Qian Hongyan, un gran ejemplo de superación

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Lectura fácil

La china Qian Hongyan, un gran ejemplo de superación
Qian Hongyan, una joven china abandonada por sus padres
es un ejemplo de superación.
Hace 20 años perdió las dos piernas en un accidente
y usaba una pelota para poder andar.
Gracias a los donativos,
en 2007 viajó a Pekín
para recibir unas prótesis especiales
y poder caminar.
En 2009 fue Campeona Nacional de natación
en los Juegos Paralímpicos Nacionales de China
y ahora es una nadadora que participa en los Juegos
Paralímpicos.


Sobre una pelota de baloncesto y dos herramientas de albañilería esta niña china fue capaz de caminar. Con 4 años un accidente de tráfico la dejó sin piernas. Su abuelo luchó para que su nieta no se quedara arrinconada e ideó esta precaria pero efectiva solución.

Su historia saltó a los medios hace años y miles de generosas donaciones lograron lo que parecía imposible

Qian Hongyang dejó la china rural y se trasladó a Pekín. Allí los médicos diseñaron unas prótesis para ella y poco a poco su vida fue cambiando.

Dejó la pelota de baloncesto por unas piernas y la pequeña pudo andar por sí misma. Además, con mucho esfuerzo, la pequeña se ha convertido en toda una campeona paralímpica. El mejor ejemplo de que no hay nada imposible. 

'Niña pelota'

La pequeña, abandonada por sus padres biológicos, fue adoptada por una humilde familia que no tenía suficiente dinero para poder comprar prótesis especiales para caminar.

Muchos solían llamarla ‘Basketball Girl’ o 'Niña pelota' en la provincia de Yunnan, quienes la recibieron con mucho amor y cuidados cuando fue adoptada por su nueva familia.

Las imágenes de Qian con la pelota de baloncesto, rápidamente se hicieron virales. La pequeña, que nunca sacó de su cabeza el deporte, logró ser Campeona Nacional de los Juegos Paralímpicos Nacionales en el año 2009, además de haber ganado varias medallas anteriormente. Dos veces medallista olímpica. Ganó el oro en el Evento Paraolímpico de Natación en China, nadando 100 metros libres estilo mariposa, subió al medallero de los Juegos Paraolímpicos de Londres 2012 y sorprendió a los 45 millones de habitantes que hay en su ciudad natal cuando se llevó el oro en los 100 metros de pecho durante los Juegos Paraolímpicos de Yunnan, mientras que en los Juegos Paraolímpicos de Río 2016, ya era toda una profesional.

Qian disputando un campeonato de natación
Qian disputando un campeonato de natación

Unos logros que llegaron gracias al esfuerzo y la disciplina de Qian, quien confiesa que no fue nada fácil adaptarse a la natación con sus nuevas prótesis.

A sus 18 años se sometió a una nueva cirugía para recibir una nueva prótesis, pero esta vez serían un par de piernas artificiales moldeadas en tercera dimensión que se asemejan mucho a unas reales. Después de tantas frustraciones, tenacidad, lucha continua y una vida nada fácil, pudo dar vuelta a la página y tener una vida normal.

Querer es poder

Más de 10 años después de que su foto se viralizara, la joven se ha convertido en todo un ejemplo de superación. A pesar de ser abandonada y pasar por un sinfín de dificultades, hoy Qian es una gran deportista y luce unas preciosas prótesis en sus piernas.

Desde el 2017, Qian forma parte de la comunidad de Instagram, siendo su primera y única red social donde podemos seguir su historia de propia voz. Se puede percibir la alegría con que goza de sus nuevas piernas. Textos como Déjame volar”, o imágenes de su regreso a Beijing, dejan ver que sus peores días han pasado a la historia. 

2020-01-24

Añadir nuevo comentario