La celebración de los Raptors se salda con un tiroteo en Toronto

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Raptors

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Alrededor de dos millones de personas participaron ayer en Toronto (Canadá) del desfile del equipo de baloncesto de los Raptors como campeón de la NBA. La fiesta quedó empañada por un tiroteo que dejó a dos personas gravemente heridas.

Los disparos provocaron estampidas entre la multitud

La celebración pudo convertirse en una tragedia aún peor. El tiroteo provocó dos estampidas casi consecutivas.

El suceso tuvo lugar sobre las 16:00 hora local (20:00 GMT) en una de las esquinas de Nathan Phillips Square, la plaza situada frente al edificio de la Alcaldía de Toronto. Allí se había instalado el escenario para las celebraciones.

En el momento del tiroteo y las dos posteriores estampidas, los jugadores de los Toronto Raptors ya habían ocupado sus asientos en el estrado junto con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. Unas 65.000 personas abarrotaban la plaza en esos momentos.

Mientras el alcalde de Toronto, John Tory, ataviado con su ya habitual chaqueta dorada de los Raptors, se encontraba pronunciando su discurso de bienvenida, la multitud se empezó a mover con cierto pánico.

En el caos, varias personas resultaron heridas, pisoteadas por la multitud

Tras unos breves minutos, se produjo una segunda estampida que hubiese tenido consecuencias más dramáticas si parte de la plaza no se hubiese vaciado parcialmente tras el primer momento de pánico.

Posteriormente, la Policía de Toronto informó de que se había producido un tiroteo en el que cuatro personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad, y de que detuvo a tres personas e incautado dos armas de fuego.

La ceremonia continuó como si nada pasase

Sólo tras varios minutos de caos y confusión, el maestro de ceremonias informó de que se había producido "un incidente" y solicitó al público que mantuviese la calma y siguiese disfrutando del "histórico" logro de los Raptors.

Gran parte del público decidió quedarse en la plaza, pero un buen número de personas abandonaron el lugar tras las dos estampidas.

Los jugadores de los Raptors se turnaban al frente del micrófono para agradecer a la ciudad el recibimiento y alabar a sus otros compañeros.

Marc Gasol, una de las figuras del equipo desde que fue fichado por los Raptors en febrero de este año, se sentó en primera fila junto a Trudeau. El pívot español sí comentó durante el trayecto por las calles de Toronto que no quería pensar en el hecho de que ha entrado en los libros de historia del baloncesto al convertirse, junto con su hermano Pau, en los dos únicos hermanos que tienen el título de campeón de la NBA.

Añadir nuevo comentario