ODS 1. Fin de la pobreza, ¿por qué es importante?

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
ODS 1. Fin de la pobreza

Lectura fácil

Objetivo de Desarrollo Sostenible 1: Fin de la pobreza, ¿por qué es importante? 

Erradicar toda la pobreza sigue siendo uno de los principales desafíos

que enfrenta la humanidad. 

Una de cada diez personas en el mundo es extremadamente pobre.

La cantidad de personas que viven en la extrema pobreza 

disminuyó en más de la mitad entre los años 1990 y 2015,

aún la sufren la pobreza extrema 736 millones de personas,

las cuales no pueden satisfacer las necesidades más básicas.

La pobreza es la situación de no poder cubrir las necesidades básicas

de una persona, ​ por falta de recursos como la alimentación, la vivienda,

la educación, la asistencia sanitaria, el agua potable o la electricidad.

Mientras que la pobreza extrema es un tipo de pobreza

que hace alusión al estado más bajo de pobreza,

cuando las personas no pueden satisfacer varias de sus necesidades vitales básicas,

como alimento, agua potable, techo, sanidad, educación o acceso a la información.

  • Objetivo 1. Fin de la pobreza
  • ¿En qué consiste?

Erradicar la pobreza en todas sus formas sigue siendo uno de los principales desafíos que enfrenta la humanidad. Si bien la cantidad de personas que viven en la extrema pobreza disminuyó en más de la mitad entre 1990 y 2015, aún la sufren 736 millones de personas, las cuales no pueden satisfacer las necesidades más básicas.

Una de cada diez personas en el mundo es extremadamente pobre

La pobreza es la situación de no poder satisfacer las necesidades físicas y psicológicas básicas de una persona o lo que se relaciona dentro de la vida del mismo, ​ por falta de recursos como la alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria, el agua potable o la electricidad.

Mientras que la pobreza extrema es un tipo de pobreza que hace alusión al estado más bajo de pobreza, cuando las personas no pueden satisfacer varias de sus necesidades vitales básicas, como alimento, agua potable, techo, sanidad, educación o acceso a la información.

736 millones de personas aún viven en pobreza extrema

Habitualmente se oye hablar de las diferentes clasificaciones para los tipos de pobrezas que existen. Hay la pobreza material, rural, urbana, social, infantil, relativa, absoluta, estructural y extrema. Cada una de ellas tiene sus características, sus consecuencias y sus afecciones.

A nivel mundial, alrededor de 736 millones de personas aún viven con menos de US$1,90 al día (2015) y muchos carecen de acceso a alimentos, agua potable y saneamiento adecuados. El crecimiento económico acelerado de países como China e India ha sacado a millones de personas de la pobreza, pero el progreso ha sido disparejo.

¿Qué hay que hacer para lograr este ODS?

Desde el año 2000, la tasa de pobreza mundial se ha reducido a la mitad. Pero en las regiones en desarrollo una de cada diez personas sigue subsistiendo bajo el umbral de la pobreza. La pobreza va más allá de la ausencia de ingresos y recursos económicos: es un problema de derechos humanos que también afecta al hambre, a la malnutrición, a la falta de una vivienda digna, al acceso limitado a servicios básicos como la educación o la salud, y a la discriminación y la exclusión social, que incluye la ausencia de la participación de las personas pobres en la adopción de decisiones. Es el primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible porque es base para todos los demás.

Para lograr este objetivo, es necesario un crecimiento económico inclusivo para crear empleos sostenibles y promover la igualdad; aplicar sistemas de protección social para mitigar los riesgos de los países propensos a sufrir desastres; y brindar apoyo para enfrentarse a las dificultades económicas.

Cómo lograr el ODS 1

¿Qué podemos hacer nosotros desde casa?

La ONU recomienda 10 acciones diarias recomendadas que todos podemos llevar a cabo para contribuir a la consecución del ODS 1 y luchar por la erradicación de la pobreza:

  1. Trabaja en la medida de lo posible para involucrar a todo tu entorno, por ejemplo, organizando excursiones periódicas para pasar un día en áreas necesitadas y ayudar a mejorar sus condiciones de vida.
  2. En las celebraciones en las que se entregan regalos, ofrece la posibilidad de sustituirlos por donaciones a una organización que luche contra la pobreza y a favor de los más desfavorecidos.
  3. Consume de manera responsable comprando productos de comercio justo que ayuden a crear un sistema de comercio sostenible, el cual pueda proporcionar a los trabajadores una retribución adecuada.
  4. Más consumo responsable y sostenible: compra cualquier tipo de producto en establecimientos que donen una parte de sus ingresos a obras de caridad.
  5. Aprovecha tus cualidades y habilidades personales realizando cursos o actividades en centros comunitarios y sociales, compartiendo tus conocimientos con personas que no se pueden permitir obtenerlos de otra manera. Por ejemplo, informática, redacción de currículos, preparación de entrevistas de trabajo, idiomas…
  6. Puedes apadrinar a un niño o una niña para facilitar su acceso a alimentos, educación y sanidad.
  7. Hay bancos de alimentos que se ocupan de recolectar productos alimenticios para hacérselos llegar a quienes los necesitan: dona alimentos no perecederos.
  8. Aprovechas las herramientas digitales y tradicionales para promover debates sobre la pobreza: en redes sociales, escribiendo artículos en un blog al que puedes invitar a otras personas a escribir, buscando periódicos locales que lleguen de manera más directa a los lectores…
  9. Utiliza tu tiempo libre para voluntariado, por ejemplo, en refugios de personas sin techo.
  10. Intenta ayudar con alimentos, agua o ropa a quienes viven en la calle, además de buscar soluciones para acabar con esta situación.

El 11% de la población mundial vive en la pobreza extrema

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible constituyen un compromiso audaz para finalizar lo que comenzamos y terminar con la pobreza en todas sus formas y dimensiones para 2030. Esto requiere enfocarse en los más vulnerables, aumentar el acceso a los recursos y servicios básicos y apoyar a las comunidades afectadas por conflictos y desastres relacionados con el clima.

Entre los países más pobres del mundo, los diez primeros se encuentran en el continente africano, una tercera parte del mundo. En África se registra el 13% de la pobreza mundial. De hecho, la mayor parte del continente se encuentra en estado de precariedad y pobreza extrema.

El 80% de las personas que viven con menos de US$ 1,90 viven en Asia Meridional y África subsahariana

La posibilidad de que las mujeres vivan en situación de pobreza es desproporcionadamente alta en relación con los hombres, debido al acceso desigual al trabajo remunerado, la educación y la propiedad.

Los avances también han sido limitados en otras regiones, como Asia Meridional y África subsahariana, donde vive el 80% de la población mundial que se encuentra en condiciones de extrema pobreza. Además, nuevas amenazas que plantean el cambio climático, los conflictos y la inseguridad alimentaria necesitan mayores esfuerzos para sacar a las personas de la pobreza.

África es el continente más pobre del mundo

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realiza un informe anual sobre el índice de desarrollo humano, que mide la esperanza de vida al nacer, la tasa de alfabetización y el PIB per cápita. En el último informe publicado (2019), los países más pobres eran, por este orden: Níger, República Centroafricana, Chad, Sudán del Sur, Burundi, Mali, Eritrea, Burkina Faso, Sierra Leona, Mozambique y República Democrática del Congo.

Níger es el país más pobre de África. Se enfrenta no solo al hambre y a la pobreza, sino también a grandes epidemias como la malaria, agravada por la desnutrición. Todo esto empeora por sus condiciones climáticas que provocan grandes sequías disminuyendo aún más el alimento. La esperanza de vida al nacer está entre los 61 y los 63 años y llegó a considerarse como el más pobre del mundo en el año 2014.

Pobreza en el mundo: causas y orígenes de la pobreza

Para poder luchar contra la pobreza en el mundo se debe conocer profundamente cuáles son sus orígenes y causas. La pobreza en el mundo tiene diversas causas: el colonialismo, la esclavitud, la guerra, las invasiones... Y, además, existen diferentes factores que contribuyen a que perdure en el tiempo una situación de carencia extrema de recursos vitales.

En este sentido, se puede afirmar que la indiferencia de los países del Norte hacia los problemas de los países del Sur es uno de los factores que ha provocado la pobreza de estos territorios. Esta falta general de interés hacia sus preocupaciones contrasta con la desazón que la gente de los países ricos experimenta en referencia a las catástrofes humanas y materiales que ocurren en los estados vecinos.

Otro factor claramente determinante de la pobreza en el mundo es el actual modelo comercial que aplican muchas de las grandes empresas multinacionales, porque su proceder no ayuda al desarrollo de los países pobres, ya que las empresas del primer mundo utilizan los trabajadores y los productores locales como mano de obra barata y como proveedores de materias primas a bajo coste.

2020-04-06

Añadir nuevo comentario