Las personas desplazadas y refugiadas están más expuestas al coronavirus

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Las personas desplazas y refugiadas están más expuestas al coronavirus

Lectura fácil

Las personas desplazas y refugiadas están más expuestas al coronavirus.

Acción contra el Hambre alertó este martes del gran riesgo 

que el coronavirus supone para personas migrantes, desplazadas y refugiadas 

que están especialmente expuestas al juntarse en espacios reducidos, 

sin un hogar seguro en el que aislarse y con débiles sistemas de saneamiento.

Acción contra el Hambre alertó este martes del "riesgo exponencial" que el coronavirus COVID-19 supone para "personas migrantes, desplazadas y refugiadas" que están especialmente expuestas al concentrarse en espacios reducidos, "sin un hogar seguro en el que aislarse y con débiles sistemas de saneamiento".

Colombia registra más 1,4 millones de migrantes de Venezuela

Los equipos de Acción contra el Hambre trabajan ya en países afectados por la pandemia y con gran número de refugiados como Colombia -con más de 1,4 millones de migrantes de Venezuela- y Líbano, que cuenta con 1,5 millones de sirios en su territorio.

Según la directora país de Acción contra el Hambre en Líbano, Beatriz Navarro, “aquí la prioridad ahora es el agua". "Estamos redoblando esfuerzos para aumentar cuanto antes el número de litros que reciben por día los refugiados en los asentamientos informales, pues el agua es el primer elemento para promover una buena higiene”.

El virus en los grupos más vulnerables del Líbano

Además, Navarro señaló que junto a la preocupación por los refugiados, inquieta mucho el impacto del COVID-19 en los grupos más vulnerables de la población libanesa.

"Tras ocho años siendo el país del mundo con mayor número de refugiados per cápita, cualquier intervención de ayuda a refugiados en Líbano deberá tener muy en cuenta también a la población local”, subrayó.

El virus ha congelado los reasentamientos y las peticiones de asilo en parte de la UE

Para muchas personas de todo el mundo, sus vidas han quedado paralizadas por el coronavirus. Para otras miles, ya lo estuvo mucho antes de la llegada de esta pandemia global. Refugiados y solicitantes de asilo son víctimas por partida doble del virus. Mientras Gobiernos como el húngaro vinculan el virus con la inmigración ilegal, los reasentamientos y las peticiones de asilo se han congelado en parte de la UE.

"Para muchas personas en todo el mundo, sus vidas han quedado paralizadas o se están transformando de una forma que nunca habríamos imaginado. Pero las guerras y la persecución no cesan, y hoy, en todo el mundo, hay personas que siguen huyendo de sus hogares en busca de un lugar seguro", recuerda Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, sobre la crisis del Covid-19.

Impacto de las medidas para personas refugiadas

Por otro lado, Acción contra el Hambre señaló que las medidas de restricción de movimientos que empiezan a decretarse en numerosos países dificultan mucho la provisión de ayuda.

Desde Mindanao (Filipinas), sus responsables indicaron que la población más expuesta al virus “son los miles de desplazados que viven en campos provisionales, que dependen directamente de la ayuda humanitaria para sobrevivir"."Las actuales limitaciones de movimientos están impidiendo su entrega”, explicó Jasper Janderall, jefe de base en Iligan.

Colombia ha decretado esta semana el Estado de Emergencia

Por otro lado, los equipos de Acción contra el Hambre en Colombia, que esta semana ha declarado el Estado de Emergencia con cierre de establecimientos y prohibición de las concentraciones de más de 50 personas, alertaron también del rápido impacto que el cierre de los comedores infantiles tendrá en los niños colombianos que dependían a diario de estos alimentos.

Asimismo, advirtieron de los efectos del cierre de los comedores en zona fronteriza y, de manera especial, sobre su efecto en la seguridad alimentaria de miles de migrantes provenientes de Venezuela.

Racismo y xenofobia con el coronavirus

Josep Borrell, Alto Representante de Exteriores de la UE, ha respondido a esta retórica xenófoba a través de Twitter: "Los virus no tienen nacionalidad y no conocen fronteras. El Covid-19 no es un virus chino como la gripe española no fue española. Todos hacemos frente a una amenaza masiva que requiere cooperación global y una respuesta de todos conjunta", ha apuntado el político español.

Añadir nuevo comentario