Así se gestiona el dinero de una cuenta cuando fallece su titular

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Persona firmando papeles

Lectura fácil

Cuando una persona fallece, el suceso lleva consigo la realización de una serie de gestiones
para sus herederos.
En un alto porcentaje de casos, se encuentran ante una situación desconocida
en la que se desconocen los trámites de la herencia.

En este artículo, te contamos los pasos a seguir cuando fallece el titular de una cuenta bancaria
para poder disponer del dinero.

Para poder tener acceso a la cuenta bancaria y retirar el dinero del titular fallecido,
los herederos deberán justificar en el banco dicho derecho.

  1. Justificar el derecho hereditario

Por un lado, que exista testamento.
El testamento es un documento que deja escrito la persona fallecida
donde dice quiénes pueden quedarse con sus pertenencias.
En este supuesto, tendrán que presentar ante el banco el certificado de defunción,
el del Registro de Actos de la Última Voluntad y una copia autorizada del último testamento.

En caso de que no exista testamento, deberán aportar el Auto de declaración judicial de herederos abintestato o Acta de notoriedad,
que se realizará ante notario o bien, en los juzgados, dependiendo de quiénes sean los herederos.

  1. Una vez justificado el derecho hereditario, es obligatorio acreditar el derecho a la adjudicación de los bienes

Para ello, el banco podrá exigir la documentación que justifique la adjudicación
y partición de los bienes, que podrá hacerse a través de documento privado o notarial.

Una vez que las entidades son informadas y notificadas del fallecimiento del titular, 
en el plazo de 24 o 48 horas se bloqueará la cuenta.
Mientras esto ocurre, las personas autorizadas o cotitulares,
podrán retirar el dinero de la cuenta a expensas de que esta acción
tenga consecuencias legales posteriormente.

En el caso de que haya un único titular, los beneficiarios serán los herederos reconocidos en el testamento y,
si no lo hubiese, los familiares directos de primer rango.
Si existe cotitular, tendrá derecho al 50% del dinero de la cuenta sin pagar impuesto hereditario.
Sin embargo, deberá tributar por ese dinero a Hacienda.
El dinero restante se repartirá entre los herederos si así lo indica el testamento o bien,
entre los familiares más directos.

Puede ser que nos encontremos con la herencia de una cuenta bancaria tras el fallecimiento de su titular y no sepamos cómo gestionar esta nueva propiedad.

Ningún banco puede quedarse con el dinero de un titular fallecido, incluso en el caso de que ningún familiar o heredero o descendiente directo no haya informado de la defunción.

Si nadie reclama el dinero depositado en la cuenta de un fallecido, la entidad puede declararla en "abandono" y seguirá pagando los recibos y facturas vinculadas a esa cuenta bancaria. Si en su defecto carecieran de dicha vinculación, el banco retiene con el paso del tiempo el dinero existente hasta que aparezca alguna persona que los reclame.

¿Quién puede gestionar la cuenta bancaria de un fallecido?

Las condiciones no son las mismas si el titular fallecido era el único titular de la cuenta o si era cotitular. En el primer caso, los recursos podrán ser gestionados por los herederos legalmente reconocidos a través de un testamento o los familiares de primer rango de descendencia en el caso de que dichos familiares hayan demostrado su condición y su vinculación familiar directa ante notario.

En el caso de que el fallecido sea cotitular de una cuenta corriente, el otro titular mantendrá el control sobre el 50% de la cantidad dispuesta en el producto bancario.

Eso sí, siempre conviene diferenciar al cotitular de una persona autorizada en la cuenta bancaria. Ésta última no tendrá los mismos derechos sobre la cuenta que un cotitular. Las personas autorizadas para realizar gestiones en la cuenta bancaria perderán su condición de autorizados en el momento en el que se produzca el fallecimiento del titular.

Obviamente ambos casos podrían retirar el dinero de la cuenta de una persona fallecida antes de comunicar el fallecimiento de esa persona de manera oficial al banco.

¿Qué deben hacer los herederos?

Para reclamar el dinero al banco de la cuenta de una persona fallecida, lo primero que se debe hacer es justificar ante el banco el derecho hereditario, presentando el certificado de defunción y el del Registro de Actos de Última Voluntad, más la copia autorizada del último testamento.

Si no tienes el testamento, será necesario que los interesados aporten el Auto de declaración judicial de herederos abintestato, o acta de notoriedad.

Una vez justificado el derecho hereditario, debe acreditarse el derecho a la adjudicación de los bienes, para lo cual las entidades pueden exigir la documentación justificativa de la partición y adjudicación de bienes, que podrá formalizarse tanto en documento notarial como en documento privado, siempre que venga firmado por todos los herederos o sus representantes, según informa Helpmycash.

Por último, los herederos deberán justificar el pago de impuestos. Para ello, tendrán que presentar el justificante del pago del Impuesto de Sucesiones.

Una vez los herederos hayan acreditado toda la información solicitada, el banco deberá informarles sobre el dinero o productos bancarios que tenía el fallecido. No olvidemos todos los movimientos que se hayan hecho desde su fallecimiento o, incluso, con anterioridad al mismo.

Como último paso, las personas beneficiarias estarán en condición de retirar el dinero de una cuenta de un fallecido o traspasarlo a otra cuenta bancaria. Como paso final podrán cancelar la cuenta del fallecido para evitar el cobro de gastos de mantenimiento o comisiones.

¿Qué debe hacer el banco?

Según informa el Banco de España, las entidades y bancos deben facilitar a quienes acrediten su condición de herederos información sobre las posiciones que mantenía el el fallecido.

Ocasionalmente podrán admitir disposiciones puntuales antes de la adjudicación de la herencia, si estas vienen autorizadas por el consentimiento de todos los herederos. Por ejemplo: los gastos de entierro o funeral habilitados por la Ley.

Si al recibir una herencia de este tipo consideramos que el banco no nos ha informado como es debido, podemos dirigirnos a la Administración Tributaria, siempre acreditando nuestra condición de herederos.

He recibido una suma muy alta de dinero de una cuenta de una persona fallecida, ¿qué puedo hacer con dicha cantidad?

Si no esperabas recibir una suma de dinero tan elevada y te ha pillado por sorpresa, lo más común que se suele hacer es dejarlo en una cuenta bancaria o pagar deudas o hipoteca que tengas pendientes. Sin embargo, si se deja el dinero depositado en una cuenta es posible que acabe perdiendo valor por el efecto de la inflación, es decir, el incremento sostenido de los precios.

Lo más recomendable si nos pasa algo parecido puede ser empezar a invertir parte de ese dinero para evitar que su valor se deprecie con el tiempo.  Puedes elegir entre invertir en fondos de inversión o acciones de bolsa hasta comprar casas e invertir en el sector inmobiliario, entre otros.

No obstante, antes de dar un paso así con del dinero de la cuenta de una persona fallecida, conviene tener ciertos conocimientos financieros o, pedir ayuda a un asesor financiero que no dependa de un banco concreto.

Añadir nuevo comentario