Las 10 contradicciones de Pedro Sánchez a lo que después él ha hecho como presidente

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Pedro Sánchez

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Numerosas son las contradicciones que retratan a Pedro Sánchez. Resulta difícil encontrar alguna decisión de Gobierno de Pedro Sánchez que él no haya criticado anteriormente desde la oposición. 

El mismo que exigía unas cosas, ahora no las cumple. Lo que está claro es que Pedro Sánchez es consciente de lo que dijo en su día y ahora intenta justificarse lavándose las manos.

"Donde dije digo, digo Diego"

Pedro Sánchez lo ha vuelto a hacer. Contradicciones sin coherencia y argumentos enfrentados en sus discursos. Así era el Sánchez que estaba a punto de ocupar La Moncloa.

El ya presidente del Gobierno sigue sumando contradicciones e incoherencias a su trayectoria política. "Donde dije digo, digo Diego" parece seguir siendo su lema.

Pedro Sánchez sigue mintiendo y haciendo oídos sordos a lo que siempre dijo que nunca haría.

Juzguen ustedes mismos las 10 contradicciones de Sánchez

1. Siete 'decretazos' en 2 meses

En noviembre de 2015, Pedro Sánchez decía esto: "El PP ha convertido una figura prevista para circunstancias excepcionales en la forma ordinaria de legislar... Me propongo dar al Parlamento la centralidad que se merece y limitar el uso del decreto ley".

En agosto de 2018, Pedro Sánchez se hizo con el título del presidente que más ha abusado del decreto ley en la historia de la democracia española y el único que lo ha utilizado para modificar el Código Civil. Una anomalía democrática que, de haber corrido a cargo de Contradicciones que si viniesen de la mano de Ciudadanos, el PP o Vox, habrían sido calificadas de "golpe de Estado encubierto". 

2. Los viajes secretos de Sánchez

En 2016, Pedro Sánchez se comprometió a aplicar un nuevo código ético en el PSOE que, entre otras medidas, incluía la obligación para los parlamentarios de ser "totalmente transparentes en su agenda, sus actividades y sus viajes, así como en sus retribuciones y sus declaraciones de bienes". 

Dos años después, el Gobierno declaró como "secreto oficial" los detalles relacionados con el viaje de Pedro Sánchez al Festival Internacional de Benicasim en avión oficial. Preguntado al respecto, el ministro de Cultura ha respondido que aquellos que critican el uso del Falcon por parte del presidente del Gobierno están "despreciando la cultura juvenil".

Además, Begoña Gómez, mujer de Pedro Sánchez, no pasó desapercibida en la visita a Nueva York que realizó a finales del mes de septiembre junto a su marido. Un apretada agenda, repleta de desplazamientos, comidas, visitas y cambios de ropa plagó por aquel entonces la prensa, asombrada entre otras cuestiones por un llamativo vestido del diseñador Delpozo de 2.300 euros.

Pero los sistemas de control se han activado y han reclamado la justificación y cuantificación de los gastos ocasionados por la presencia de la segunda dama. Es más, han exigido el detalle de si ese viaje sólo ha servido a fines públicos o ha albergado gestiones de índole privada. Y la respuesta ha sido la opacidad más absoluta: Moncloa se niega a dar los datos bajo un argumento un tanto drástico y exagerado: “Secreto oficial”. Una justificación que se apoya nada menos que en una ley franquista de 1968.

3. Capitalismo de "amiguetes"

En 2014, el líder del PSOE pidió la dimisión del director general de FITUR y del presidente de Paradores de Turismo por el supuesto "enchufe" de la mujer del primero.

Cuatro años después, en 2018, Pedro Sánchez nombró presidente de Paradores a Óscar López, exsecretario de Organización del PSOE y exportavoz del Grupo Socialista. Su mujer, Begoña Gómez, fue fichada por el Instituto de Empresa para ocupar un puesto creado ad hoc para ella. 

Más contradicciones. Se calculan en 500 los altos cargos 'enchufados' por Pedro Sánchez desde su desembarco en La Moncloa. 

4. ¿Independentistas aliados del PSOE? ¡Qué va!

José Luis Ábalos, ahora ministro de Fomento, decía que el PSOE no iría ni a heredar con los independentistas catalanes: "Los independentistas catalanes no pueden ser, en ningún caso, aliados nuestros, ni para una moción de censura".

Sólo hicieron falta unas pocas semanas para que los independentistas catalanes no fueran sólo aliados imprescindibles para el éxito de la moción de censura contra Mariano Rajoy, sino también aliados de Gobierno y puntal del PSOE en el Congreso de los Diputados. 

5. Podemos se hace con el control de RTVE

Unidas Podemos pidió a Sánchez tomar el control de RTVE y violar la separación de poderes. Esta petición enfureció al presidente, que afirmaba: "Que le explique Podemos a los parados de Villaverde y de toda España que el 'cambio' empieza por controlar la justicia, la policía y los espías".  

Apenas faltaron unos meses para que Sánchez generase nuevas contradicciones y entregase RTVE a Podemos, que inició un despido de profesionales (Sergio Martín, Víctor Arribas, Pedro Carreño). 

6. Con 84 diputados es suficiente

"Cualquier candidato que desee intentar su investidura deberá contar al menos con más de los 130 diputados que ya sumamos nosotros" dijo Pedro Sánchez en marzo de 2016, tras fracasar su primer intento de investidura, en una entrevista concedida al diario El País. Y añadió: "Muchas de las reformas que son necesarias en España requieren de aportaciones ideológicas procedentes tanto del centro derecha como del centro izquierda que representamos Ciudadanos y el PSOE. No entiendo de dónde saca Pablo Iglesias tanto odio y rencor con el PSOE". 

Dos años después, Pedro Sánchez gobernaba a golpe de decreto ley con sólo 84 diputados y en compañía de Unidas Podemos, el nacionalismo vasco y catalán y los herederos de Batasuna.

7. Albert Rivera, una persona que ha antepuesto los intereses generales a los partidistas

En la misma entrevista concedida a El País, Pedro Sánchez decía esto: "Yo pensaba inicialmente que, por afinidad ideológica, iba a tener más facilidad en la negociación con Podemos que con Ciudadanos. La sorpresa que me he llevado es que en Albert Rivera me he encontrado una persona que ha antepuesto los intereses generales a los intereses partidistas. Y en el caso de Iglesias, lo único que he visto en él ha sido táctica electoral".

Ya vemos lo que ha cambiado la opinión de Pedro Sánchez con Rivera e Iglesias.

8. Los elogios de Sánchez a Merkel

En abril de 2015, Pedro Sánchez criticó la política de austeridad económica seguida por Mariano Rajoy con el argumento de que se estaba "cabeceando" para complacer a la canciller alemana Angela Merkel. "Merkel elogia al alumno aventajado y usted, aplicado y dispuesto, cabecea agradecido, aunque los intereses de la mayoría de españoles sean contrapuestos a los que defiende la canciller alemana" dijo el líder del PSOE en aquella ocasión.

Sólo tres años después, los intereses ya parecían menos contrapuestos que nunca:

https://twitter.com/elperiodico/status/1028294969692438528

9. Cuando en Podemos eran unos "miserables"

"Diré algo muy sencillo, muy claro y muy contundente. Me parecen miserables las declaraciones de aquellos responsables políticos que están intentando equiparar y justificar la condena y la prisión de personas que lo que quieren y aman es la libertad y la democracia en su pueblo, Venezuela". Eso dijo Pedro Sánchez en compañía de Lilian Tintori y frente a las cámaras de televisión.

Llegado al poder, Pedro Sánchez cuenta con Unidas Podemos como aliado preferente y aplica, por la vía del decreto ley, buena parte de las medidas del primer Chávez tras su ocupación del poder el 2 de febrero de 1999. 

10. La derecha miente en sus currículos

Pedro Sánchez pidió la dimisión de Cristina Cifuentes por "mentir" en su cv. No pareció influir en su ánimo justiciero el hecho de que Sánchez también mintiera en el suyo, al igual que su mujer, la actual ministra de Hacienda o decenas de ilustres altos cargos socialistas, como José BlancoBernat SoriaPatxi LópezElena ValencianoJosé Montilla o José Manuel Franco.

Claro, la derecha miente en sus currículos pero la izquierda sólo los embellece por muy buenas razones. 

Veremos qué hace Pedro Sánchez esta legislatura como presidente tras las elecciones del 28A... ¿Escucharemos nuevas contradicciones en sus discursos?

Añadir nuevo comentario