Siete de cada 10 jóvenes españoles dicen haber sido víctimas de discriminación

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Siete de cada 10 jóvenes españoles dicen haber sido víctimas de discriminación.

Lectura fácil

Siete de cada diez jóvenes españoles reconocen haber sufrido discriminación

Los jóvenes dicen haber sido discriminados generalmente por el origen étnico o la raza

y por ser hombre o mujer, según un estudio.

El número de chicas que sufren discriminación es el doble que el de los chicos.

 

 

Siete de cada diez jóvenes españoles dicen haber sido víctimas de discriminación y la mitad sitúa el origen étnico y racial y la condición de género en las principales causas para sufrirla, según un estudio del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

El número de chicas que sufren discriminación dobla al de los chicos

Se trata del 'Barómetro Juvenil 2019. Discriminación y tolerancia hacia la diversidad', según el cual, ser chico dobla las posibilidades de no haber experimentado nunca discriminación (31,9%) que ser chica (16,6%).

Y ellas sufren significativamente mayor discriminación que ellos tanto por género (45,6% frente al 8,9%), por su aspecto físico (38,8% y 32,1%) o por el hecho de ser joven (38,8% chicas y 25,4% chicos).

El origen étnico o racial y la condición de género son las principales causas de discriminación

Realizado a 1.214 jóvenes de entre 15 y 29 años, el estudio pone de manifiesto que el origen étnico o racial (55%) y la condición de género (53,7%) son las principales causas de discriminación, aunque las chicas, con una diferencia porcentual de más de 15 puntos, se muestran mucho más críticas con aquellas por razón de género.

Mientras, los chicos dan un mayor peso a las discriminaciones relacionadas con las opiniones políticas (5,8 puntos porcentuales) o la religión (4,2 puntos).

Opciones políticas y religiosas

Sobre este asunto se aprecian diferencias en atención a las variables sociodemográficas, de forma que los jóvenes de derechas y de clases alta y media alta aseguran haber experimentado mayor discriminación por sus opiniones políticas que otros. Lo mismo ocurre con aquellos que se declaran altamente religiosos que los que no lo son.

El barómetro demuestra una relación significativa entre la variable nacionalidad y el haber sido víctima de discriminación, sobre todo por motivos de origen étnico, de manera que un 44,2% de los jóvenes de nacionalidad española adquirida señala haberla padecido por su origen étnico y un 52,9% con nacionalidad no española por ésta precisamente.

¿Realiza España los esfuerzos suficientes para luchar contra la discriminación?

Asimismo, seis de cada diez entrevistados opinan que en España no se realizan los esfuerzos suficientes para luchar contra la discriminación: en esta posición predominan las mujeres (66,3%), jóvenes de baja religiosidad (67%), quienes se autoubican ideológicamente a la izquierda del espectro político (75,8%) y quienes poseen la nacionalidad española de nacimiento (64%).

Siete de cada diez señala que le gustaría vivir en una sociedad heterogénea, sobre todo mujeres (86%), jóvenes de baja religiosidad (83,7%), de izquierdas (92,6%) y quienes poseen una nacionalidad distinta a la española (95,3%).

Grado de tolerancia

El grado de tolerancia hacia la diversidad puede analizarse a partir de la percepción que suscita el supuesto de convivencia en vecindad con diferentes colectivos. Las respuestas se ubican dentro de la escala entre 0 (“no me incomodaría en absoluto”) y 10 (“me incomodaría totalmente”) ante la pregunta ¿hasta qué punto te incomodaría tener como vecinos a…?. A pesar de que las tendencias entre hombres y mujeres son muy similares, ellos muestran un mayor grado de incomodidad en todos los supuestos planteados.

De ahí que la mayoría afirme que no se siente incómodo al tener como vecinos a colectivos tradicionalmente discriminados, aunque son las cuestiones migratorias y étnicas las que menos aceptabilidad suscitan. 

Añadir nuevo comentario