Las especies invasoras ponen en jaque la biodiversidad en la Comunidad de Madrid

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
mapaches

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Llegan de otras partes del mundo por diferentes razones y terminan apropiándose de un hábitat que no les pertenece, expulsando así a las especies autóctonas del lugar. Reciben el nombre de especies invasoras y en la Comunidad de Madrid ya hacen estragos porque a día de hoy el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras realizado por el Ministerio para la Transición Ecológica tiene registrada una veintena de estas especies.

Un riesgo para la biodiversidad de la zona de Madrid

Entre las especies invasoras, encontramos el mapache, la cotorra argentina, el lucio, el cangrejo rojo o el galápago de Florida, todas ellas están en Madrid, y no se trata de una buena noticia porque ya ponen en riesgo la fauna y la flora del territorio madrileño.

"En general, hablamos de especies que suponen un enorme daño para la biodiversidad por su capacidad de depredación y reproducción, lo que facilita su expansión. A ello se le une que no tienen depredadores", explica a 20 minutos la bióloga Laura Capdevila, coordinadora del Grupo Especialista en Invasiones Biológicas (GEIB).

En este sentido, no es ninguna casualidad que estas especies hayan entrado en Madrid. Porque de acuerdo con Capdevila, "la llegada del 90% de los ejemplares exóticos están relacionados con el comercio. La gente las compra como mascotas y luego se cansan de ellas y las sueltan".

Mientras que en otros casos, la responsabilidad sería de la administración. "En los 70 se introdujo en los ríos el cangrejo rojo con fines comerciales con el consentimiento del Gobierno y casi ha acabado con el cangrejo autóctono al ser portador de un hongo mortal", señalaba la bióloga.

El mapache es la especie que más preocupa

Parecen adorables pero a los ecologistas les trae de cabeza porque el mapache es la especie invasora que más daño está haciendo en Madrid.

Desde que se detectara en 2003 en el Parque Regional del Sureste, ya ha llegado a ocupar una franja de 70 kilómetros de río (Jarama, Henares, Manzanares y Tajuña).

En pocos años, este mamífero, se ha convertido en un problema al provoca daños en los cultivos de los agricultores y ser portador de enfermedades que afectan a las personas y otros animales, además de mostrarse agresivo en su etapa adulta. Los técnicos de la Comunidad han capturado en las 12 campañas específicas efectuadas desde 2007 hasta 2018 un total de 814 mapaches, pero su rápida reproducción dificulta la tarea.

La cotorra también anda a sus anchas

La cotorra argentina es otro ejemplar que preocupa mucho. Y es que la mayoría de colonias están en la capital, donde hay unas 10.000 cotorras. Su proliferación supone un riesgo para el ser humano porque los nidos que construyen son pesados y provocan la caída de ramas. Además, les quitan el alimento a otras especies de ave como el gorrión o la paloma y emiten ruidos muy molestos.

Añadir nuevo comentario