Baby Sign: Qué es y en qué consiste

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Bebé signando / Momentoring

Lectura fácil

El Baby Sign, lengua de signos para bebés, traducido del inglés, 
es un método a base de gestos y señas para comunicarnos con nuestro bebé.
 

El Baby Sign se parece a la lengua de signos de los adultos. 
Gracias a la repetición de algunos gestos con los bebés, 
ellos pueden aprenderlos y decirnos a través de los gestos
si tienen hambre, sed o quieren algo.

Los bebés con 6 meses ya pueden aprender este lenguaje.

En Internet hay muchas páginas web 
con recursos como tarjetas con signos y gestos
o cursos digitales para aquellos padres interesados en enseñar Baby Sign 
a los más pequeños. 

El Baby Sign no retrasa el comienzo del habla de los bebés, 
es un método eficaz para poder comunicarte con ellos
porque muchas veces no sabemos por qué lloran.

La comunicación en los bebés comienza con pequeños ruidos, gestos y llantos. Los más pequeños no pueden expresarse hablando pero tienen otras maneras de hacerlo. El lenguaje Baby Sign es un sistema de gestos estructurado que favorece la atención de los niños, su psicomotricidad y su desarrollo intelectual. 

Desde que nacen, los bebés tienen la necesidad de comunicarse. El lenguaje es la capacidad que tenemos para expresar nuestros pensamientos y sentimientos. Es algo innato y, por eso, es natural que los bebés también deseen expresarse. Reír, gritar, llorar, chillar o mover las manos son algunos de los gestos más habituales en los bebés pero muchas veces, los adultos no entendemos qué quieren expresar con estos gestos o qué les pasa.

¿Qué es el Baby Sign o Baby Signing?

El Baby Sign es una técnica que consiste en enseñar signos, señas o una serie de gestos a los bebés para que puedan comunicar sus necesidades y deseos básicos mucho antes de que puedan hablar.

Este tipo de lenguaje, según varios estudios, favorece la adquisición del lenguaje oral, y no la retrasa. Muchos pueden pensar que están enseñando a sus bebés a comunicarse a través de signos y van a acostumbrarse a expresar sus necesidades de esa manera en lugar de aprender a hablar. Sin embargo, está comprobado que los bebés que comienzan a usar la lengua de signos suelen empezar a hablar antes que el resto. Además, obtienen una puntuación mayor en algunos test de inteligencia y aprenden mejor nuevos idiomas.

Algunos de los signos del Baby Sign es parecido a la lengua de signos para personas sordomudas. Los bebés aprenden estos gestos a base de repetición mientras se habla, o mostrándolos imágenes y relacionándolos con los signos.

Hay un Baby Signs oficial, del que puedes comprar libros y material educativo, pero también puedes inventarte tú los signos.

Mientras te entiendas con tu bebé, lo importante es la comunicación

En todas las culturas utilizamos gestos para expresar algunas ideas. Por ejemplo, ponemos nuestra mano en la oreja con el pulgar y el meñique extendidos para indicar que nos hablen por teléfono o también es muy habitual colocar nuestro dedo índice sobre los labios para expresar silencio.

Esto es una realidad, la comunicación no verbal representa el 80% de nuestra comunicación. Los bebés de todo el mundo están al día de los gestos, por eso señalan con el dedo, dicen adiós o mandan besos con sus manos desde muy pequeños.

Los bebés pueden aprender a utilizar mucho antes sus manos que su voz, con lo cual, es más fácil que a los 9 meses nos digan que quieren comer a través de un signo que diciendo la palabra comida o hambre.

Baby Sign en Baby Einstein - YouTube

En Internet existen numerosas fuentes de información y recursos para comenzar con el Baby Sign. Según publica la web ‘Háblame con las manos’: “Un bebé que signa está ejercitando la comunicación, expresando sus necesidades, compartiendo sus sentimientos y llamando a los objetos por su nombre. El ejercicio que hacen a nivel mental es increíble, lo que supone que más adelante solo tengan que incorporar las palabras de manera verbal”.

¿A partir de qué edad se puede enseñar el Baby Sign?

Los bebés con 6 meses ya pueden comenzar a aprender a repetir algún gesto, pero en particular, cuando el niño pueda permanecer sentado por sí mismo y comience a realizar algunos signos, como señalar, aplaudir, saludar… será el momento más óptimo para repetir con más frecuencia estos signos.

Más imágenes en babysignlanguage.com
Más imágenes en babysignlanguage.com

El origen del Baby Sign

El especialista en desarrollo infantil e intérprete en lenguaje de sordos americano, Joseph García fue quien comenzó la investigación sobre la posibilidad de enseñar a los niños la lengua de signos.

Más tarde, las psicólogas Linda Acredolo y Susan Goodwyn, adaptaron la lengua de signos de adultos a los niños. Según el portal codigomente.com, ambas profesionales estudiaron varios bebés de 11 meses, en un grupo de bebés que signaba con otro que no, monitorizaron su aprendizaje del habla hasta los 3 años y sus conclusiones fueron que los niños que signaban, tenían significativos avances en comparación con los que no, así como mayores habilidades en el lenguaje y en la compresión.

Muchas son las personas que cada día se unen al Baby Sign, un método que hará poder tener una comunicación con nuestros hijos. 

Añadir nuevo comentario