La destrucción de la naturaleza pasa factura al PIB de España

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
España, noveno país del mundo que más PIB perdería por destruir la naturaleza.

Lectura fácil

España es uno de los países del mundo que más PIB perdería por destrucción de la naturaleza

y los servicios ambientales si no se adoptan medidas para frenar esta situación.

El PIB es un término económico que expresa el valor monetario de la producción de bienes y servicios de demanda de un país.

Este trabajo analiza el coste económico que supone la destrucción de la naturaleza en las economías de 140 países.

Así se recoge en el estudio 'Gloral Futures', elaborado por la organización WWF.

Una de las razones por las que se destruye la naturaleza es por el aumento continuo de las emisiones de gases de efecto invernadero y por la pérdida de espacios naturales.

España es el noveno país del mundo que más PIB perdería por destrucción de la naturaleza y los servicios ambientales si no se adoptan medidas para frenar esta situación, con un coste cifrado en más de 8.100 millones de euros en 2050, lo que equivale al peso económico conjunto de Brasil, Francia, India y Reino Unido.

Así se recoge en el estudio 'Gloral Futures', elaborado por WWF y dado a conocer este miércoles. Este trabajo analiza el coste económico que supone la degradación ambiental en las economías de 140 países.

El impacto de la degradación medioambiental en el planeta

Este método de análisis es fruto de la asociación entre WWF, Global Trade Analysis Project de la Universidad Purdue (Estados Unidos) y Natural Capital Project, cofundado por la Universidad de Minnesota.

El estudio ha utilizado nuevos modelos económicos y ambientales para evaluar cuál sería el impacto macroeconómico si el mundo siguiera con su modelo de gestión actual, incluyendo un cambio generalizado y no focalizado en el uso de la tierra, un aumento continuo de las emisiones de gases de efecto invernadero y una mayor pérdida de hábitats naturales.

El informe indica que el impacto en todo el mundo durante los próximos 30 años se elevaría a más de 433.400 millones de euros anuales. Las principales causas son el incremento del precio de los alimentos, las sequías, la escasez de productos básicos, las inundaciones extremas y la erosión.

La pérdida de riqueza resta el PIB de las economías

Estados Unidos sufriría la mayor pérdida del PIB anual en términos absolutos (76.000 millones de euros), lo que equivale al peso económico de Guatemala. Japón ocupa el segundo puesto (72.300 millones) y Reino Unido el tercero (19.000 millones).

En estos tres casos, ello se debe fundamentalmente a los daños previsibles en infraestructuras costeras y tierras agrícolas por el aumento de inundaciones y la erosión debido a la pérdida de defensas costeras naturales, como arrecifes de coral y manglares.

Por detrás están India y Australia (18.300 millones de euros cada uno), Brasil (12.800 millones), Corea del Sur (9.200 millones), Noruega y España (8.100 millones cada uno) y Francia (7.300 millones).

El informe muestra que, en términos relativos, las economías de varios países en vías de desarrollo se verán negativamente afectados en pérdida de porcentaje anual del PIB por la destrucción ambiental. En este caso, el ranking lo encabeza Madagascar (-4,20%), por delante de Togo (-3,37%), Vietnam (-2,84%), Mozambique (-2,69%), Uruguay (-2,54%), Sri Lanka (-2,48%), Singapur (-2,31%), Nueva Zelanda (-2,29%), Omán (-2,25%) y Portugal (-1,95%).

Sequías, inundaciones, erosión, destrucción y deforestación

Por otro lado, el estudio predice graves pérdidas globales anuales para 2050 por daños por inundaciones, erosión costera y aumento del nivel de mar (295,869 millones), pérdida del almacenamiento de carbón (115.814 millones), destrucción de hábitats de abejas y otros insectos polinizadores (13.572 millones), reducción de la disponibilidad del agua para la agricultura (17.191 millones) y deforestación (6.786 millones).

También prevé alzas en los precios globales en los próximos 30 años en productos básicos, ya que el sector de agricultura mundial será el más damnificado por el desgaste de la naturaleza por efectos como la escasez de agua y la disminución de las abejas y otros insectos polinizadores.

En última instancia, esto podría llevar a un aumento del precio de la comida mundial, con implicaciones en la seguridad alimenticia en muchas regiones.

Los aumentos de precios para productos clave para 2050 incluyen madera (un 8% más), algodón (6%), aceite de oliva (4%) y fruta y verduras (3%).

Añadir nuevo comentario