Surgen nuevas complicaciones para exhumar a Franco del Valle de Los Caídos

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Franco Valle de los Caidos

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

El acuerdo del Consejo de Ministros que ordena el desterramiento pide a la familia que elija un lugar "viable" para la inhumación.

El Gobierno necesita la autorización de los benedictinos

El Gobierno admite que para la exhumación de Franco del Valle de los Caídos necesita la autorización de la comunidad benedictina que custodia la Basílica para acceder al lugar de culto y poder ejecutar el desenterramiento.

Este hecho no impide al Gobierno acordar la exhumación pero sí conduce, "a posponer a la fase de ejecución del acuerdo la habilitación correspondiente para la entrada en el referido lugar de culto de acuerdo con el ordenamiento jurídico, a partir del alcance expuesto a la inviolabilidad del mismo".

La autorización de los benedictinos del Valle de Los Caídos, depende de tratados internacionales. Además de los tratados con la Santa Sede, recordamos que los benedictinos del Valle forman parte de la Congregación de Solesmes, monasterio benedictino francés cercano a París.  Su actual abad será quien diera pie a una exhumación negociada con el prior de Los Caídos y presentada a la conferencia episcopal francesa, que deberían acordar con la spañola en caso de petición del Gobierno español. El siguiente organismo en intervenir sería la Santa Sede dados los acuerdos firmados, que tienen consideración de acuerdos internacionales, que ya se pronunció y dejó en manos una negociación del gobierno con la familia, lo que complica sobre manera los movimientos del gobierno en favor de una exhumación cada vez más difícil..

La familia tiene 15 días para elegir otro lugar de inhumación

El acuerdo aprobado por el Consejo de Ministros fija un plazo de 15 días para que la familia elija otro lugar de inhumación de Franco alternativo a la cripta de La Almudena.

Los siete nietos de Franco dejan claro que no van a poner facilidades para sacar a su abuelo del lugar en el que está enterrado. Y desde la Fundación Francisco Franco se ha mantenido la misma postura.

La familia afirmó que se haría cargo de los restos del dictador y que presentaría las alegaciones oportunas. A la exhumación, exigieron que los restos fueran a una tumba de su propiedad en la catedral de la Almudena de Madrid, opción que el gobierno ya descartó.

Tarjeta GN10

Añadir nuevo comentario