En el banquillo por encerrar y desatender a su hermano con discapacidad

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Juzgados de Sevilla.

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

La Fiscalía de Sevilla pide 16 años de prisión para dos personas acusadas de mantener encerrado en su vivienda, al menos durante cinco años, a su hermano con discapacidad y diagnosticado de esquizofrenia.

El hombre tenía 59 años de edad cuando se produjeron los hechos en diciembre de 2015 y se encontraba en la parte superior de una casa de Dos Hermanas (Sevilla) "en deplorable estado de salud, desnudo y sin las más mínimas condiciones higiénicosanitarias".

Escrito de acusación

El Ministerio Fiscal recoge en su escrito de acusación que este hombre fue hallado el día 16 de diciembre de 2015 cuando dos agentes de la Policía Nacional acompañaron a su casa a un hombre en evidente estado de embriaguez. Al entrar en el domicilio encontraron una puerta bloqueada con candado, manifestando éste espontáneamente que allí convivía con su hermano que "estaba enfermo mental".

En esos momentos llegó a la casa su otra hermana la cual explicó a los agentes "la conveniencia de mantenerlo en ese estado para preservar su seguridad", no obstante los policías subieron la escalera y encontraron a un hombre "en una especie de palomar" en "pésimas condiciones".

Hombre con discapacidad y antecedentes psiquiátricos

El hombre con discapacidad contaba con antecedentes psiquiátricos desde la infancia y con el reconocimiento desde el año 1998 del 70 por ciento de discapacidad física y psíquica.

Cuando fue descubierto eran estos dos hermanos sus responsables al fallecer su madre, sin embargo "decidieron mantenerlo en un régimen de encierro permanente, de manera que el sistema de candados y traviesas impedía no solo que este saliera del domicilio, sino que condicionaba su libre ambulación por el interior dado que todas las estancias contaban con candados".

Recluido

Además no había constancia en el vencindario que hubiera sido visto "al menos durante los últimos cinco años", tiempo que supuestamente ha pasado sin salir del domicilio, en cuya estancia superior "malcomía" lo que sus hermanos le llevaban.

Él era perceptor de las pensiones de orfandad y enfermedad mental que los acusados "repartían para intereses propios y nunca en su beneficio". Además en los sistemas informáticos del Servicio Andaluz de Salud no consta que este hombre hubiera sido valorado por ningún médico desde 1996, tiempo en el que los hermanos le suministraron siempre la misma mediación actualmente en desuso.

Bajo la tutela de la Fundación TAU

Tras el hallazgo, ambos fueron detenidos por la Policía y en la actualidad el afectado se encuentra actualmente bajo la tutela de la Fundación TAU recibiendo la atención adecuada por parte de la asociación.

Por su parte, Plena inclusión Andalucía, organización mayoritaria en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual en la comunidad, intervendrá como acusación popular en el citado juicio.

Añadir nuevo comentario