Manuela Carmena trolea a Broncano en 'La Resistencia'

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

La exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, visitó el programa de David Broncano. La tercera invitada de la Yaya’s Week entró al trapo de todo y supo cómo responder en 'La Resistencia'.

"Oye, yo a ti cómo te llamo, ¿Deivid, David...? A mí me sale llamarte Deivid, suena como exótico (...) Tú me puedes llamar alcaldita (...) Te dejo que me llames Manoli un ratito, pero luego me llamas Manuelita"

Desde el “no te lo perdonaré jamás” de Cayetana, hasta la pregunta del sexo

El programa de Movistar+ recibió como “la reina de las yayas”Carmena que visitaba a Broncano para presentar su nuevo libro ‘A los que vienen’.

Imagina a Manuela Carmena y Cayetana Álvarez de Toledo sobre el ring, ¿quién golpearía más fuerte? En La Resistencia, sin duda, ha sido Manuela Carmena.

¿Recuerdas este tweet?

Se han hecho hasta canciones con aquel mensaje de la ahora portavoz parlamentaria del PP y su "jamás te lo perdonaré".

Aquel mensaje dio la vuelta a España visibilizando el enfado de muchos padres que se encontraron con unos Reyes Magos 'diferentes' con trajes coloridos. Aquello pasó a la historia pero Manuela Carmena no entró en esa batalla.

No respondió nunca a ese tweet, dejó que pasara el tiempo, y se presentó en 'La Resistencia' con su libro y dos palabras: "te perdono". Una mezcla de ironía, burla, un troleo en toda regla.

Para jugar un poco "a la concordia y el entendimiento", David Broncano le propuso a Manuela Carmena que en la habitual performance del final del programa, la exalcaldesa entrara en "un enfrentamiento que has tenido desde hace un montón de años con una persona que dijo una vez que una cosa que hiciste no te lo iba a perdonar jamás". "¡No fastidies!", respondió Manuela Carmena. Fue escuchar el "no te lo perdonaré jamás" y Manuela Carmena le devolvió el golpe.

"¿Sabes lo que más me dolió a mí de todas las cosas que dijo Cayetana Álvarez de Toledo? Que las magdalenas mías las compraba en un supermercado. Eso me fastidió muchísimo. Fíjate que lo primero que pensé fue, le mando una caja. Y luego dije, 'que se lo ha creído ella con lo buenas que me salen'". ¡Trá, trá!

La madrileña no se anduvo con rodeos durante la pregunta sobre sexo

“Hay que dar una esperanza grande a la gente por lo de la edad. No se vaya a creer la gente que la edad no tiene nada que ver con el sexo. Las cosas pueden ir bien”, empezaba diciendo Carmena.

Broncano le pidió que acotara las fechas: “Puedes contar a partir de 2020”, a lo que Manuela no dudó en responder que “en un espacio así, bien. Tampoco hay que ponerse a dar datos”.

“El mensaje es de esperanza. La vida es fantástica. Mi mensaje es que sí se puede. La edad es una época enorme para la imaginación, la creatividad y todo eso”, terminó diciendo la madrileña.

Sobre la otra gran pregunta, la del dinero Carmena no quiso dar demasiados detalles. “Nada, para ir tirando. Una pensión buena si que tengo, eso sí, porque fui funcionaria grado. Además, con lo de tener dos hijos tienes mejor pensión”, dijo la exalcaldesa de Madrid.

Carmena estuvo amable, divertida y dispuesta, pero para lo que ella quiso

Broncano le pidió que firmara un autógrafo en una de las multas del presentador, ella se la firma y de paso le agradece con que la hubiera pagado. "Nunca hay que pedir a nadie que te quiten las multa, que a mí me lo han pedido".

No se puede negar que fue una entrevista acertada con una Carmena que esquivó todas las balas del humorista. Incluso cuando quiso que entrara en el famoso mote que algunos han dado a al actual alcalde, José Luis Martínez Almeida, Carmena respondió como sólo puede responder el que sabe que con estas cosas no se juega: "Yo a Almeida le llamó José Luis, aunque no todo el mundo le llama así".

La exmagistrada ha repasado también sus años de juventud estudiando en un colegio de monjas francesas: "Era una niña muy religiosa. Hablaba mucho con Dios, pero de pronto un día me di cuenta de que estaba hablando conmigo misma", ha confesado. "Cuando llegué a la universidad, la fe se fue", ha dicho Carmena, que ahora se define como atea.

Durante su visita también ha batido un récord: el de menos tiempo observando el contenido de la caja misteriosa del programa. "Vale, muy bien", ha comentado mientras cerraba la caja apenas cinco segundos después de abrirla.

Añadir nuevo comentario