Varios testigos tumban la versión de 'El Chicle' en el juicio del asesinato de Diana Quer

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Testigos juicio Diana Quer El Chicle

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

-AMAZONPOLLY-ONLYAUDIO-START- Hasta nueve testigos echaron ayer por tierra la versión de El Chicle para librarse del asesinato de Diana Quer. Ninguno de ellos, todos feriantes en las fiestas de A Pobra, advirtieron que alguien les hubiera robado combustible de sus caravanas la noche del crimen. -AMAZONPOLLY-ONLYAUDIO-END-

-AMAZONPOLLY-ONLYWORDS-START-

Tras la declaración de los familiares y conocidos de José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle', hoy se retoman las comparecencias en la cuarta sesión del juicio con las declaraciones de los conocidos de Diana Quer.

'El Chicle' no robó gasoil a nadie

Hasta nueve testigos echaron ayer por tierra la versión de 'El Chicle' para librarse del asesinato de Diana Quer. Ninguno de ellos, todos feriantes en las fiestas de A Pobra, advirtieron que alguien les hubiera robado combustible de sus caravanas la noche del crimen.

Según la estrategia de defensa del acusado, salió esa noche de casa cargado con cuatro garrafas vacías que pretendía llenar con el gasoil de los camiones de los feriantes. En su declaración ante el jurado popular el acusado mantuvo que llegó a rellenar dos de ellas y que se encontró con Diana de frente cuando las iba a meter en la maleta del coche.

El detonante para abalanzarse sobre la chica, agarrarla por el cuello y asfixiarla "de manera accidental" pierde credibilidad

Ese fue lo que pasó, insiste 'El Chicle'. Pero sus palabras no concuerdan con lo que los testigos de aquella madrugada recuerdan. Ninguno de ellos advirtió que esa noche les faltase gasoil de sus depósitos. Ninguno resultó ser víctima 'El Chicle' ni de su rutina delincuencial, solo Diana.

Y siempre la misma respuesta, nadie oyó nada porque a esa hora solo uno de los entrevistados estaba en su caravana. Una mujer que, además, toma pastillas para dormir. El resto seguían trabajando.

El mariscador que encontró bajo el puente de Taragoña el teléfono de Diana Quer negó haber intentado manipularlo ni que nadie lo hiciera hasta que se lo entregó a la Guardia Civil.

También declaró el joven de Madrid con quien Diana iba enviándose mensajes aquella noche. El último transmitía miedo: "Me estoy acojonando, un gitano me está llamando". El chico le preguntó: "¿Qué te dice?" Ella respondió: "Morena, ven aquí".

El amigo de Diana explicó que le mandó otro mensaje, pero ella ya no respondió. "Me había dicho que tenía poca batería por eso no me preocupé. Creí que sería un chico que le dijo un piropo", afirmó.

La ruta que siguió Diana Quer es otro de los puntos de controversia

'El Chicle' alega que no la acechó, sino que se la encontró en una zona oscura de la calle Venecia, pero los testimonios de las últimas personas que la vieron con vida la sitúan en el paseo del Areal; que discurre de forma paralela al otro vial pero con más iluminación. "Nos despedimos en el parque de A Pobra. Diana tenía frío y le dejé mi jersey. Estaba cansada, casi sin batería, y se iba a casa andando", explicó al jurado la última joven que estuvo con la víctima esa noche.

La sesión se retomará hoy en los juzgados de Santiago con las primeras declaraciones de los agentes que participaron en las pesquisas por la desaparición.

-AMAZONPOLLY-ONLYWORDS-END-

Añadir nuevo comentario