Cómo puede afectar el alcohol en una persona con diabetes

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
28/01/2022 - 17:00
Mantener la diabetes controlada y beber con moderación/ La Voz de San Justo

Lectura fácil

Alrededor de 400 millones de personas sufren diabetes en todo el mundo. Algunos expertos, han señalado que es un "grave problema" a nivel mundial y se espera que en los próximos años aumenten los casos. Como bien sabemos, el beber alcohol puede acarrear graves problemas para la salud en todas las personas. Pero la situación puede empeorar si, además, tenemos algún problema de salud previo. Es lo que podría llegar a traducirse en comorbilidades, también conocidas como "morbilidades asociadas", un término utilizado para describir dos o más trastornos o enfermedades que ocurren en la misma persona. Pueden ocurrir al mismo tiempo o uno después del otro.

Centrándonos en las personas con diabetes

A las personas que tienen diabetes, el tomar alcohol, puede suponerles un peligro para su salud por diversos motivos, de los que hablaremos más adelante como por ejemplo: el aporte calórico puede variar y provocar que la medicación no le haga efecto y aumentar por lo tanto, el riesgo de hipoglucemias. Además, los diabéticos al tomar alcohol pueden verse afectados por el aumento o reducción del nivel de azúcar en sangre y acarrear así numerosos problemas.

Sin embargo, esta enfermedad ha contado con numerosos avances, y por ello se han encontrado diferentes medidas para que tomándolo de forma moderada, se puedan reducir cierto porcentaje de riego.

Riesgos al interferir el alcohol en la diabetes

Como se cita previamente, para las personas con diabetes que beben alcohol, aumenta el riesgo de hipoglicemias, esto quiere decir que el alcohol se metaboliza en el hígado. Cuando tomamos alcohol, el hígado tiene que procesarlo y, para ello, deja de liberar glucosa. Esto puede provocar que los niveles de glucosa en sangre caigan drásticamente con el consecuente riesgo de hipoglucemia, especialmente si la persona con diabetes se inyecta insulina. Este riesgo permanece varias horas después de haber tomado alcohol. De hecho, puede perdurar hasta 36 horas.

Silvia Marín, endocrinóloga, señala en un artículo publicado en Guía de Diabetes Tipo 1 que " estar en estado de embriaguez produce que la persona tenga dificultades para reconocer los síntomas de hipoglicemia, provocando por lo tanto que la persona busque ayuda cuando ya sea demasiado tarde".

La única solución para las hipoglucemias producidas por el alcohol es comer y aportar azúcar a nuestro cuerpo para que este responda. La situación puede volverse más peligrosa si la persona que ha ingerido alcohol se encuentra inconsciente.

El consumo diario puede contribuir al aumento de peso y terminar en una enfermedad de obesidad, ya que las calorías del alcohol se almacenan en el hígado como grasa, y la grasa del hígado hace que las células del hígado se vuelvan más resistentes a la insulina. Pero también es importante destacar que, hay bebidas ricas en carbohidratos, como la cerveza. El consumo de la misma puede suponer el aumento de niveles de glucosa en la sangre. El alcohol puede hacer que la medicación en los diabéticos pierda su efecto, tanto si se trata de insulina como de medicamentos de suspensión oral.

Pero, ¿hay alguna forma de beber alcohol de manera segura?

Sin lugar a dudas, la forma más segura de no tener problemas de ningún tipo es, no bebiendo alcohol. Pero si se toma la decisión de tomarlo, la mejor opción es teniendo en cuenta ciertas precauciones como por ejemplo:

  • Si se tiene la diabetes descompensada o descontrolada, lo recomendable es no tomar gota de alcohol.
  • Por un lado, las mujeres no deben superar una bebida diaria mientras que en el caso de los hombres, no deben superar dos.
  • Preferiblemente, se recomienda que si se decide tomar alguna bebida alcohólica, esta sea seca, y de baja graduación. Si por el contrario se toma de más graduación, se recomienda que sean mezcladas con bebidas azucaradas.
  • Tomar alcohol siempre con el estómago lleno.

Es de vital importancia, recordar que las personas con diabetes cuando beben han de estar acompañadas porque no saben en qué momento el cuerpo les puede dejar de responder, como bien sabemos, no diferencian los síntomas.

Añadir nuevo comentario