Juan Guaidó vuelve a Venezuela

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
El presidente interino Juan Guaidó a su llegada al aeropuerto Simón Bolivar. Foto de EFE

Lectura fácil

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, ha regresado a Caracas.

Su vuelta ha estado marcada por la tensión y los ataques violentos.

El líder opositor ha recibido a su llegada varias agresiones por parte de

la gente que está a favor del chavismo.

Este es un movimiento de izquierdas que estuvo liderado por Hugo Rafael Chávez Frías.

Estas personas le estaban esperando en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar,

en Caracas, cuando regresaba de una gira internacional de 23 días.

Unas 20 personas le rodearon y le agredieron.

Los ataque también fueron dirigidos a su esposa, Fabiana Rosales, y los diputados que le acompañaban.

El regreso a Caracas del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, estuvo marcado por la tensión y ataques violentos.

El líder opositor recibió a su llegada diversas agresiones por parte de una muchedumbre de chavistas que le estaba esperando en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, en Caracas, cuando regresaba de una gira internacional de 23 días.

Alrededor de unas doscientas personas le rodearon y zarandearon, y algunos trataron de golpearle con objetos contundentes. Los ataque también fueron dirigidos a su esposa, Fabiana Rosales, y a varios diputados opositores que lo esperaban en el aeropuerto.

El grupo chavista también arremetió y robó a algunos periodistas. Todo esto ocurrió frente a decenas de agentes militares y de la Policía, que no hicieran nada para impedir las agresiones. Al marcharse golpearon su automóvil durante un buen trecho.

Guaidó fue recibido con abucheos y agresividad a pesar de la promesa de Diosdado Cabello de que no iba a pasarle nada

Los túneles el Boquerón I y II que se encuentran en una zona montañosa y que hay que atravesar para ir desde el aeropuerto Simón Bolívar hasta la capital fueron bloqueados según orden del régimen por las autoridades militares y policiales.

Pero Guaidó y sus diputados tuvieron que bajar a pie lo 900 metros de altura de Caracas hasta el nivel cero del mar del aeropuerto, ya que también la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional les impidieron el tránsito en autobús.

El bloqueo de la autopista de La Guaira también afectó a muchos embajadores que quedaron ahí detenidos sin poder llegar al aeropuerto.

El cuerpo diplomático fue invitado a recibir a Guaidó tras su intensa y exitosa gira internacional de tres semanas por América y Europa, donde se reunión con los mandatarios de Colombia, Alemania, Francia, Reino Unido, Suiza, Bélgica, Canadá y Estados Unidos. También estuvo en España, pero no fue recibido por el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez.

A parte de los abucheos y las agresiones, los cortes de accesos y carreteras también recibieron al presidente interino de Venezuela

La llegada de Guaidó estaba anunciada para las 15 de la tarde, hora local, pero se retrasó más de una hora. Llegó en un vuelo de la compañía portuguesa TAP173 procedente de Lisboa.

Una vez que llegó al Simón Bolívar, entre agresiones e insultos, el presidente encargado de Venezuela afirmó que trae consigo "el compromiso del mundo libre", y subrayó que "nunca Nicolás Maduro y su dictadura estuvieron tan solos".

En los pasillos del aeropuerto los empleados de Conviasa, la línea aérea nacional, sancionada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, se propusieron sabotear la llegada del presidente interino.

Llevaban pancartas amenazantes en las que se podía leer "Guaidó, Traidor, Te sale Tocorón (cárcel)". La aerolínea Conviasa y su docena de aviones fue sancionada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro de Estados Unidos para impedir que los funcionarios corruptos del régimen las utilicen.

Dicha medida parece haber afectado mucho a Maduro pues amenazó con que iba a demandar al gobierno de Donald Trump ante la Corte Penal Internacional.

Añadir nuevo comentario