Cada año nacen en España entre 1.000 y 1.100 bebés prematuros

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Pies de un bebé prematuro / Pixabay

Lectura fácil

El nacimiento de un bebé prematuro desconcierta a toda la familia. 
Cuando tu bebé nace prematuro y nada es como esperabas
 te enfrentas a una nueva situación en la que cada día cuenta para la supervivencia del bebé.
Verlo tan frágil y pequeñito despierta sentimientos difíciles de gestionar,
pero a la vez quieres estar allí para cuidarlo y darle toda la fuerza que necesita.

La tasa de bebés prematuros en España es de un 7 %,
según destacó la Sociedad Española de Neonatología (Seneo)
con motivo del Día Mundial de la Prematuridad.

La gran mayoría de bebés prematuros nacen entre las semanas 32 y 37.

Otro de los datos que aporta esta sociedad
es que cada año nacen en España entre 1.000 y 1.100 bebés antes de la semana 28 de un embarazo.

Los bebés más precoces suelen tener problemas respiratorios crónicos,
y problemas neurológicos.

Otros bebés prematuros pueden tener problemas más relacionados con la adaptación al nacimiento.
No suelen dejar secuelas y, en general, en la mayoría de los casos, se superan bien. 

El aumento de la prematuridad se asocia al retraso de la edad materna a la gestación,
que en España ha alcanzado ya los 32 años de media para el primer hijo
y la utilización de técnicas de reproducción asistida que aumentan hasta tres veces
el riesgo de tener un hijo con un peso inferior a los 1.500 gramos al nacer.

La tasa de bebés prematuros en España es de un 7 %, según destacó la Sociedad Española de Neonatología (Seneo) con motivo del Día Mundial de la Prematuridad.

La gran mayoría de bebés prematuros nacen entre las semanas 32 y 37

Otro de los datos que aporta esta sociedad es que cada año nacen en España entre 1.000 y 1.100 bebés antes de la semana 28, que precisan un cuidado mucho más especializado y presentan un mayor riesgo de complicaciones.

Seneo distingue entre varias fases de prematuridad. Está la "extrema”, que es la de aquellos niños que nacen en el límite de la viabilidad, entre la semana 22 y la semana 25. Lo hacen en un momento demasiado precoz en lo que es su desarrollo, en una situación muy limitante para sobrevivir fuera del útero de la madre. En ese grupo de niños, los problemas más frecuentes son: los respiratorios crónicos, la displasia broncopulmonar; los neurológicos, donde ha habido algún riesgo para el desarrollo normal del cerebro; lesiones cerebrales por el propio parto prematuro o por las circunstancias alrededor del nacimiento prematuro.

También están los “bebés prematuros más tardíos”, los que nacen más cerca de las 37 semanas de gestación. Sus problemas están más relacionados con la adaptación al nacimiento. No suelen dejar secuelas y, en general, en la mayoría de los casos, se superan bien. El equilibrio para conseguir la mejor supervivencia con menor número de secuelas está en que estos niños nazcan en centros donde la medicina neonatal esté muy avanzada.

Aumenta la tasa de bebés prematuros en España

El aumento de la prematuridad se asocia, según Seneo, al retraso de la edad materna a la gestación, que en España ha alcanzado ya los 32 años de media para el primer hijo y la utilización de técnicas de reproducción asistida que aumentan hasta tres veces el riesgo de tener un hijo con un peso inferior a los 1.500 gramos al nacer.

Pero también hay un cambio en la supervivencia de los bebés prematuros, que cada vez tienen mejor pronostico.

Pequeños grandes luchadores

El nacimiento de un bebé prematuro desconcierta a toda la familia. cuando tu bebé nace prematuro y nada es como esperabas te enfrentas a una nueva situación en la que cada día cuenta para la supervivencia del bebé.

Verlo tan frágil y pequeñito despierta sentimientos difíciles de gestionar, pero a la vez quieres estar allí para cuidarlo y darle toda la fuerza que necesita.

2020-11-22

Añadir nuevo comentario