El Déficit de Atención e Hiperactividad es uno de los trastornos más comunes de la infancia

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
13/07/2022 - 10:00
Niño con Hiperactividad / Foto: Istockphoto

Lectura fácil

El Déficit de Atención e Hiperactividad es uno de los trastornos más comunes de la infancia. Cada 13 de julio se celebra en todo el mundo un día para que se tome conciencia de las necesidades actuales de estos niños y sus familias.

Si la hiperactividad no se trata a tiempo, puede complicarse y ser más difícil de resolver, pudiendo producir otros trastornos en la personalidad del niño, adolescente y adulto, como baja autoestima, depresión, ansiedad, fracaso escolar...

Esta patología afecta al 5% de los niños en edad escolar, pudiendo llegar hasta un 40 % de ellos, a continuar padeciéndolo en la edad adulta.

¿Qué es la Hiperactividad?

Tener un TDAH se refiere a tener una afección conocida como “trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad”.

Los niños con Hiperactividad pueden tener problemas para prestar atención o para estarse quietos. Además de actuar de forma impulsiva, haciendo cosas sin haberlas pensado antes de actuar. A veces se comportan de forma que los exponen a lesiones y pueden cambiar de amistades a menudo.

Como decíamos, el 13 de julio se celebra el Día Internacional del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Las personas con TDAH y sus familias necesitan una mejora urgente en educación, sanidad, servicios sociales y justicia, según ellos mismos demandan.

Familiares de afectados con este trastorno afirman que “tenemos la responsabilidad de divulgar el trastorno más común en la infancia y con considerable impacto en la edad adulta: El TDAH ó Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad”.

El fin de esta campaña que llevan a cabo este año es que se tome conciencia de las necesidades actuales de los afectados.

Los datos que los expertos publican sobre el TDAH en los casos en los que no ha habido una detección precoz o no tienen un tratamiento o abordaje adecuado son:

– El 60% de los niños con TDAH muestran patologías psiquiátricas asociadas.
– Comportamientos desafiantes, oposicionistas, antisociales: 50 %.
– Trastornos de conducta: 40 – 60 %.
– Trastornos afectivos: Ansiedad, depresión, 20 -25 %.
– Fracaso escolar, 40-60 %.
– Abuso de sustancias tóxicas: 40 %.
– Trastornos del sueño: 50 %.
– Trastornos del aprendizaje y Dislexia 30 %.
– El 25% de los presos presentan diagnóstico de TDAH (Eyestone y Howel)

La FEAADAH, Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad, asumió en 2012 la iniciativa de solicitar oficialmente a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la declaración de un día anual como Día Mundial de Sensibilización sobre el TDAH. Para el logro de este objetivo, iniciaron la petición oficial con campañas de recogida de apoyos por parte de profesionales reconocidos e instituciones que avalen y sustenten con su firma la petición a la Organización Mundial de la Salud para que lleve a cabo esta declaración.

Siguiendo esta línea, cada 27 de octubre se celebra el Día del TDAH en España. Edificios representativos de toda España se iluminan de color naranja por el TDAH con la iniciativa Tu ciudad se ilumina por la igualdad ante nuestros derechos. #27OTDAH #hazvisibleTUVIDA

Síntomas comunes de hiperactividad

Existen tres subtipos de TDAH:

  • Falta de atención predominante. La mayoría de los síntomas corresponden a la falta de atención.
  • Conducta hiperactiva/impulsiva predominante. La mayoría de los síntomas son la hiperactividad e impulsividad.
  • Combinado. Esta es una mezcla de síntomas de falta de atención y síntomas de hiperactividad/impulsividad.

¿Cómo sé si mi hijo tiene Hiperactividad? Los síntomas de Hiperactividad disminuyen o son reemplazados por un estado de inquietud/intranquilidad. 

  • Un niño con Hiperactividad puede correr en círculos, sin detenerse a descansar, chocándose contra objetos o personas.
  • Hace preguntas constantemente.
  • No quiere sentarse para escuchar.
  • Salta y trepa excesivamente sobre los muebles.
  • Hace cosas de manera impulsiva.
  • Interrumpe con frecuencia y tiene problemas para completar tareas.
  • Suele estar inquieto cuando mira televisión, hace ruidos molestos y les quita los juguetes u otros objetos a otros niños.
  • Está inquieto e impaciente mientras realiza todas y cada una de las actividades tranquilas, interrumpe y fastidia a otras personas y se mete en problemas con frecuencia.

Hay el doble de niños que de niñas afectados por este trastorno, aunque se desconoce el porqué. El TDAH puede hacer que los niños se comporten de formas diferentes. La mayoría de los niños con TDAH tienen problemas para concentrarse y prestar atención. Algunos niños con TDAH también pueden tener problemas para estarse quietos y para esperar su turno.

A veces, pueden ser desorganizados, fáciles de distraer y/u olvidadizos. Pueden perder sus cosas y tener dificultades para finalizar sus tareas. También pueden no parar quietos.

Los niños con Hiperactividad necesitan más que limitarse a tomar un medicamento

Una vez que el médico determine que un niño tiene un TDAH, el médico, los padres y los profesores del niño empezarán a trabajar juntos para encontrar la mejor forma de ayudarlo.

En muchos casos deben tomar un medicamento antes de ir al colegio pero sobre todo necesitan ayuda para aprender a cambiar la forma en que se comportan. Las técnicas de relajación y de la terapia de conducta pueden ser muy efectivas en este aspecto. Además de llevar al niño afectado a un psicólogo, los padres pueden hacer lo mismo en casa y recompensar al niño por prestar atención, completar las tareas domésticas o fijarse en ciertas cosas.

TDAH en España

Muchos niños han sido falsamente etiquetados con trastornos mentales, especialmente Hiperactividad (TDAH) y se les han administrado fármacos psicoestimulantes como medio para controlarlos.

La ONU ha emitido una recomendación a España para garantizar que los niños reciban información adecuada sobre los efectos secundarios de los psicoestimulantes y de las intervenciones no farmacológicas.

La vida no siempre es fácil, tampoco lo es para los niños, que dependen de sus padres. Para garantizar que todos los niños sean ayudados y protegidos cuando sea necesario, España ha firmado la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño.

Añadir nuevo comentario