¿Qué medidas de seguridad tiene que cumplir un camping en verano?

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Los campings deberán aprovechar la oportunidad este verano

Lectura fácil

Los campings volvieron a abrir tras el Estado de Alarma.

Tres meses que sirvieron para preparar a los camping de cara a la temporada de verano.

Todos deben de seguir estas pautas para prevenir el COVID-19 en los campings.

  • Los trabajadores deben llevar gafas, mascarilla y guantes.
  • Cuando llega un cliente, las instrucciones deben darse por teléfono, evitando que haya contacto.
  • Los bungalows y parcelas deben estar dos días disponibles cómo mínimo entre clientes.
  • Los campings cuentan con planes contra incendios

Los campings son uno de los sectores que abrió en mayo tras el estado de alarma que decretó Pedro Sánchez el 15 de marzo. En un verano tan atípico como este, tanto los servicios de acampada como las casas rurales son los entornos preferidos de los españoles para desconectar de la rutina a la que están acostumbrados el resto del año.

Los campings siguen siendo la segunda oferta alojativa en España tras los hoteles, con más de 8 millones de viajeros y 40 millones de pernoctaciones en 2019.

Los campings están sometidos a un protocolo sanitario para prevenir el COVID-19

La Federación Española de Campings está sometida a los protocolos sanitarios que desde mayo elabora el Instituto de Calidad Turística Española.

Este documento es válido para todos los establecimientos del país independientemente de su tipología, categoría o tamaño. Entre los requisitos generales se encuentra la elaboración de un plan de contingencia en cada camping con la identificación de riesgos, asignación de los recursos humanos y materiales necesarios en cada momento incluido el uso de equipos de protección personal y protocolo de actuación en caso de detectar empleado o cliente sospechoso de COVID-19.

¿Cuáles serán las principales medidas de seguridad de los empleados de cara a virus?

Los empleados de los campings deben estar provistos de equipamiento necesario para realizar su trabajo: mascarillas, guantes y gafas de protección. Además deberán guardar en todo momento el llamado distanciamiento social. Cuando llega un cliente al establecimiento se evitará el contacto en recepción priorizando un primer contacto telefónico.  Se debe fomentar la reserva online, el pre-checking y el pago por medios telemáticos.

A la hora de asignar las parcelas y bungalows disponibles, debemos tener en cuenta aquellos que lleven vacíos cómo mínimo cuarenta y ocho horas. Las áreas infantiles se someterán a una desinfección periódica y en el gimnasio se mantendrá la distancia de seguridad entre máquinas utilizando la toalla individual y sin fuentes de aguas. En las piscinas aún se está pendiente del informe científico solicitado y en la lavandería se establece una distancia mínima de seguridad.

Para desinfectar las instalaciones se recomienda el uso de productos desinfectantes como lejía, etanol o peróxido de hidrogeno según las homologaciones pertinentes y el registro diario de dichas limpiezas indicando la frecuencia y el método empleado. Ana Beirain, la presidente de la Federación Española de Campings ha declarado a El Periódico que “este exhaustivo protocolo sanitario permite garantizar al 100% la seguridad de todos nuestros clientes”.

Foto de un camping a la noche / The Hotel Factory
Foto de un camping a la noche / The Hotel Factory

¿Qué deben de hacer los campings frente a los incendios?

La Junta de Andalucía ha señalado en un dossier sobre los establecimientos de camping de dicha comunidad que deben tomar la siguiente prevención en materia de seguridad y prevención de incendios:

  • Salidas de emergencias señalizadas, a razón de una por cada 500 parcelas o fracción, con anchura mínima de 3 m, y cuyas puertas, a utilizar en caso de incendio u otro siniestro, deberán poder abrirse en doble sentido o, al menos, en el de la salida.
  • Luces de emergencias autónomas en los lugares previstos para la salida de personas y vehículos en caso de incendio.
  • Extintores del tipo “polvo polivalente” y de capacidad de 5 kg., o bocas de agua para mangueras, a razón de uno por cada 20 parcelas y distribuidas de modo que ninguno parcela se halle a más de 50 m. de su extintor o manguera.

Los campings de más de 200 parcelas deberán disponer, además de un extintor móvil de 50 kg. de capacidad, por cada 500 parcelas o fracción. En la recepción del camping, y bien visible se colocará un PLANO de todo el terreno en el que se señalizarán los lugares donde están los extintores y las salidas de emergencia.

El plano deberá ir acompañado del siguiente aviso “Situación de los extintores y salidas de emergencias en caso de incendios”, escrito en los idiomas español, inglés y alemán. Además, todo el personal de camping tiene que estar formado sobre a prevención de incendios según señala dicho manual.

Añadir nuevo comentario