Iglesias no comparecerá en el Congreso por el caso Dina

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Caso Dina: Iglesias no rendirá cuentas en el Congreso.

Lectura fácil

La Mesa del Congreso ha frenado este martes las solicitudes del PP, Vox y Ciudadanos

para que el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, 

compareciera en la Cámara Baja

para rendir cuentas sobre el denominado caso Dina.

La Mesa del Congreso está compuesta

mayoritariamente por el PSOE y Unidas Podemos.

Tanto los socialistas, como los de Podemos han dicho

que el caso del robo de la tarjeta SIM

a su exasesora, a Dina Bousselhamun es asunto privado.

Por tanto, el caso es ajeno al control parlamentario,

al que está sometido el Gobierno.

Con este argumento, han frenado la tramitación de todas las peticiones de comparecencia

de Pablo Iglesias que habían registrado el PP, Vox y Ciudadanos.

La Mesa del Congreso, donde el PSOE y Unidas Podemos suman mayoría, ha frenado este martes las solicitudes del PP, Vox y Ciudadanos para que el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, compareciera en la Cámara Baja para rendir cuentas sobre el denominado caso Dina.

PSOE y Podemos alegan que es un asunto “privado”

Según fuentes parlamentarias, tanto los socialistas como los de Iglesias alegan que el caso del robo de la tarjeta SIM a su exasesora a Dina Bousselhamun es asunto “privado” y, por tanto, ajeno al control parlamentario al que está sometido el Gobierno. Con este argumento, han frenado la tramitación de todas las peticiones de comparecencia del también líder de Podemos que habían registrado el PP, Vox y Ciudadanos.

Al ser julio un mes inhábil a efectos parlamentarios, el PP no solo había reclamado explicaciones a Iglesias en comisión, sino que había pedido reunir a la Diputación Permanente del Congreso para al menos, forzar la celebración de un debate sobre este tema en la Cámara Baja

El PP había pedido celebrar un debate sobre este tema en la Cámara Baja

Con ese objetivo intentaron que la presidenta del Congreso reuniera a la Diputación Permanente para debatir sobre la conveniencia de que Iglesias compareciera tanto ante la Comisión de Justicia como ante la de Calidad Democrática para informar sobre su participación en la pieza Dina, una parte del caso Tándem’ desgajado a su vez del caso Villarejo.

No obstante, el órgano de gobierno del Congreso que preside Meritxell Batet, en su reunión de este martes, ha rechazado convocar a ese órgano que sustituye al Pleno en periodos para tratar lo que, según la mayoría de la Mesa, es un asunto “privado” ajeno al control parlamentario. 

“No hay caso Dina, sino caso Villarejo y caso cloacas del Estado

El secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, ha señalado que Unidas Podemos ha votado en contra de citar a Iglesias porque el asunto por el que se le reclama es “ajeno” a sus competencias como vicepresidente del Gobierno.

Pero también por que defienden que este asunto debe discutirse “con transparencia en el marco de una comisión de investigación “más amplia” sobre el papel de las llamadas “cloacas del Estado” en los últimos años en la que puedan comparecer todos los actores políticos implicados. “No hay caso Dina, sino caso Villarejo y caso cloacas del Estado, ha remarcado el secretario.

Caso Dina Bousselham: Iglesias para de ser víctima a sospechoso

Pablo Iglesias ha pasado de víctima a sospechoso en un giro jurídico cargado de paradojas. Principal perjudicado de una mafia policial que fabricó acusaciones falsas contra él y su partido, el líder de Podemos es ahora sospechoso en ese mismo procedimiento judicial.

El magistrado Manuel García Castellón investiga si cometió daños informáticos relacionados con el robo del teléfono móvil de Dina Bousselham, asesora de Iglesias en el Parlamento Europeo entre 2014 y 2015 en un lío jurídico mayúsculo con aún muchas cuestiones por aclarar.

El principal perjudicado es Iglesias

La revelación de secretos por la que se abrió el caso Dina perjudicó principalmente a Iglesias. Los secretos, al parecer son bromas machistas del vicepresidente en un grupo privado de Telegram o informaciones internas de Podemos, las cuales ya fueron publicados por algunos medios de comunicación.

Los daños informáticos se refieren a la tarjeta del teléfono móvil de Bousselham que guardó Iglesias durante meses y de la que tenían copias el comisario José Manuel Villarejo y, al menos, Interviú, El Mundo, El Confidencial y Ok Diario, según la investigación judicial. Finalmente, cuando Bousselham recuperó la tarjeta, después de que se la devolviese Iglesias, no pudo acceder a la información que contenía porque estaba dañada.

2020-07-14

Añadir nuevo comentario