BBVA, por un mundo más sostenible

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA

Lectura fácil

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son el camino y comprometidos todos,
tenemos que confiar en que no hay alternativa para construir un planeta mejor,
un planeta más sostenible que respete los derechos de las personas
y los derechos de los animales y de la naturaleza.

En GNDiario hemos hablado con Antoni Ballabriga, 
director global de Negocio Responsable de BBVA.

Nuestro entrevistado afirma que sólo tenemos este planeta
y tenemos que ser plenamente conscientes de ello.
Lo hemos visto recientemente con el coronavirus,
con la naturaleza no se negocia.

Los bancos como BBVA tienen un papel muy importante 
en la construcción de un mundo mejor de la mano de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
Su responsabilidad es muy grande en la transición a un futuro
más ecológico que nos lleve a relanzar la economía,
y evitar las emisiones de gases contaminantes.
En BBVA lo tienen claro.

Este banco se encuentra entre los cinco primeros bancos europeos
con un mayor compromiso en la financiación sostenible.
Si una empresa necesita financiación para algún proyecto
que tenga que ver con el medioambiente o con proyectos sociales,
por ejemplo energías renovables o integración de las personas,
puede solicitar dinero a este banco.

Además, la Fundación Microfinanzas BBVA
promueve el desarrollo económico y social,
sostenible e inclusivo,
de emprendedores en países de América Latina.

BBVA lucha cada día para construir un mundo más sostenible de la mano de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Red Española del Pacto Mundial. Su objetivo es trabajar en la difusión de estos objetivos de las Naciones Unidas y concienciar a la sociedad.

Hoy hablamos con Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA, que nos cuenta cómo el banco contribuye a la lucha contra el cambio climático y apuesta por el desarrollo sostenible.

“En BBVA nos aproximamos de forma integral a los retos de la sostenibilidad, al contemplar no solo el cambio climático, sino otros de carácter medioambiental y social en nuestra estrategia”.

Recordemos que en 2018, BBVA ya anunció su compromiso 2025 mediante el cual pretende movilizar 100.000 millones de euros para mitigar su huella medioambiental e involucrar a todo el sector para la promoción del desarrollo sostenible fomentando el desarrollo de infraestructuras sostenibles, el emprendimiento social e inclusión financiera. A cierre de 2019, alcanzaron un tercio del objetivo en dicha financiación sostenible.

“Los ODS son el camino y comprometidos todos, tenemos que confiar en que no hay alternativa”

“Sólo tenemos este planeta y tenemos que ser plenamente conscientes de ello. Lo hemos visto recientemente con el coronavirus, con la naturaleza no se negocia”.

BBVA: Financiar el futuro

En el pasado año 2019, el Business 20, también conocido como el ‘G20 de las empresas’, buscaba proyectos innovadores que contribuyesen a lograr los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

En este aspecto, BBVA fue el único banco español que logró que sus cinco proyectos presentados se incluyesen entre los elegidos.

Antoni Ballabriga nos cuenta que el papel de BBVA con la Agenda 2030 y los ODS se puede resumir en tres palabras: Financiar el futuro. “Somos financiadores y movilizadores de capital en los mercados. Nuestra responsabilidad es enorme en la transición ecológica, en este irreversible camino hacia una descarbonización de nuestra economía”.

En BBVA sitúan la sostenibilidad como eje esencial de la estrategia de su entidad. Como ha declarado el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila: “El cambio climático es probablemente, la mayor disrupción en los negocios que la humanidad ha afrontado nunca. Por ello la sostenibilidad es un eje esencial en nuestra estrategia”.

En BBVA ha dado un paso al frente para liderar el cambio en el sector financiero

Las empresas y el sector financiero juegan un rol fundamental en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Ballabriga afirma que en BBVA deben liderar y movilizar este cambio apalancándose en sus capacidades y su alcance. Es por esto que BBVA firmó los Principios de Banca Responsable con Naciones Unidas.

A parte de firmar los Principios de Banca Responsable con Naciones Unidas, de los que BBVA fue uno de sus bancos fundadores, BBVA se ha sumado al Compromiso Colectivo de la Acción para el Clima, lanzado por 31 entidades financieras internacionales en el marco de dicha cumbre climática de Naciones Unidas.

"Los Principios de Banca Responsable son nuestra respuesta colectiva para alinear el negocio bancario con objetivos a largo plazo que integren los desafíos sociales y medioambientales. Definitivamente, estos principios nos ayudarán a ser mejores bancos y reforzar la sostenibilidad de todo el sistema financiero”, declara el director global de negocio responsable de BBVA.

Para BBVA y todas las entidades firmantes, este compromiso tiene el objetivo de alinear sus productos y servicios con una estrategia colectiva ante la crisis climática. Este compromiso pretende que las entidades adheridas alineen sus carteras “para reflejar y financiar la economía baja en carbono, necesaria para limitar el calentamiento global por debajo de los 2 grados, esforzándonos por limitarlo a 1,5 grados”. Desde Naciones Unidas, consideran que se trata de “el compromiso de mayor envergadura del sector bancario con el clima hasta la fecha”.

Además de afianzar su presencia en los principales índices de sostenibilidad del mundo, BBVA se encuentra entre los cinco primeros bancos europeos con un mayor compromiso en la financiación sostenible, según un informe del World Resources Institute (WRI). La entidad financiera ocupa la primera posición en Europa y la tercera a nivel global si se pone en relación con el tamaño por activos.

Asimismo, en marzo de 2019, BBVA amplió las restricciones en la financiación a sectores de alto impacto ambiental y social. Su principal novedad es un endurecimiento y limitaciones para los sectores de minería, energía, infraestructuras y ‘agribusiness’. El transporte de arenas bituminosas se añade explícitamente a las actividades prohibidas.

Antoni Ballabriga
Antoni Ballabriga

Una de las entidades más activas a nivel global

Por lo que respecta al mercado mayorista y en el negocio de préstamos sostenibles, BBVA ha sido pionero e impulsor fundamental. “Algo que nos ha valido reconocimientos globales como ser considerados como la primera entidad de financiación sostenible en 2019 por LatinFinance”, nos cuenta Antoni Ballabriga.

En 2019 BBVA se posicionó como la entidad más activa, con una emisión de bonos verdes por encima de 3.300 millones del total de 230.000 millones de euros de emisión global.

El director global de negocio responsable añade que “en el mercado minorista hemos seguido avanzando en la creación de productos sostenibles como préstamos para vivienda de alta eficiencia energética, para compra de vehículos ecológicos, así como productos de inversión bajo criterios ISR, o el cálculo de la huella de carbono para nuestros clientes pymes, recientemente presentando, entre otros”.

Directa o indirectamente, BBVA contribuye a todos los ODS

BBVA trabaja con un amplio abanico de actividades filantrópicas y de negocio que el grupo realiza en los ámbitos de impacto de los ODS.

Ahora bien, han seleccionado 5 ODS para su plan estratégico en según su propuesta de valor para sus clientes.

Así que, para la acción climática, tienen: ODS 7, Energía asequible y no contaminante; y también, el ODS 13, Acción por el Clima; y el ODS 12, Consumo y Producción Responsable. Trabajan también especialmente el ODS 3, Salud y Bienestar, “bajo el paraguas de la acción climática donde siempre queremos desarrollar soluciones”, comenta Ballabriga.

Y luego, para contribuir al crecimiento inclusivo, los ODS en los que se están enfocando actualmente son el número 8, Trabajo Decente y Crecimiento Económico, y el 9, Industria, Innovación e Infraestructura. “Obviamente estamos teniendo un impacto en todos los ODS. Pero en términos de la propuesta de valor para nuestros clientes nos estamos centrando en estos cinco ODS”, afirma nuestro entrevistado.

En el caso del ODS 8, por ejemplo: Trabajo Decente y Crecimiento Económico, el Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA promueve la educación financiera como elemento clave para la inclusión social. Recientemente BBVA ha dado a conocer que los programas de educación financiera de BBVA han beneficiado a más de 13 millones de niños y jóvenes desde 2008.

El compromiso de BBVA con los ODS
El compromiso de BBVA con los ODS

Además la Fundación Microfinanzas BBVA promueve el desarrollo económico y social, sostenible e inclusivo, de emprendedores en vulnerabilidad en cinco países de América Latina (Colombia, Perú, República Dominicana, Chile y Panamá). La labor de la Fundación Microfinanzas ha sido reconocida por La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) como líder en financiación al desarrollo, solo detrás de la Fundación Gates. En sus 12 años de actividad ha atendido a cinco millones de emprendedores de bajos ingresos con un desembolso de más de 14.000 millones de dólares, para que mejoren su calidad de vida a través de sus pequeños negocios. Un 34% de los emprendedores de la Fundación sale del umbral de la pobreza tras 2 años con este organismo. Actualmente, atiende a más de dos millones de emprendedores, de los cuales el 57% son mujeres.

Respecto al ODS 7: Energía asequible y no contaminante y el 13: Acción por el clima,con el fin de reducir los impactos ambientales directos derivados de su actividad, en el Compromiso 2025, BBVA se compromete a que el 70% de la energía contratada sea renovable en 2025, hasta alcanzar el 100% en 2030. Asimismo, se han comprometido a reducir las emisiones de CO2 en un 68% al finalizar 2025, respecto a 2015. Por otro lado, BBVA está comprometido en la transición energética de sus clientes y este compromiso afecta, especialmente a los sectores más contaminantes

Retos por un futuro sostenible

En palabras de Antoni Ballabriga: “En BBVA creemos que tenemos una gran labor por delante en materia de ODS. En el futuro, pensamos utilizar nuestra posición para generar un impacto específico sobre el comportamiento de nuestros clientes, ayudándoles a transitar hacia un mundo más sostenible “.

Las medidas y actuaciones que BBVA tiene previsto poner en marcha están relacionadas con la acción por el clima, promoviendo la eficiencia energética, la economía circular y la reducción de la intensidad del carbono. Y en el ámbito del crecimiento inclusivo, movilizando las inversiones necesarias para construir infraestructuras inclusivas. En este sentido, van a lanzarse iniciativas de negocio en tres categorías: inclusión financiera, infraestructuras inclusivas y apoyo a los emprendedores.

Asimismo, pretenden que la preocupación por la emergencia climática llegue al cliente de forma efectiva y progresiva. Para este 2020, el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, marcó el objetivo de conseguir que todos los productos de la entidad ofrezcan una opción sostenible.

Hasta la fecha, el camino realizado para clientes institucionales y corporativos a través de CIB (el área de banca corporativa y de inversión del banco) ha sido muy destacado y les ha posicionado como uno de los líderes en el mercado de bonos verdes y sostenibles.

BBVA se ha comprometido a reducir sus emisiones de CO2, con el objetivo de abastecerse al 100% de energías renovables en 2030. El presidente de BBVA ya anunció en la Cumbre del Clima de Madrid que el banco incorporará el precio de las emisiones de CO2 en todas sus áreas de negocio, algo que contribuirá al objetivo de ser neutro en emisiones directas de CO2 en 2020.

“Además, continuaremos en nuestro compromiso que va más allá de no financiar a ciertos clientes y que tiene más que ver con ayudarles a trabajar en la transición a otros modelos más sostenibles”, declara Antoni.

Sin duda la sostenibilidad será clave a la hora de apostar por las inversiones

Además, la sostenibilidad ha demostrado ser rentable. La Agenda Global de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París implican una gran cantidad de recursos a canalizar donde los bancos tienen un rol importante. Naciones Unidas ha cuantificado que son necesarios entre cinco y siete billones de dólares de inversión al año para poder cumplir con los ODS y por tanto tienen un rol que jugar para que esto suceda.

Por otro lado, las finanzas sostenibles están desde hace tiempo entre los objetivos de los reguladores y supervisores financieros como demuestra la propia red de bancos centrales que crearon la NFGS (Network for Greening the Financial System, en sus siglas en inglés), que reconoce el riesgo climático como un riesgo financiero real en nuestros días.

“Necesitamos una recuperación verde, inclusiva y resiliente que ayude a las empresas y a las familias a tener mayor resistencia ante una crisis como la que vivimos con el coronavirus”

“Aquí el gran reto es, y lo veremos en la Comisión, en primera instancia, y luego en los gobiernos locales, hasta qué punto este famoso brindis es una realidad. Es decir, hasta qué punto, a la hora de priorizar el destino de esos fondos, los paquetes de financiación para la reconstrucción,- en que se va a tener que seguir insistiendo e ir ampliando en los próximos meses,- pueden incorporar criterios sociales y ambientales, sabiendo que al final velar por los más vulnerables y el mantenimiento del empleo son criterios esenciales”.

Por tanto, estos próximos meses son claves para que realmente se incorpore en la agenda de reconstrucción financiera medidas vinculadas a las finanzas sostenibles.

#AliadosDeLosODS
#AliadosDeLosODS

BBVA: Cercanía y apoyo compartido

Afortunadamente el sector financiero está en una situación mucho mejor preparada que en 2008. La cuestión es que va a haber una evolución y nos queda tiempo por delante de incertidumbres. Al final habrá que tomar medidas muy comedidas y equilibradas para seguir ayudando a las personas vulnerables y también a los proveedores.

“Más allá del empleo y proveedores, y de lo que recojan los medios y las redes sociales, creo que estamos recibiendo un reconocimiento en la relación directa con nuestros clientes. En cuanto a los empleados, el sentimiento de pertenencia con la empresa es clave para seguir empujando estas medidas. La responsabilidad y a apuesta por la sostenibilidad comienza a pesar en la decisión de cambiar de empresa entre los candidatos”.

En BBVA impulsan nuevas soluciones que generen un mayor impacto positivo. Esto implica apoyar a las áreas negocio de la entidad pero también retar a todas las áreas para que se incorpore esta visión humanista de las personas en nuestra decisiones. “Cada vez más la sociedad está pidiendo que las entidades financieras trabajemos con esta visión y eso incluye a la banca privada”.

El instrumento para canalizar los recursos son las finanzas verdes

La sostenibilidad es la mayor oportunidad de negocio para un banco en los próximos 10 años. La sostenibilidad es rentable. Los datos así lo avalan. Según el Global Sustainable Investment Review de 2018, la inversión sostenible ha crecido hasta 30 billones de dólares.

La oportunidad está ahí: según el informe Better Business, Better World, "los Objetivos de Desarrollo Sostenible van a crear mercados por valor de 12.000 millones de dólares en 2030".

Desde el 1 de enero de 2020, gracias al modelo de reducción directa de emisiones de CO2 de BBVA, lo empleados de BBVA se comprometen con el ODS 7: Energía asequible y no contaminante. Se trata de un procedimiento novedoso que obligará a cada área a planificar el gasto en CO2 que tendrá cada una de sus acciones y favorecerá la reducción de las emisiones. Cada área — y cada empleado en particular —, tomará mayor conciencia porque ese coste de CO2 que emita su departamento (en viajes, por ejemplo) se asignará internamente a su presupuesto.

Esta iniciativa se suma al Plan Global de Ecoeficiencia del banco, que promueve desde hace años medidas de eficiencia energética en sus edificios, el consumo de energía renovable, facilitar el transporte colectivo (lanzaderas) y compartido para sus empleados, o generalizar el uso de videoconferencias que evitan las emisiones derivadas de los viajes.

Añadir nuevo comentario