El consumo de cannabis está detrás de numerosos casos de esquizofrenia

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
cannabis

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Así lo refleja un estudio realizado por Luis F. Callado, Doctor en Medicina y Cirugía, que ejerce su actividad investigadora en el campo de la Neuropsicofarmacología. Pues bien, según este estudio, habría una relación ya conocida entre el consumo de cannabis y el desarrollo de esquizofrenia.

La esquizofrenia es una enfermedad mental de carácter crónico que afecta aproximadamente al 1% de la población. Su inicio se produce en mayor medida durante la adolescencia. Y uno de los factores a tener en cuenta es que se agrava a lo largo de la vida. Tanto que los pacientes esquizofrénicos viven unos 10 años menos respecto a la población normal.

Lo que muy pocos saben es que a causa de los déficits asociados y de su carácter crónico. Y es que la esquizofrenia es la quinta enfermedad más costosa para la sociedad. Esto se debe a su inicio temprano, la frecuencia de hospitalizaciones, la necesidad de apoyo psicosocial y la pérdida de productividad.

Tres grupos de síntomas

En la esquizofrenia se pueden diferenciar tres grupos de síntomas: positivos psicóticos (alucinaciones, delirios, pensamiento desorganizado), negativos (retracción social o asociabilidad), y cognitivos (dificultades de atención, memoria y funciones ejecutivas).

Entre estos factores ambientales existen diversos estudios que parecen sugerir que el consumo de cannabis es un factor de riesgo para el desarrollo de la esquizofrenia.

¿Factor de riesgo?

Según el artículo publicado por el doctor Luis. F. Callado, la relación que se observa entre el consumo de cannabis y la psicosis es conocida desde hace más de cien años. Al parecer, numerosas evidencias indicaría que el consumo de cannabis puede producir una serie de síntomas psicóticos de carácter transitorio, como ideas delirantes, paranoides, alucinaciones auditivas y visuales, ideas de persecución, etc. Todos ellos son síntomas similares a los observados en la esquizofrenia.

Solo una pequeña parte de los consumidores acaban padeciendo esquizofrenia

Sin embargo, lo que parece claro es que no se puede hablar de una relación causal directa entre el consumo de cannabis y la aparición de esquizofrenia. Porque la prevalencia de la esquizofrenia es similar en regiones y culturas muy diferentes, con diferentes tasas y patrones de consumo de cannabis. Además, la prevalencia y la incidencia de la esquizofrenia tampoco han variado sustancialmente. A pesar de que en las últimas décadas se ha dado un incremento significativo en el consumo de esta sustancia.

Por el contrario, existen numerosas evidencias que apuntan a la existencia de una asociación entre el consumo de cantidades elevadas de cannabis y un mayor riesgo de padecer esquizofrenia en determinados individuos. En este sentido, diversos estudios epidemiológicos han demostrado que los consumidores de cannabis presentan un riesgo 1.4 veces mayor de desarrollar esquizofrenia que los no consumidores.

Añadir nuevo comentario