Plantando cara al ELA desde la cima del Teide

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Plantando cara al ELA

Lectura fácil

Dos enfermos de ELA han subido a la cima del Teide, en Tenerife.

La ELA es una enfermedad neurodegenerativa
conocida como Esclerosis Lateral Amiotrófica.
Afecta a los músculos de todo el cuerpo
mientras que el cerebro continúa sano.

El objetivo de esa expedición ha sido pedir más investigación para la cura de esta enfermedad.

También piden que la sociedad se conciencie al respecto.

 

La ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) es una enfermedad neurodegenerativa que provoca una parálisis progresiva de los músculos y afecta a la capacidades de movimiento, comer y respirar, mientras que intelecto y sentidos permanecen activos e intactos.

En nuestro país, se estima que 4.000 personas padecen esta enfermedad, y según los datos, cada año mueren en torno a 1.000, y otros 1.000 comienzan a engrosar las listas de personas diagnosticadas.

El cerebro sigue funcionando hasta que la persona acaba por fallecer porque a día de hoy, no existe cura que pueda contra la ELA.

Es por ello que Miguel Ángel Roldán, extriatleta y preparador físico de Córdoba, junto a Jaime Lafita, un ex multideportista de Getxo, en Bizkaia decidieron coronar la cima del Teide, con el objetivo de gritar a los cuatro vientos la falta de concienciación y de investigación que gira en torno a esta enfermedad.

A ambos la ELA les pilló por sorpresa, y desde entonces además de sobrevivir, su fin es poder ayudar a todos aquellos que se encuentran en su misma situación.

La ELA necesita de investigación y visibilización

Los dos han conseguido subir a la cima del Teide en 3 días, una expedición en la que han estado acompañados por un equipo compuesto por 17 personas entre los que se encontraba amigos, familiares, montañistas.

Además han contado con la fuerte colaboración del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil. Todos han estado implicados para visibilizar la ELA y pedir que la sociedad les escuche.

Pablo Olmos, montañero de la localidad vizcaína de Zalla fue el promotor de esta idea, pero lamentablemente, no pudo participar en la escalada porque se encuentra en un estado muy avanzado de la enfermedad.

Esto mismo le pasó a Itziar Pérez, compañera también involucrada en la expedición del Teide y en muchas otras desde que comenzasen su labor.

Cabe destacar, que la Asociación Saca la lengua a la ELA tenía pensado haber ido a Nepal en este 2020, pero la crisis sanitaria desarrollada por el coronavirus dejo todos los planes parados.

Pero finalmente, los organizadores están muy satisfechos de que haya sido Tenerife y su Teide donde han podido llevar a cabo la expedición.

Diego Amador, coordinador del equipo de montaña que ha ascendido junto a Miguel Ángel y Jaime, se ha encargado de cuidar como si fueran sus hijos a estos dos grandes luchadores.

"Lo cierto es que la isla se ha volcado con nosotros, tenemos tantos agradecimientos que dar que no tengo palabras. Gracias a la Guardia Civil, a los chicos del equipo de emergencias, a los del teleférico y a todos los montañeros de Tenerife por darnos equipos y por estar pendientes de nosotros", asegura Raúl, uno de los miembros de la organización.

Pensando solamente en poder detener la enfermedad

Jaime y Miguel Ángel han conseguido alcanzar este reto en el Teide, y no lo han hecho para obtener popularidad, sino para que su petición llegue a aquellos que tienen en su mano el poder de destinar recursos para frenar la enfermedad del ELA.

Estas iniciativas hacen que la ELA gane visibilizar su realidad entre la sociedad, una sociedad que debe concienciarse contra ella y ayudar a los que la padecen a reclamar una mayor investigación.

2020-10-29

Añadir nuevo comentario