Junqueras y Puigdemont apelan a la unidad en la Diada

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Independentistas

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Los dirigentes independentistas que se encuentran en prisión o huidos, apelan a la unidad y a la participación en la Diada "como antesala" de la respuesta a la sentencia del caso del 'procés'.

ERC y JxCat han hecho públicas sus diferencias

Así lo han expresado en un artículo que lleva la firma de Dolors Bassa, Jordi Cuixart, Carme Forcadell, Joaquim Forn, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Josep Rull, Jordi Sànchez y Jordi Turull, que están en prisión a la espera de sentencia. Además de los dirigentes huidos de la justicia española: Antoni Comín, Anna Gabriel, Clara Ponsatí, Lluís Puig, Carles Puigdemont, Marta Rovira y Meritxell Serret.

Quedan patentes las diferencias entre las fuerzas soberanistas que, por ahora, no han consensuado una respuesta unitaria a la sentencia del 'procés'.

Difieren en asuntos como la conveniencia o no de convocar elecciones autonómicas

Los líderes independentistas hacen un llamamiento a la sociedad catalana a "protagonizar una movilización excepcional" antes de la sentencia del Tribunal Supremo "y mientras la represión contra los derechos humanos, civiles y políticos continua", denuncian.

Se muestran convencidos de que la manifestación del próximo 11 de septiembre será "un clamor de persistencia y confianza en el futuro". "No dejaremos -añaden- que nos quiten la ilusión de hacer el país que queremos".

Recuerdan que las manifestaciones de la Diada "han sido un ejemplo"

Afirman que "respetando las diferencias y los matices de cada uno", han sido capaces de "crecer y de internacionalizar la causa colectiva por la autodeterminación".

En su opinión, el 1 de octubre de 2017 fue posible gracias a la unidad y advierten que "uno de los principales objetivos de la represión es la división".

"Contra la frustración, hay que volver a la serenidad, generosidad, madurez y determinación del 1-O", reclaman los dirigentes independentistas que piden "conjurarse" para convertir el 11-S "en un nuevo hito indiscutible de la voluntad democrática del pueblo de Cataluña".

"El éxito de la Diada -aseguran- será la mejor antesala de la respuesta ante la sentencia del Tribunal Supremo, la mejor oportunidad para escenificar la fuerza y el potencial del movimiento soberanista, de decir alto y claro que la única sentencia justa es la absolución de todos los encausados por diferentes tribunales", reclaman

Denuncian la "deshumanización del millar de heridos y de los más de dos millones de votantes del 1-O", cuando la fuerzas de seguridad intervinieron en algunos colegios donde se celebraba un referéndum sobre la independencia que había sido declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

El Gobierno rechaza el diálogo

A su juicio, tanto los gobiernos de Mariano Rajoy (PP) como de Pedro Sánchez (PSOE) rechazan "un diálogo constructivo y sin condiciones" y "una resolución política a un problema político".

Aseguran que se ha producido un "retroceso democrático" que, a su juicio, "va más allá del independentismo y afecta a toda la ciudadanía", por lo que llaman "a todos los demócratas" a unirse a su defensa de "derechos y libertades".

Por todas estas razones, piden que el próximo día 11 los independentistas llenen Barcelona "de dignidad democrática y libertad, sin ningún miedo a seguir defendiendo la independencia y la República Catalana".

Añadir nuevo comentario