Cargas policiales frente a la Asamblea de Madrid

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Cargas policiales frente a la Asamblea de Madrid

Lectura fácil

En contra de las medidas impuestas en Madrid, más de un centenar de personas se concentran en diferentes puntos de Madrid.

La multitud reclama una sanidad pública de calidad y pedir la dimisión de la presidenta Díaz Ayuso.

Las protestas se trasladaron frente a la Asamblea de Madrid, a escasos metros del centro de salud.
 

La Policía Nacional y antidisturbios disolvieron la concentración y llegaron a cargar contra algunos de los manifestantes.

Con las nuevas medidas restrictivas activadas en la Comunidad de Madrid, los vecinos del sur de la región se han sentido señalados y han iniciaron movilizaciones y protestas. Concretamente, en Vallecas, los ánimos se exaltaron cuando la policía impidió el paso a los vecinos en las inmediaciones de la Asamblea de Madrid.

Los agentes han respondido con fuertes cargas policiales y material antidisturbios al lanzamiento de piedras y objetos contundentes. Tres personas fueron detenidas y fueron trasladadas a dependencias policiales.

Movilizaciones sociales

Estas concentraciones sociales son promovidas desde la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (Fravm), que fueron señalados desde el gobierno municipal al entender que esta asociación adopta una “postura equivocada” y que está empujando a los ciudadanos a moverse cuando las recomendaciones y los datos de la pandemia deberían llevar a lo contrario.

Las concentraciones se han llevado a cabo en las 37 zonas sanitarias básicas afectadas por las restricciones para pedir más inversiones en Sanidad, Educación y prevención, demandando un importante déficit de servicios en estas zonas de Madrid.

Hilo de Unidas Podemos en Twitter

En concreto la concentración de Vallecas frente al centro asistencial Ángela Uriarte, situado frente a la sede de la Asamblea de Madrid se cerró con tres personas detenidas, varias cargas policiales, carreras y lanzamientos de objetos. Lo que comenzó como una movilización social y pacífica dio un giro de 360º.

El detonante surgió cuando la movilización quiso avanzar hasta la sede de la Asamblea, y la Policía cerró filas para impedir el paso. Eran un centenar las personas que intentaban avanzar hacia la sede, cuando se produjo la primera de las cargas de los agentes, que acabó con dos personas detenidas, una de ellas sangrando por la nariz, y la masa social comenzó a lanzar piedras y objetos contra los agentes. Esa acción provocó que la Policía aumentara las cargas y las carreras por los alrededores de la sede de la Comunidad.

Investigación ante las cargas

Desde Unidas Podemos, ante estas cargas, han pedido al ministro del Interior y al delegado del Gobierno en Madrid que abran una investigación e impongan las sanciones oportunas. El portavoz del grupo parlamentario morado, Pablo Echenique ha cuestionado que "a los señoritos de Núñez de Balboa no se les toque ni un pelo", mientras "se carga violentamente contra la gente trabajadora de Vallecas". "Alguien ha hecho muy mal su trabajo", ha apuntado.

Por su parte, Isa Serra, portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, indicó en su red social acerca de las cargas que "no hay justificación para actuar con violencia sobre los vecinos y vecinas que defienden los servicios públicos". Ella también participó en la concentración y aseguró en redes sociales que "lo ocurrido" era "una vergüenza".

La Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, señaló tras los incidentes que,  las cargas se activaron tras constatar “que los manifestantes, que venían de protestar frente a un Centro de Salud, querían asaltar la Asamblea de Madrid y  se suma la agresión a un policía”, recogió La Sexta. El informe del atestado indica que hubo cuatro agentes de la Unidad de intervención heridos.

Otras movilizaciones en distritos y municipios de la comunidad

En el caso de Leganés se concentraron, unas 150 personas, que defendían la sanidad pública ante el centro de salud del distrito.

Una pancarta verde colgaba de la verja: “Más sanitarios. Más rastreadores”. Dos de las enfermeras del centro salieron a agradecer a todos los participantes en la protesta su apoyo y se disculparon por la situación que la pandemia les está haciendo vivir. “Perdonad que a veces no os llamemos cuando os tenemos que llamar”, dijo al micrófono Antonia Delgado. “Sabemos que estáis sufriendo pero no damos abasto. Ya no podemos con tanta precariedad”, añadió su compañera, Nuria Sanz. Y recoge EL PAÍS en una crónica.

Añadir nuevo comentario