La "economía verde" podría generar 65 millones de nuevos empleos hasta 2030

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Economía verde

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

El secretario general de la ONU, António Guterres, señaló este jueves que la transición de la "economía gris a la verde" trae oportunidades. Y es que se podrían movilizar unos 23,4 billones de euros, así como crear 65 millones de nuevos empleos para 2030.

Guterres aportó estas cifras al inaugurar un evento sobre acción climática para el empleo. Ha tenido lugar en la Cumbre del Clima de Madrid (conocida como COP25) y lo ha preparado la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La "economía verde" que viene

España dedicará la jornada de este jueves, la penúltima de la COP25, a la transición justa. Esto supone facilitar nuevos modos de vida a trabajadores, sectores y territorios que se verán afectados por el cambio hacia una economía menos contaminante.

"Hoy, millones de trabajadores están en la primera línea de los impactos climáticos. Muchos en sectores como el turismo y la agricultura están perdiendo su sustento. Otros tienen que soportar condiciones de trabajo insoportables", comentó Guterres.

El titular de Naciones Unidas indicó que el paso de la "economía gris a la verde" requiere de "una transición justa". "No debemos dejar a nadie atrás", indicó, antes de añadir: "Ya no podemos negarnos a afrontar la crisis climática".

Objetivo: conseguir un mundo climáticamente neutro en 2050

Guterres comentó que lo deseable es que el mundo sea climáticamente neutro en 2050. Esto significa que las emisiones de gases que se expulsen a la atmósfera se compensen con las que absorben océanos y bosques.

"Parece desalentador, pero a menudo pasamos por alto las enormes oportunidades vinculadas a la acción climática. La nueva economía climática nos dice que cambiar a una economía baja en carbono representa una oportunidad de crecimiento de 26 billones de dólares que podría crear 65 millones de nuevos empleos para 2030", aseguró.

Subrayó que "la economía verde es la economía del futuro y necesitamos dar el paso en este momento". También mencionó sectores con más rápido crecimiento como la energía solar, la eólica y la geotérmica.

España, rumbo hacia la "economía verde"

En este sentido, puso a España como un "excelente ejemplo de cómo el diálogo con los trabajadores y el cuidado de sus necesidades puede conducir a comunidades más prósperas y saludables".

"Es esencial que no repitamos los errores del pasado, cuando las grandes transiciones han dejado a las personas, las comunidades y las naciones enteras en el camino", añadió. Por tanto, abogó por una transición ecológica "justa e inclusiva" con "empleos verdes y decentes".

Además, lanzó un mensaje a los trabajadores de las industrias energéticas tradicionales. "Quienes lideramos la acción climática no somos adversarios. Queremos lo mismo que ustedes: empleos decentes en un mundo más limpio y saludable. Para eso, el gobierno, las empresas y los líderes laborales deben trabajar juntos para desarrollar un camino hacia un mundo neutral en carbono, donde las mujeres y los hombres puedan ganarse la vida en trabajos que no dañarán su salud o el medio ambiente", apuntó.

Intereses contrapuestos en la transición de la economía

Guterres indicó que, "durante demasiado tiempo, los intereses creados han vendido la falsa historia de que el crecimiento económico y la lucha contra el cambio climático son incompatibles", pero añadió que ambos aspectos "se refuerzan mutuamente". "Sin lograr nuestros objetivos climáticos, no habrá una transición justa, sino la supervivencia de los más ricos", aseguró.

A este respecto, defendió que se fijen precios del carbono, no se construyan nuevas plantas de carbón en 2020 y terminen los subsidios a los combustibles fósiles. "No podemos seguir teniendo un pie en las economías gris y verde al mismo tiempo", apostilló.

¿Qué pasa con la minería del carbón?

Por su parte, el director general de la OIT, Guy Ryder, comentó que 46 países se han comprometido con la transición justa gracias al liderazgo de España y Perú, y destacó que hay que hacer "más y más rápidamente" en este aspecto.

Ryder recalcó que la "economía verde" tiene que ligarse a nuevas capacidades técnicas laborales, políticas fiscales innovadoras, más protección social para los trabajadores y un diálogo entre gobiernos, trabajadores y empleados.

Por último, la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, explicó el ejemplo de España en materia de transición justa, puesto que su departamento ha impulsado una estrategia para el sector de la minería de carbón con encuentros con trabajadores en los territorios afectados y tradicionalmente vinculados con esa actividad.

Añadir nuevo comentario