Vías verdes para disfrutar de la naturaleza

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Vía verde entre el País Vasco y Navarra.

Lectura fácil

as Vías Verdes son antiguas vías de tren

que ahora son caminos para pasear por el campo.

Las Vías Verdes existen desde hace 20 años por toda España.

La Fundación de los Ferrocarriles de España

ha arreglado las Vías Verdes

con la ayuda del Gobierno, las empresas y los ciudadanos.

 

Las Vías Verdes son caminos cómodos para pasear,

para ir en bicicleta, para personas en sillas de ruedas

y para familias con coches de bebés.

Los caminos son llanos o con pequeñas cuestas.

Hay muchos puentes y túneles

para no subir y bajar por montañas.

 

Por la Vía Verde pueden ir muy pocos coches,

como los de vigilantes.

Hay que tener cuidado en los túneles.

Algunos túneles no hay luz

porque algunas personas rompen las lámparas.

 

En la Vía Verde hay señales con información

sobre los servicios, los kilómetros que faltan hasta los pueblos

y las normas para cuidar la Vía Verde.

En algunos sitios hay barandillas

para evitar caídas.

También hay entradas a las Vías Verdes

con aparcamientos para personas con discapacidad.

 

En la Vía Verde hay muchas estaciones antiguas.

Algunas estaciones son ahora restaurantes, hoteles o museos.

Muchas veces son accesibles para todas las personas.

En nuestro país, existen más de 2.800 kilómetros de infraestructuras ferroviarias en desuso que han sido reconvertidas en itinerarios cicloturistas y senderistas en el marco del Programa Vías Verdes, coordinado por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles.

¿Qué es una vía verde?

"VÍA VERDE" es una marca registrada por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles (FFE) en la Oficina Española de Patentes y Marcas en 1994, cuyo uso está legalmente restringido a los itinerarios que discurren sobre antiguas infraestructuras ferroviarias. 

Las vías se han convertido en camino para paseantes y ciclistas, dispuestas a una larga y bonita ruta por paisajes cambiantes y de gran belleza. En la travesía se suceden llanos de cereal y montañas, ríos y gargantas, frondosos bosques y poblaciones con encanto. Todo aderezado con un conjunto de estaciones, viaductos y túneles que componen un patrimonio ferroviario singular. Se trata de un paseo estupendo por nuestra historia, la vida y la riqueza de un tiempo donde el tren era el conector entre población y mercancías.

Seguro que salir de la ciudad y poner rumbo a la naturaleza te hace sentir bien. Hay lugares de proximidad que aún desconoces, podrías descubrir espacios de los que alguna vez oíste hablar, y quizás… ha llegado el momento de cambiar el paseo por la acera y asfalto, y transitar por una vía verde.

Desde el norte al sur, ejemplos de vías verdes

  • La Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro revive la huella de aquel tren, tan querido, que uniera Bergara con Estella pasando por Vitoria/Gasteiz. De “El Trenico” heredamos un trazado sorprendente que, en Álava y Navarra, recorre las comarcas de la Llanada Alavesa, la montaña Alavesa y Tierra Estella.

El recorrido propuesto está dividido en diferentes tramos dada la longitud de la ruta, el paso por la capital alavesa, y la existencia del largo e intransitable túnel de Laminoria. El punto de partida es la monumental Vitoria/Gasteiz.

  • Vamos al sur del sur. Del antiguo tren minero entre Lucainena de las Torres y Agua Amarga heredamos uno de los itinerarios más auténticos por el interior almeriense. A la sombra de la sierra de Alhamilla y al compás de la rambla de Lucainena recorreremos las tierras del sol entre cortijadas, silencio, desierto, soledad, montañas y barrancos, alabando todo color y vegetación que sale al paso.
  • Paisaje Protegido Cuencas Mineras

Nos encontramos en el corazón de Asturias, el núcleo de este Paisaje Protegido lo conforma el valle superior del río Turón en el concejo de Mieres, un valle rectilíneo de acusadas pendientes por las cuales surcan numerosos arroyos y regueros que configuran vaguadas. Cabe destacar que el límite meridional del Espacio Natural lo marca el Cordal de Longalendo que incluye zonas de latitudes superiores a los 1.500 metros, como la Peña Mea, con 1.557 metros.  En términos generales, el sustrato de este territorio está constituido por materiales de naturaleza silícea como pizarras y areniscas con niveles de carbón.

Las Cuencas Mineras destacan por mantener una elevada diversidad de formaciones vegetales, siendo representativo de la naturaleza vegetal de las zonas interiores del centro de Asturias. Parte de su territorio lo ocupan bosques maduros, en los que destacan las carbayedas oligótrofas, aunque cuentan con otras especies como los hayedos o rebollares, y otras como el avebo o el tejo, ambas consideradas como especies de interés especial por el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Flora del Principado de Asturias. También hay una importante superficie ocupada por matorrales, principalmente por brezos y tojos, y por helechales, además de zonas de cultivos y plantaciones.

En el mundo animal del Paisaje Protegido destaca la presencia del urogallo, considerado este como especie en peligro de extinción por el Catálogo Regional. También destacan otras aves como el alimoche o el azor. Entre los mamíferos que habitan en el lugar, la nutria y el desmán ibérico atribuyen un gran valor ambiental al espacio y su presencia indica el buen estado de las aguas que surcan el Paisaje Protegido, y entre la fauna piscícola se encuentran ejemplares como la trucha común o el piscardo.

Esta Vía Verde ha sido ejecutada por la Mancomunidad para el Desarrollo de los pueblos del Interior.

Consulta todas las vías verdes accesibles

La Guía, que cuenta con la colaboración de Fundación ONCE y Fundación Vodafone España, se ha realizado íntegramente en una web accesible (www.viasverdesaccesibles.es) que se adapta a todo tipo de dispositivos: ordenador, tableta o móvil.

2020-05-17

Añadir nuevo comentario