¿Cómo puedo librarme de estar en una mesa electoral?

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Mesa electoral

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

La suerte está echada. Ya han elegido a los ciudadanos que tendrán que estar en una mesa electoral en las próximas elecciones generales.

¿Te ha tocado ser presidente o vocal de una mesa electoral?

La designación se ha hecho por sorteo y será notificada en los próximos días a aquellos que tengan que estar, ya sea como presidentes o vocales, en alguna mesa electoral.

¿Qué puedo alegar para no estar en una mesa electoral?

Si no dispones de motivos justificados para ausentarte, tendrás una retribución de 65 euros y una reducción de 5 horas en la jornada laboral siguiente.

La regulación vigente incluye un listado de supuestos para evitar ser presidente o vocal en unos comicios.

Supuestos para evitar estar en una mesa electoral

¡Sorpresa!: te ha tocado ser miembro de una mesa electoral en las elecciones generales del 28 de abril. ¿Qué excusa o justificación es aceptable para librarse de esa tarea?

La decisión final sobre qué excusa es válida, queda en manos de las juntas electorales de zona.

  • Ser mayor de 65 años y menor de 70. Puedes renunciar hasta siete días antes de los comicios.
  • Tener una discapacidad declarada.
  • Ser pensionista con incapacidad permanente absoluta.
  • Estar en prisión o encerrado en un hospital psiquiátrico.
  • El embarazo de riesgo durante los primeros 6 meses de gestación.
  • La previsión de operaciones quirúrgicas y pruebas médicas relevantes en el día de las elecciones, en los inmediatamente anteriores, o en los días posteriores.
  • Pueden librarse de una mesa electoral quienes durante el día de la votación deban prestar sus servicios a las Juntas Electorales, a los Juzgados y a las Administraciones Públicas.
  • Los médicos, sanitario, protección civil o bomberos que tengan que trabajar durante toda la jornada.
  • Los directores de medios de comunicación de información general y los jefes de los servicios informativos que deban cubrir la jornada.
  • Ser madre en periodo de lactancia (hasta que el bebé cumpla nueve meses).
  • Estar exclusivamente al cuidado de un menor de 14 años sin que el otro progenitor pueda hacerse cargo de él.
  • Estar al cuidado directo de menores de 8 años o personas discapacitadas.
  • Acudir a eventos familiares importantes que no se puedan aplazar.
  • También se puede librar de estar en una mesa electoral, un padre separado que tenga el régimen de visitas el mismo día de las votaciones.
  • Las personas que se hayan mudado a otra comunidad autónoma y encuentren problemas para desplazarse.

No cuelan los exámenes ni los viajes, sobre todo si son contratados con posterioridad a la citación.

¿Puedo declararme insumiso?

Según la ley, quien abandona su responsabilidad sin justificación y no acude a la mesa puede incurrir en un delito electoral, que está castigado con una pena de arresto de 7 a 15 fines de semana y multas que pueden ir desde los dos a los diez meses.

El presidente, vocales y suplentes que no acudan a desempeñar sus funciones se exponen a una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses.

En resumen, esquivar la obligación legal de participar en el proceso electoral no es fácil.

2019-04-03

Añadir nuevo comentario