Desnuda y con varias vértebras rotas tras pasar el día en un parque acuático

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Se viraliza un vídeo del accidente que cambió "para siempre" la vida de una mujer de 51 años tras sufrir una caída en un parque acuático durante unas vacaciones en Sharm el Sheij (Egipto).

Los médicos afirman que estuvo "a milímetros" de quedar permanentemente discapacitada

Una mujer inglesa de 51 años ha denunciado al operador turístico con el que viajaba después de padecer un accidente en un simulador de olas en un parque acuático de la localidad egipcia de Sharm El Sheikh, en el que sufrió roturas en varias vértebras y acabó desnuda a causa de la presión del agua de la atracción.

La británica denuncia que, desde entonces, soporta dolores continuos y tiene problemas para valerse por sí misma.

El accidente sufrido por Tracy Turner, tuvo lugar en un parque acuático de la empresa alemana TUI, asociado al hotel de cuatro estrellas Coral Sea Aqua.

La británica asegura que, desde el accidente, su vida "ha cambiado para siempre", ya que ahora sufre "constantes dolores" que le obligan a consumir analgésicos y recibir inyecciones regularmente en la columna vertebral para paliar las molestias. Además, destaca que ha aumentado de peso y necesita ayuda para realizar la mayor parte de sus tareas diarias.

La víctima no era consciente de la peligrosidad de esas atracciones

La británica quiere concienciar con su testimonio a otras personas que puedan hacer uso de este tipo de atracciones, puesto que, afirma, no era consciente de la peligrosidad de estos toboganes y simuladores.

"Tengo suerte de no estar en una silla de ruedas, pero la próxima persona puede no ser tan afortunada", explica. En cuanto a la organización, Turner lamenta que no había instrucciones de seguridad en la atracción y recalca que siguió todas las indicaciones en una aventura que se convirtió en "el peor error" de su vida.

Un portavoz de TUI reconoció que la empresa estaba al tanto de lo ocurrido, pero rechazó hacer declaraciones, puesto que el caso se encontraba en los tribunales y consideraban que no era el momento apropiado.

Añadir nuevo comentario