseja comprobar que la URL de la página es segura, es decir, que sigue el protocolo de seguridad https:// y además, tener presente que no se pida una cantidad por adelantado antes de que se otorgue el préstamo.

Añadir nuevo comentario