Los españoles no veían el coronavirus como un problema antes del estado de alarma

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Los españoles no veían el coronavirus como un problema antes del estado de alarma

Lectura fácil

Los españoles no veían el coronavirus como un problema

antes que el Gobierno decretase el estado de alarma, según un estudio del CIS.

El CIS es el Centro de Investigaciones Sociológicas,

que hace encuestas entre los españoles para ver qué les preocupa.

Este estudio también registró una bajada en la preocupación

de los españoles por el independentismo catalán.

Solo el 3,5% de los españoles encuestados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) entre el 1 y el 13 de marzo mencionó el coronavirus como uno de los tres principales problemas del país, por lo que prácticamente no lo reconocían aún como un problema importante.

Los españoles no veían al COVID-19 como un problema importante para el país

Así consta en la tradicional pregunta sobre problemas que realizó el último barómetro publicado, y cuyo trabajo de campo terminó precisamente el día en el que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que al día siguiente se declararía el estado de alarma.

Entonces, solo un 1,8% de visionarios le señaló como el principal problema del país, un 0,9% como el segundo y un 0,8% como el tercero. En total, un 3,5%, que se reducía al 0,8% en la pregunta sobre el principal problema que afecta a cada encuestado personalmente.

Aunque, el 64,9% de los encuestados por el CIS estaban de acuerdo con tomar medidas “urgentes”

Esto contrasta con el hecho de que, en otra pregunta del Barómetro, el 64,9% de los encuestados por el CIS estaban de acuerdo con tomar medidas “urgentes” aunque “impopulares” contra el coronavirus.

No obstante, la sanidad se señalaba ya entonces como el tercer problema más mencionado entre los tres primeros de España. Lo enumeraron el 19,8% de los españoles, todavía lejos del paro (59,8%) y de los problemas de índole económica (28,7%). En febrero se habían acordado de la sanidad el 15,4%, siendo el séptimo problema más citado entre los tres primeros.

Se registró una bajada de la preocupación de los españoles por la independencia de Cataluña

Por el contrario, en el CIS de marzo se registra una bajada de la preocupación de los españoles por la independencia de Cataluña. Pasó de ser mencionada como uno de los tres principales problemas por el 11,1% de los españoles en el Barómetro de febrero a serlo solamente por el 7,5%. La primera reunión de la mesa de diálogo entre el Gobierno español y el catalán fue el 26 de febrero, así que sus efectos han quedado recogidos por la totalidad del trabajo de campo de este CIS.

Curiosamente, el Barómetro de marzo ha ampliado la muestra de 3.000 a 4.000 entrevistas, con un reforzamiento de 1.000 entrevistas más en Cataluña. Este refuerzo se justifica con el objetivo de "proporcionar más datos a la opinión pública, una vez convocadas las elecciones autonómicas de Cataluña, pendientes de concretar fecha".

El “primer problema” en esta comunidad autónoma sigue siendo la independencia de Cataluña

Así, en esta submuestra de Cataluña dentro del Barómetro, y muy al contrario de en el conjunto de España, el “primer problema” en esta comunidad autónoma es la independencia de Cataluña (37,9%), seguido del paro (13,2%), de los problemas de índole económica (8,7%) y de los problemas políticos en general (8,2).

El escenario preelectoral derivado del hipotético adelanto de los comicios ha hecho que el CIS pregunte también por la gestión de Quim Torra como presidente de la Generalitat desde mayo de 2018. En este sentido, un 0,8% de los preguntados la califica de muy buena, mientras que un 12,4% habla de que es buena. Sin embargo, se imponen los que estiman que es regular (31,2), mala (28,7) o directamente muy mala (22,5).

El 29,5% de los encuestados se decantó por el líder de ERC, Oriol Junqueras

A la pregunta de qué líder político catalán preferiría que fuese presidente autonómico, el 29,5% de los encuestados se decanta por el líder de ERC, Oriol Junqueras, actualmente en prisión. Además, es el único que logra el aprobado (5,2) en la valoración que se pide de los representantes de los partidos catalanes. 

Un 15,7% preferirían que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, fuese el presidente catalán. Además, un 7% apostaría por Torra y tan sólo un 3,2% manifiesta su preferencia por el expresidente catalán Carles Puigdemont, fugado de la Justicia. Incluso, le supera con un 3,8% Lorena Roldán (Ciudadanos) y con un 3,5% Jaume Asens (En Comú).

Añadir nuevo comentario