Diciembre despide el año con una lluvia de estrellas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Lluvia de estrellas

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

A mediados de diciembre llegan las Gemínidas, una de las lluvias de estrellas más activa del año. Se podrá observar en la madrugada del 12 al 16 de diciembre.

El nombre de esta lluvia de estrellas se debe a que se localiza en la constelación de Géminis, muy próxima a la Constelación de Orión, y poseen un factor que las diferencia de las demás lluvias de estrellas.

Y es que no deben su origen a un cometa, sino a un asteroide. Aunque los cometas sí que cumplen un papel fundamental en la creación de estas lluvias de estrellas fugaces.

Las lluvias de estrellas se forman por la desintegración de la cola de un cometa

Los cometas al acercarse al Sol, se comienzan a derretir, dejando a su paso un resto de partículas minúsculas que se conoce como la cola del cometa.

Esos restos, cuando se aproximan a la Tierra y alcanzan la atmósfera a velocidades de 170.000 kilómetros por hora, se comienzan a desintegrar rápidamente creando el destello luminoso que se conoce como la lluvia de estrellas.

Para poder disfrutar de este espectáculo natural, tenemos que buscar un lugar libre de contaminación lumínica. Así que intentemos alejarnos lo máximo de los centros urbanos.

Pero con la luna llena se puede dificultar la perfecta visión de los objetos menos brillantes.

Posteriormente habrá que localizar la zona de observación, el radiante, situado cerca de las estrellas Cástor y Pollux de Gémini.

No obstante, no hace falta saber exactamente dónde está esa constelación ya que se pueden apreciar perfectamente los destellos.

El máximo momento de las Gemínidas será durante la madrugada del 13 al 14 de diciembre, y se podrán ver hasta 120 impactos de meteoros por hora

Comparando con otra lluvia de estrellas, la velocidad de las Gemínidas no es excesivamente alta, pues chocan con la Tierra a unos 35 km por segundo.

Es más fácil identificarlas y observarlas porque su proceso de desintegración es más lento.

A las dos de la mañana será cuando en dirección sur se verán con mucha intensidad y abundancia, aunque se podrán comenzar a ver desde los primeros días de diciembre.

En Aragón, Cataluña, la Comunidad Valenciana o Murcia son las regiones más propicias para disfrutar de la lluvia de estrellas.

De manera más esporádica, se podrán ver en el interior peninsular, cuando las nubes se dispersen y escampe.

Añadir nuevo comentario