Trastorno bipolar: Causa de incapacidad laboral

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
30/03/2020 - 11:54
El Trastorno Bipolar o Trastorno Afectivo Bipolar es una enfermedad mental que afecta al estado de ánimo y afectivo

Lectura fácil

Muchas enfermedades buscan afectar a cualquiera de los sistemas propios del ser humano. Si bien es cierto que gracias a la medicina contamos con una gran cantidad de métodos y maneras para paliar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los numerosos pacientes afectados, existen ciertos trastornos que son complicados de tratar y de curar.

Uno de estos es conocido como el trastorno bipolar, es una enfermedad mental severa que causa efectos sobre el cuerpo y la mente de quien la padece. El trastorno bipolar presenta diversos síntomas que pueden hacer que una persona sea incapaz de seguir en un sistema laboral. En muchos casos puede ser viable una incapacidad laboral.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 300 millones de personas padecen depresión y síntomas de ansiedad. Estos estados, en muchos casos, están asociados con el mundo laboral.

El trastorno bipolar, ¿qué es? ¿cuáles son sus síntomas?

El trastorno bipolar ocasiona continuos problemas mentales y cambios de humor que se convierten en un problema mayor, que puede desembocar en suicidios.

El paciente afectado puede mostrarse deprimido, cansado, y pensar en ideas pesimistas creyendo que se es inútil. Otros estados son los estados de euforia, en los cuales los pacientes muestran una gran cantidad de energía, que puede desembocar en alegría, pero también en agresividad, violencia y problemas de concentración y de enfoque, así como pérdida de la memoria e insomnio.

Este trastorno mezcla todos esos estados de ánimo, lo que causa que su tratamiento sea complicado y que en muchos casos se necesite una incapacidad laboral.

La incapacidad laboral de los pacientes con trastorno bipolar

Muchas personas piensan que el trastorno bipolar es una discapacidad en sí mismo, pero lo cierto es que con un tratamiento apropiado no debería haber problema en los pacientes para mantenerse en su trabajo y llevar una vida normal. 

En muchos casos se recomienda la ingesta de antidepresivos, los que pueden ayudar en el tratamiento de la enfermedad, manteniendo al paciente en un estado neutro en el que pueda desempeñar sus labores. No obstante, cuando la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada como el trastorno bipolar tipo 2, la incapacidad laboral es una idea que puede resultar bastante aceptada.

Las personas que lo padecen pueden solicitar incapacidades temporales. Si se dan casos en los que el paciente no puede adaptarse, debido a la enfermedad, a los horarios, a las actividades o al simple hecho de las relaciones sociales en el lugar de trabajo, y se sabe que la enfermedad está en un punto inestable y que el tratamiento cuando se lleva a cabo parece no funcionar, lo mejor es que se solicite una incapacidad laboral permanente y absoluta.

¿Cómo solicitar la incapacidad laboral?

Es importante primero someterse a un tratamiento médico, solicitar los informes del paciente, y con ello remitirse a un abogado especializado en la obtención de incapacidad laboral.

El tratamiento del trastorno bipolar engloba generalmente una combinación de tratamiento farmacológico mediante medicamentos con tratamiento psicoterapéutico, que consigue en muchos casos una recuperación de los síntomas de la enfermedad. Se basa en el uso de estabilizadores del estado de ánimo y de diversas técnicas psicológicas, entre las que destaca la psicoeducación.

El trastorno bipolar se considera como una enfermedad de tipo crónico y puede ser recurrente cuando ocasiona episodios repetidos y no responde a los tratamientos.

La obtención de la incapacidad laboral por trastorno bipolar está directamente condicionada a que se determine por parte de la evaluación del Tribunal Médico y del INSS que se han agotado las posibilidades terapéuticas para tratarlo.

  • Incapacidad Permanente Total: En el caso de profesiones con riesgo para terceros, como policías, vigilantes de seguridad o conductores de autobús, así como en actividades de alta exigencia mental o estrés, el INSS puede reconocer una Incapacidad Permanente Total para la profesión habitual.
  • Incapacidad Permanente Absoluta: Si se cumplen los criterios anteriormente mencionados, la Incapacidad Permanente Absoluta es el grado que habitualmente se reconoce, pues se entiende que el trabajador no se encuentra en condiciones de llevar a cabo ningún tipo de actividad laboral con normalidad.
  • Invalidez: El reconocimiento de una Invalidez es muy poco habitual. Se da cuando además de cumplir los criterios anteriormente mencionados, el grado depresivo o los síntomas de carácter psicótico asociados, son tales que requiere de supervisión de una tercera persona por el riesgo de autolesiones.

¿Es el trastorno bipolar una discapacidad?

A la hora de asignar el grado de discapacidad que corresponde a un trastorno bipolar se tienen en cuenta los criterios de valoración presentes en el Capítulo 16 del Anexo del RD 1971/1999.

Dependiendo de los síntomas que la persona presenta y de la disminución de su capacidad funcional se la incluirá en una de las clases previstas para el reconocimiento de discapacidad.

Añadir nuevo comentario