Cada año mueren 10.000 personas en España a causa de la contaminación

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Madrid

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Lo sabemos aunque no seamos lo suficientemente conscientes. Todo esfuerzo es poco, y es más que evidente: hacemos muy poco por preservar el medio ambiente. Como consecuencia de la contaminación del aire, aproximadamente 10.000 personas mueren en España cada año. Una cifra que supera los 1.700 fallecimientos anuales asociados a los accidentes de tráfico. Así lo ha destacado la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, que tiene lugar el 5 de junio.

Entre las primeras causas de muerte en el mundo

No es poca cosa, porque la contaminación se sitúa como la cuarta causa de mortalidad a nivel mundial con 7 millones de fallecimientos, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En este sentido, los contaminantes más perjudiciales son los óxidos de nitrógeno (NO2), que provocan alrededor de 6.000 muertes al año en España; el ozono troposférico, con más de 500 fallecimientos; el dióxido de azufre; el monóxido de carbono, o el plomo.

Y es que estos factores que aparentemente son invisibles, suponen graves efectos para la salud. En este sentido, las enfermedades de corazón y pulmón son las más comunes. Además, pueden influir en el desarrollo del feto durante la gestación. Así, niños, ancianos y enfermos respiratorios crónicos, del corazón o de salud frágil suponen los grupos más vulnerables a estos efectos.

¿Qué es lo que más contamina?

En Europa, las principales causas de la contaminación son los automóviles, las centrales térmicas y las plantas industriales. Mientras que en España, los gases emitidos por los tubos de escape del tráfico suponen el 32,5% del total de la contaminación. En paralelo, las partículas de suspensión (PM) se producen por la combustión de los vehículos que circulan por las ciudades, fundamentalmente por los motores diésel. Entre las partículas más contaminantes están aquellas que tienen menos de 10 microgramos de diámetro (PM10) y menos de 2,5 microgramos de diámetro (PM2,5).

Estas partículas son consideradas un carcinógeno de primer orden y se asocian a tumores pulmonares, de mama y digestivos. Asimismo, la contaminación es la causa de más del 50 por ciento de los casos de neumonía infantil. Tanto es así, que en los días en los que los índices de contaminación presentan niveles más elevados, también aumentan las consultas médicas, los ingresos hospitalarios y las atenciones en urgencias de asmáticos y paciente con EPOC.

Niveles muy altos en España

Mientras tanto, en España es frecuente que se sobrepasen los límites de contaminación recomendados. Solo en 2017 se llegaron a registrar en Madrid más de 20 episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno. Lo mismo ocurrió con las partículas de suspensión en A Coruña, Santander, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Granada, Huelva, Lleida, Murcia, Ciudad Real y Toledo. Por su parte, Sevilla, Zaragoza, Barcelona, Guadalajara, Salamanca y Getafe (Madrid) también presentaron elevados niveles de dióxido de carbono.

No obstante, entre las ciudades que han conseguido mejorar la calidad del aire se encuentran Pontevedra, Madrid, Bilbao, San Sebastián, Sevilla, Barcelona o Huesca.

Añadir nuevo comentario