Consejos de belleza: ¡recuerda que nadie es perfecto!

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Consejos belleza

Lectura fácil

Todos hemos escuchado decir que cada persona es única e irrepetible

y que lo más importante en la vida es ser auténticos, ser nosotros mismos.

Pero la sociedad crea y mantiene unos ideales de belleza que son inalcanzables.

Estas imágenes ideales nos llegan constantemente a través

de los medios de comunicación, el cine y las redes sociales.

Los ideales de belleza han existido siempre.

Estos ideales son diferentes dependiendo de la cultura y de la época.

La diferencia es que en la era digital estamos mucho más expuestos

a estas imágenes que en otros tiempos.

Es verdad que cada vez hay más campañas en los medios que apoyan la diversidad

y que se intenta no fomentar cánones de belleza no realistas.

Pero la presión social sigue siendo muy fuerte.

Y muchas personas tienen interiorizada la idea de que la belleza es muy importante

y que el físico influye en el éxito, el amor y la forma en que nos trata la gente.

Sabemos que hay actores y actrices que tienen una imagen perfecta,

pero que en realidad utilizan trucos para parecer más altos, más delgados o para disimular sus defectos.

También sabemos que en las revistas muchas imágenes no son reales porque están retocadas.

Creemos que las imágenes de las películas, los anuncios y las revistas no son reales,

entonces no solemos compararnos con ellas.

Pero con las imágenes que vemos en las redes sociales

no somos tan críticos porque no somos tan conscientes

de que muchas veces trasmiten una falsa realidad.

En las redes sociales hay muchas publicaciones que parecen simples instantáneas de la vida diaria

Sin embargo detrás de ellas hay mucha planificación y mucha tecnología en forma de filtros, photoshop e iluminación.

Todo ello con un propósito que suele ser comercial.

Pero su apariencia de autenticidad muchas veces

nos lleva a hacer comparaciones en las que nuestra autoestima sale muy perjudicada.

Para evitar esto tenemos que recordarnos:

  • Que no hay nadie perfecto ( y si lo parece es porque está retocado)
  • Que las comparaciones son muy injustas porque por lo general comparamos nuestros puntos débiles con los puntos fuertes de otras personas

La única comparación que es positiva es la que hacemos con nosotros mismos para intentar mejorar cada día.

Todos hemos escuchado en muchas ocasiones decir que cada persona es única e irrepetible y que lo más importante en la vida es ser auténticos, ser nosotros mismos.

Sin embargo la sociedad crea y mantiene unos ideales de belleza que son inalcanzables. Estas imágenes ideales nos llegan constantemente a través de los medios de comunicación, el cine y las redes sociales.

Los ideales de belleza han existido siempre y son diferentes dependiendo de la cultura y de la época.

La diferencia es que en la era digital estamos mucho más expuestos a estas imágenes que en otros tiempos.

Es verdad que cada vez hay más campañas en los medios que apoyan la diversidad y que se intenta no fomentar cánones de belleza no realistas.

Tristemente el nivel de belleza lo impone la sociedad

Pero la presión social sigue siendo muy fuerte. Y muchas personas tienen interiorizada la idea de que la belleza es muy importante y que el físico influye en el éxito, el amor y la forma en que nos trata la gente.

Sabemos que hay actores y actrices que tienen una imagen perfecta, pero que en realidad utilizan trucos para parecer más altos, más delgados o para disimular sus defectos.

También sabemos que en las revistas muchas imágenes no son reales porque están retocadas con programas informáticos.

Como en general asumimos que las imágenes de las películas, los anuncios y las revistas no son reales, entonces no solemos compararnos con ellas.

Pero con las imágenes que vemos en las redes sociales no somos tan críticos porque no somos tan conscientes de que muchas veces trasmiten una falsa realidad.

En las redes sociales hay muchas publicaciones que parecen simples instantáneas de la vida diaria

Sin embargo detrás de ellas hay mucha planificación y mucha tecnología en forma de filtros, photoshop e iluminación. Todo ello con un propósito que suele ser comercial.

Como dice Anuschka Rees en su libro, más allá de la belleza la mayoría de las imágenes que vemos en las redes sociales ni es auténtica ni es del día a día.

Pero su apariencia de autenticidad muchas veces nos lleva a hacer comparaciones en las que nuestra autoestima sale muy perjudicada.

Para evitar esto tenemos que recordarnos:

  • Que no hay nadie perfecto (y si lo parece es porque está retocado)
  • Que las comparaciones son muy injustas porque por lo general comparamos nuestros puntos débiles con los puntos fuertes de otras personas

La única comparación que es positiva es la que hacemos con nosotros mismos para intentar mejorar cada día.

[Puedes leer más artículos de Paola aquí]

Paola Torres Muinelo (VíaPaolablog)
Equipo Escuela de Imagen y Moda Fácil

www.tomu.es

Añadir nuevo comentario