El éxito del renting para particulares y todas sus ventajas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Chico conduciendo un coche / Ideo

Lectura fácil

El término renting es sinónimo de alquiler a largo plazo de un bien, en este caso de un vehículo,
sea cual sea su marca, modelo o segmento.

En España el alquiler a largo plazo o renting es empleado, principalmente, por las empresas
como una forma de gestión de sus flotas de vehículos.
Pero actualmente se ha convertido actualmente en todo un éxito entre los particulares.
En especial, debido a todas las ventajas que puede aportar a los usuarios,
como pagar cuotas bajas y su facilidad para adaptarse a los nuevos tiempos que corren
y a la forma de vivir actual de los clientes.

Si optas por el renting de vehículos no tienes que hacer ningún gran desembolso inicial
ni tampoco ningún tipo de papeleo para disponer del seguro del coche que elijas,
por lo que el usuario tan solo tiene que preocuparse por echar gasolina
y pagar las cuotas acordadas en el contrato a final de cada mes.

A la hora de adquirir un vehículo, una alternativa cada vez más popular en nuestro país es optar por el renting, o lo que es lo mismo, el alquiler de coches que aunque tradicionalmente era un método utilizado por las empresas, se ha convertido actualmente en todo un éxito entre los particulares. En especial, debido a todas las ventajas que puede aportar a los usuarios, como pagar cuotas bajas y su facilidad para adaptarse a los nuevos tiempos que corren y a la forma de vivir actual de los clientes.

Un vehículo es un elemento muy importante en nuestro día a día, y como tal, es importante tomar una buena decisión a la hora de adquirir uno. Mientras que tradicionalmente la forma más extendida de conseguir un coche era comprarlo, ya fuera nuevo, de segunda mano o de ocasión, esto suponía un desembolso de dinero importante que no se adaptaba a las necesidades de todo el mundo. Es por eso que una alternativa que ha ido cogiendo forma en los últimos años entre los usuarios, debido a todas sus ventajas, es el renting.

Aunque tradicionalmente el renting era muy utilizado por las empresas y los autónomos para disponer cómodamente de una flota de coches de alquiler, para llevar a cabo sus servicios, lo cierto es que poco a poco, el renting para particulares se ha convertido en todo un fenómeno en nuestro país.

A continuación intentaremos mostrar un poco más acerca de qué es el renting de vehículos, por qué ha sufrido este auge entre los usuarios y cuáles son todas las ventajas que puede ofrecer.

Boom del renting para particulares

Este tipo de alquiler de vehículos se ha convertido en una alternativa muy demandada desde hace algunos años, sobre todo entre los particulares, que han descubierto en el renting una serie de beneficios realmente interesantes. Entre ellos, podemos destacar no tener que hacer ningún gran desembolso inicial o no tener que hacer ningún tipo de papeleo para disponer del seguro, por lo que el usuario tan solo tiene que preocuparse por echar gasolina y pagar las cuotas acordadas en el contrato a final de cada mes.

Una situación que supone una comodidad extra de la que merece la pena disfrutar y que hace que el renting sea una opción más sencilla, cómoda y eficaz que la compra tradicional de coches. Si a todas estas ventajas le sumamos también la bajada de precios de las cuotas que ha sufrido el renting en los últimos años y la gran variedad de ofertas de renting realmente interesantes que podemos encontrar actualmente en el mercado, se convierte en una alternativa realmente beneficiosa que explica porqué ha sufrido ese boom entre los usuarios.

Nuevas formas de conducir

Otra de las ventajas más interesantes que se pueden obtener con este tipo de alquiler de vehículos es que los contratos son de una determinada duración, y en el momento de finalizar, es realmente sencillo poder adquirir cómodamente otro coche en alquiler para ir cambiando cada cierto tiempo de vehículo. De esta forma, no tendremos que conformarnos siempre con conducir los mismos modelos y que éstos se queden desfasados en un par de años, teniendo la posibilidad de ir cambiando en función de nuestras circunstancias y necesidades personales, de una forma muy cómoda y sencilla.

Por lo que se trata de una alternativa que se adapta mucho mejor al estilo de vida actual de la mayoría de la población, donde la estabilidad ya no es un valor seguro, en contraposición con la compra de un coche, que supone atarse al mismo vehículo durante un largo periodo de tiempo. Además, teniendo en cuenta todas las ventajas, tanto a nivel económico como en relación con la comodidad que puede suponer el renting actualmente, cada vez son más las personas que deciden animarse para probar esta opción de alquiler a la hora de adquirir un vehículo.

Añadir nuevo comentario