Te contamos cuáles son los tratos de favor de los independentistas presos

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Contrato Conductual

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

La Generalitat de Cataluña ha elaborado unos 'Contratos conductuales' mediante los cuales los presos consiguen privilegios especiales por el mero hecho de comprometerse a tener un buen comportamiento.

Pactos entre reclusos y funcionarios

Los funcionarios de las cárceles catalanas se ven obligados por contrato a dar un cigarro cada cuatro horas a los reclusos si 'se portan bien'.

A través de un contrato conductual, cada preso se compromete a "actuar de manera respetuosa con los compañeros y profesionales, respetar la integridad de los objetos y las instalaciones, seguir las pautas de conducta y tomar la medicación pautada”.

Si los encarcelados cumplen estas condiciones tendrán derecho a que los funcionarios “proporcionen al interno un cigarro y fuego”.

Según han informado fuentes internas a OKDIARIO, este tipo de medidas son recomendadas por los psicólogos que trabajan en la re inserción de los presos en la sociedad.

Sus condiciones no pueden ser mejores

Celda individual, abierta durante todo el día a excepción del tiempo de la siesta y la noche, y ordenador personal. Así pueden comunicarse entre ellos.

Desde Instituciones Penitenciarias admiten que la estancia de los presos es un módulo de respeto y que, por lo tanto, permanecen durante todo el día con las puertas abiertas.

“Los procesados tienen acceso a la información procesal en los términos establecidos por el magistrado instructor y el presidente de Sala del Supremo. Se encuentran en módulos de respeto”, confirman desde Instituciones Penitenciarias.

Las normas de estos módulos (en contra de las quejas que lanzan los separatistas) destacan que son para presos excepcionales y que tienen prioridad para entrar en este sistema los que llevan más tiempo en el centro penitenciario.

Añadir nuevo comentario