Cocinar con niños: una actividad divertida para toda la familia

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Cocinar con niños.

Lectura fácil

Cocinar es una de las actividades que puedes hacer con los más pequeños estos días en casa.

Dejar entrar en la cocina a los más pequeños de la casa también aporta grandes beneficios
en el desarrollo de su responsabilidad.
Cocinar con niños es una aventura llena de risas y felicidad.

 

Un pequeño aperitivo

 

Esta receta puede servir como entrante.

Ingredientes

  • 1 ⅓ taza de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • ½ cucharadita de cebolla en polvo
  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal, cortada en cubitos
  • 200 g de queso cheddar rallado
  • 2 yemas de huevo

Preparación

  1. Mezclamos la harina con la sal, el ajo y la cebolla en polvo en un cuenco.
  2. Después añadimos la mantequilla, y mezclamos hasta integrarla con los ingredientes anteriores.
  3. Ahora tenemos que incorporar las yemas de huevo y 2 cucharadas de agua fría, y seguir mezclando.
  4. Llega el turno de añadir el queso y amasar con las manos hasta obtener una pasta elástica. Después la dividimos por la mitad, formamos dos bolas y reservamos una en la nevera envuelta en film transparente.
  5. La masa que se quedó fuera la tenemos que poner en dos hojas de papel de horno y estírarla con el rodillo hasta obtener una plancha de unos dos milímetros de grosor.
  6. Despega el papel superior y corta la masa con un cortapastas o con un cuchillo, dándole la forma que más nos guste. Después tenemos que ponerlas en la placa del horno forrada con papel vegetal, separadas entre sí, y dejarlas en la nevera por treinta minutos. Una vez hecho esto, hacemos el mismo proceso con la otra bola que reservamos antes.
  7. Precalentamos el horno a 180°C.
  8. Cocemos las galletitas de queso en el horno, en dos tandas, unos veinte minutos, hasta que estén doraditas. Puedes servirlas calientes o frías.

Torilla de patatas

 

Ingredientes (4 personas)

  • 3 patatas grandes
  • 6 huevos
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  1. Pelamos las patatas en láminas finas
  2. Le llega el turno a la cebolla, y esto depende del gusto de cada familia. A algunos les gusta que se note la cebolla y a otros les gusta que quede bien picadita. Así que según tus preferencias, así la cortarás.
  3. Añadimos sal a todo
  4. Ponemos la sartén adecuada en el fuego o la vitro. Echamos el aceite de oliva, de forma generosa, pero sin pasarse, la cuestión es que tanto la patata y la cebolla cojan ese aceite pero no ahogarlas.
  5. Una vez todo dentro de la sartén removemos de vez en cuando, dejamos a fuego medio durante 10-15 minutos. Vigilamos, porque el punto exacto será cuando la patata se pueda deshacer con la paleta que utilizamos para dar la vuelta.
  6. Mientras tanto, batimos en un bol mediano o grande, los 6 huevos. Les ponemos una pizca de sal y batimos.
  7. Una vez transcurrido el tiempo de cocinado de las patatas y la cebolla, lo vamos sacando con una escurridora y lo echamos dentro del bol con los huevos batidos y mezclamos bien.
  8. Quitamos el aceite que ha sobrado de la sartén. Una vez eliminado, echamos la mezcla del bol y le vamos dando con la espatula, para que no se pegue. Cuando se vaya cuajando de un lado, llega el momento de darle la vuelta, y cuidado con esta parte, porque parece simple, pero siempre acabamos derramando algo.
  9. Ya tenemos la tortilla, y en tu mano está cuajarla más o dejarla que se vea un poco el huevo.

Hoy, desde GNDiario te proponemos un plan con niños. Cocinar es otra de la actividades que puedes hacer con los más pequeños de la casa.

Claro está, que antes de la diversión tienen que cumplir con su jornada diaria de estudio, al igual que hacen en el cole. Porque, una vez más, repetimos que no estamos de vacaciones.

Dejar entrar en la cocina a los más pequeños de la casa también les aporta grandes beneficios en el desarrollo de su responsabilidad, pues conocen de primera mano, lo que supone que papás y mamás, abuelos y abuelas, tíos o tías dediquen su tiempo a hacernos de comer.

Cocinar con niños, una aventura llena de risas y felicidad

Uno de los puntos positivos de esta pandemia que asola al mundo es que algunas familias tiene la suerte de estar pasándola unidas. Es por ello, que es una maravillosa ocasión para pasar el tiempo, que de normal, no podemos pasar con nuestros hijos.

Desde GNDiario te dejamos algunas ideas con recetas para cocinar con niños que os encantarán a todos. ¡Manos a la obra!

Un pequeño aperitivo

Cocina con niños
Cocina con niños

Esta receta puede servir como entrante, además de que será muy divertido porque podremos darle la forma que queramos a la masa. Podemos utilizar un corta masas con forma de animales, flores o corazones. Y si no tenemos, no pasa nada, ¡la imaginación es la mejor herramienta!

Ingredientes

  • 1 ⅓ taza de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • ½ cucharadita de cebolla en polvo
  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal, cortada en cubitos
  • 200 g de queso cheddar rallado
  • 2 yemas de huevo

Preparación

  1. Mezclamos la harina con la sal, el ajo y la cebolla en polvo en un cuenco.
  2. Después añadimos la mantequilla, y mezclamos hasta integrarla con los ingredientes anteriores.
  3. Ahora tenemos que incorporar las yemas de huevo y 2 cucharadas de agua fría, y seguir mezclando.
  4. Llega el turno de añadir el queso y amasar con las manos hasta obtener una pasta elástica. Después la dividimos por la mitad, formamos dos bolas y reservamos una en la nevera envuelta en film transparente.
  5. La masa que se quedó fuera la tenemos que poner en dos hojas de papel de horno y estírarla con el rodillo hasta obtener una plancha de unos dos milímetros de grosor.
  6. Despega el papel superior y corta la masa con un cortapastas o con un cuchillo, dándole la forma que más nos guste. Después tenemos que ponerlas en la placa del horno forrada con papel vegetal, separadas entre sí, y dejarlas en la nevera por treinta minutos. Una vez hecho esto, hacemos el mismo proceso con la otra bola que reservamos antes.
  7. Precalentamos el horno a 180°C.
  8. Cocemos las galletitas de queso en el horno, en dos tandas, unos veinte minutos, hasta que estén doraditas. Puedes servirlas calientes o frías.

A la rica tortillita de patatas

Tortilla de patatas
Tortilla de patatas

Una receta de toda la vida que nunca falla. No tiene mucha complicación, pero así podemos cocinar con los niños algo tan básico pero que a todo el mundo le encanta.

Ingredientes (4 personas)

  • 3 patatas grandes
  • 6 huevos
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  1. Pelamos las patatas en láminas finas
  2. Le llega el turno a la cebolla, y esto depende del gusto de cada familia. A algunos les gusta que se note la cebolla y a otros les gusta que quede bien picadita. Así que según tus preferencias, así la cortarás.
  3. Añadimos sal a todo
  4. Ponemos la sartén adecuada en el fuego o la vitro. Echamos el aceite de oliva, de forma generosa, pero sin pasarse, la cuestión es que tanto la patata y la cebolla cojan ese aceite pero no ahogarlas.
  5. Una vez todo dentro de la sartén removemos de vez en cuando, dejamos a fuego medio durante 10-15 minutos. Vigilamos, porque el punto exacto será cuando la patata se pueda deshacer con la paleta que utilizamos para dar la vuelta.
  6. Mientras tanto, batimos en un bol mediano o grande, los 6 huevos. Les ponemos una pizca de sal y batimos.
  7. Una vez transcurrido el tiempo de cocinado de las patatas y la cebolla, lo vamos sacando con una escurridora y lo echamos dentro del bol con los huevos batidos y mezclamos bien.
  8. Quitamos el aceite que ha sobrado de la sartén. Una vez eliminado, echamos la mezcla del bol y le vamos dando con la espatula, para que no se pegue. Cuando se vaya cuajando de un lado, llega el momento de darle la vuelta, y cuidado con esta parte, porque parece simple, pero siempre acabamos derramando algo.
  9. Ya tenemos la tortilla, y en tu mano está cuajarla más o dejarla que se vea un poco el huevo.

Brochetas de pescado y verduras

Brochetas
Brochetas

Paso a paso podemos preparar todos juntos estas deliciosas brochetas de pescado. Además de ser un plato saludable, les metemos a los niños el gusto por el pescado, ya que normalmente, son más reacios a consumir este tipo de alimento.

Cocinar esta receta con los niños de una forma divertida y presentándola de manera original, es una gran forma de hacerles atractivo este saludable alimento.

Ingredientes

  • 200 g de bacalao (o cualquier otro pescado blanco)
  • 200 g de salmón
  • 2 limones
  • 2 cucharadas soperas de aceite
  • Un pimiento
  • Un paquete de tomates cherry
  • Un poco de perejil
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 240 ºC.
  2. Cogemos los limones, los exprimimos, y en un cuenco pequeño añadimos el jugo y el aceite. Aliñamos con pimienta y mezclamos bien. Después añadimos el perejil picado.
  3. Cortamos el pescado blando en cubos y el salmón igual.
  4. Vertemos el contenido de la mezcla en los dos pescados. Removemos despacio y dejamos reposar en la nevera durante 30 minutos.
  5. Lavamos y cortamos el pimiento rojo por la mitad. Le quitamos las semillas y esas partes blancas. Después lo cortamos en trocitos.
  6. El otro limón que queda, lo partimos en rodajas, y esas rodajas en cuatro trozos cada una.
  7. Utilizamos un palito para brochetas de madera, y ponemos cada ingrediente alternando. Primero un trozo de pimiento, otro de salmón, otro de limón, otro de pescado, y así, vamos alternando a gusto.
  8. Ponemos todas las brochetas en la bandeja del horno durante 10 minutos. A mitad de cocinado le damos la vuelta con cuidado para que se hagan por ambos lados.
  9. Y ¡listo! podemos acompañarlas con arroz o ensalada o cualquier otra guarnición.

Tarta de galletas, un postre delicioso

Tarta de chocolate y galletas
Tarta de chocolate y galletas

Cocinar esta receta con niños es muy simple. Además de ser muy económica, puede ser el broche de ese menú tan genial que hemos preparado con los más pequeños.

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletas María
  • 170 ml. de leche + 200 ml para mojar las galletas
  • 250 gr. de chocolate para fundir
  • 50 gr. de mantequilla o margarina
  • 1 limón
  • 1 rama de canela
  • coco rallado, gominolas o lacasitos para decorar (opcional)

Preparación:

  1. Ponermos a hervir la leche en un cazo, con una corteza de limón y un palito de canela para darle sabor.
  2. Cuando este caliente, añadimos el chocolate. Bajamos el fuego y removemos para que todos los ingredientes se mezclen. Así, hasta esperar la mezcla.
  3. Llega el momento de agregar la mantequilla cortada en cuadraditos, y mezclamos bien hasta que se haya derretido completamente. Si vemos que nos queda demasiado espesa, añadimos un pequeño chorrito de leche.
  4. Ahora le toca el turno a las gallestas. En una bandeja, o un plato hondo, echamos los 200 ml de leche. Las vamos mojando una a una hasta que estén blanditas. Cubrimos el fondo de una fuente con galletas, colocándolas formando una capa.
  5. Por encima de la primera capa de galletas ponemos parte del chocolate hasta cubrir las galletas.
  6. Repetimos todo el proceso, haciendo capas, alternando con esas galletas remojadas.
  7. Reservamos parte del chocolate para cubrir la tarta cuando esté terminada.
  8. Cuando la hemos cubierto, podemos decorarla como quieras, lacasitos de colores e incluso con un poco de coco rallado,o con galletas razadas.
  9. Introducimos la fuente en el congelador para que se endurezca.

Cocinar con niños, una experiencia y un aprendizaje para todos

Cuando nos pongamos a realizar esta actividad, tenemos que tener en cuenta que debemos de contar con paciencia, buen humor, y ganas de pasarleo bien.

Recuerda que nadie nace sabiendo, y debemos de explicarles a los más pequeños los pasos a seguir. Durante este pasatiempo, los pequeños aprenden valores como organizarse, compartir y trabajar en equipo.

Realizarlo de vez en cuando nos ayuda, según los expertos de guía infantil a toda la familia porque:

  • "Acerca a padres e hijos"
    Cocinar con niños ayuda a desarrollar un ambiente familiar saludable.
  • "Aprende valores"
    Trabajo en equipo, comunicación, aprender a tomar decisiones y aprender a organizarse. Por otro lado, todos debemos de tener paciencia y mucho, mucho respeto.
  • "Estimula la creatividad y la imaginación"
    Cuando decidimos cocinar con niños desarrollamos la creatividad de toda la familia. Además, es una forma de aprendizaje, pues conocemos los alimentos, los olores, las texturas y sabores. La cocina es una oportunidad para los peques de ideas nuevas.
  • "Constancia para la vida"
    En la cocina también aprenden que las cosas salen con esfuerzo y trabajo. Cocinar les enseña que en esta vida, se necesita de tiempo y de dedicación para que las cosas salgan adelante.

Así que, no esperes más, y sumergiros todos juntos en esta aventura tan divertida y deliciosa.

Cocinar con niños ya ves que tiene múltiples beneficios para toda la familia. ¡Anímate y cuéntanos que platos habéis preparado!

Añadir nuevo comentario